Las inundaciones de enero provocaron daños por 2,5 millones en caminos rurales

28 febrero, 2013

La Diputación Foral de Álava va a invertir 500.000 para posibilitar el acceso a los caminos rurales que han quedado impracticables tras las inundaciones de los meses de enero y febrero causadas por las lluvias torrenciales y nevadas, unidas al deshielo y la apertura de las compuertas del embalse de Ullibarri-Gamboa. Se trata, según Borja […]

20130228-124647.jpgLa Diputación Foral de Álava va a invertir 500.000 para posibilitar el acceso a los caminos rurales que han quedado impracticables tras las inundaciones de los meses de enero y febrero causadas por las lluvias torrenciales y nevadas, unidas al deshielo y la apertura de las compuertas del embalse de Ullibarri-Gamboa.

Se trata, según Borja Monje, “de una primera actuación de urgencia para posibilitar a los agricultores el acceso a sus fincas”. Para ello, ha recordado, “en la próxima convocatoria de ayudas –subvencionadas al 60% por la Diputación–, tendrán prioridad los municipios y Juntas Administrativas cuya red de caminos se haya visto afectada por las inundaciones”. El dinero aportado por la Diputación alavesa “posibilitará un volumen de obra cercano a 900.000 euros”.

Según las estimaciones de los técnicos del Departamento de Agricultura, los daños en caminos rurales en el Territorio Histórico de Álava ascienden a 2,5 millones de euros. En ese sentido, Borja Monje ha subrayado que “se han clasificado las actuaciones por orden de importancia, y es prioritario actuar en 23 de las 62 Entidades Locales afectadas, ya que sus caminos están impracticables o suponen un riesgo para los usuarios”. Para su arreglo completo, la Diputación ha instado al Gobierno Vasco para que active el Fondo de Catástrofes.

Respecto a las zonas de cultivo afectadas por las últimas inundaciones, los técnicos del Departamento de Agricultura siguen evaluando la situación especialmente en los municipios de Arrazua-Ubarrundia, Vitoria-Gasteiz e Iruña de Oca, y sobre todo, en las zonas aledañas al cauce del río Zadorra y las inmediaciones de los arroyos Errekaleor y Santo Tomás.