Advertisement
Advertisement

Las quedadas de adolescentes se repiten en Ibaiondo

22 noviembre, 2020

Vecinos de Plaza Zumaia denuncian la reuniones de menores los fines de semana en las calles, en algunos casos atraídos por posibles peleas

Las aglomeraciones de adolescentes se han sucedido de nuevo este viernes y sábado en Ibaiondo-Lakuabizkarra. Grupos de menores que, en algunos casos, quedan por llamamientos a través de la redes sociales. En algunos casos las reuniones tienen su origen en peleas puntuales, y esta es la mayor preocupación del vecindario.

Pero la mayoría buscan juntarse en una zona concreta de Vitoria para socializar, pese a las restricciones sanitarias. Y es que las alternativas de ocio para los adolescentes son casi nulas ahora mismo, sin posibilidad de hacer deporte ni acudir a otros lugares de esparcimiento.

El cierre de bares ‘ha vaciado’ además de adultos algunas plazas, y los adolescentes son casi los únicos que están allí las tardes del viernes y sábado.

Los menores son vecinos del barrio, pero también llegan de otras zonas de Vitoria-Gasteiz. Los grupos se ven en el entorno de Plaza de Zumaia, en Plaza de Cataluña o en las fuentes ubicadas junto al edificio de la Seguridad Social.

Quedadas Vitoria adolescentes peleas Lakua

Pincha para ver el vídeo

Cuando llega la Policía los menores huyen, lo que supone un pequeño divertimento

Este fin de semana Policía Local aumentó la vigilancia en la zona y sancionó a 45 personas, según Cadena Ser. Los agentes dispersaron a las personas allí presentes en la tarde del viernes y el sábado. Apenas tuvieron que intervenir: la simple presencia de los agentes provocó la huida de muchos de los jóvenes, aunque se volvieron a juntar en otras zonas. Es una especie de juego del gato y el ratón, que los menores encuentran divertido.

Peleas

Los jóvenes, que no tienen ahora mismo apenas alternativa de ocio, se reúnen y se agolpan en grupos muy numerosos, superando los límites de seis personas. Pasean por las calles de la zona e, incluso, se retan en peleas. Peleas que atraen a su alrededor a más jóvenes, que miran la escena sin participar. En realidad a menudo hay avisos de peleas que finalmente no llegan a celebrarse. Es más una curiosidad y una expectación que las peleas en sí.

El vecindario lleva semanas criticando esta situación y analizan cómo acabar con estas concentraciones, especialmente con las quedadas para pegarse cuando se dan.

El alcalde Gorka Urtaran ha mostrado su preocupación por estas quedadas. Y ha advertido además de que endurecerá las medidas.