Advertisement
Advertisement

Las instituciones acuerdan fórmulas para acelerar el proyecto de soterramiento

10 mayo, 2021

Las instituciones buscarán fórmulas para agilizar los plazos, sin comprometerse a dar plazos

El proyecto del soterramiento de Vitoria-Gasteiz sigue sin fecha de inicio de obras. Hoy las instituciones se han reunido para analizar el proyecto, y han acordado avanzar en la redacción de los proyectos constructivos de forma paralela a la tramitación del estudio informativo.

reunion ferrocarrilUna cuestión que acortará los trámites del actual proyecto de soterramiento, que no incluye a Salburua ni Zabalgana. Este lunes la reunión apenas ha aportado datos adicionales que permitan a la sociedad alavesa ver con más claridad la llegada de la alta velocidad soterrada a Vitoria-Gasteiz.

El soterramiento de Vitoria-Gasteiz se ha retrasado en un año de pandemia. Cuando se presentó en 2019, se anunció que las obras estarían concluidas en 2023. Ese plazo no se concluirá, ya que las obras durarán 36 meses (tres años) y antes es necesario realizar todos los proyectos, así como acordar la financiación necesaria.

Todas las instituciones han optado por buscar fórmulas que permitan “agilizar los trámites y avanzar” en esta infraestructura necesaria para la llegada del tren de alta velocidad a Euskadi en las mejores condiciones. El alcalde ha insistido en la necesidad de agilizar los trámites.

El estudio de impacto medioambiental en el que se encuentran ahora tanto el proyecto del soterramiento del ferrocarril en Vitoria-Gasteiz como el del nudo de Arkaute es un procedimiento “complejo, que cuenta con más de 11.000 alegaciones que el Ministerio para la Transición Ecológica debe resolver”, asegura el consejero Arriola: “Es un proceso largo pero fundamental, -ha añadido- más si cabe en una obra con el contexto y las características de Vitoria-Gasteiz, que requiere de una actuación garantista y diligente con el medio ambiente”.

Debate municipal

El debate sobre la financiación del soterramiento sigue en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. El alcalde, Gorka Urtaran, aseguró que la capital alavesa podía pagar los 100 millones de euros que le corresponden. Para ello, Urtaran propuso dos maneras: endeudarse pidiendo un crédito o vender los terrenos dónde se podrían construir unas 1.500 viviendas.

Sobre la construcción de viviendas, el gobierno de Urtaran defiende que "la apuesta es trabajar con la ciudad hacia dentro. Algo habrá que hacer con los espacios que quedan libres y es necesario trabajar esos espacios". Aún así, la concejala de Territorio y Acción por el clima, Ana Oregi, ha confirmado que trabajarán "cuando tengan la propuesta definitiva del gobierno español sobre el soterramiento del tren".

Para Elkarrekin Podemos este proyecto "choca con el Plan General de Ordenación Urbana". Por ello, desde el grupo político se oponen "al ladrillazo hecho en otras épocas". Por su parte, el Partido Popular exige "un cronograma del proyecto y una reunión para conocer ese planteamiento".