Las Urgencias de Txagorritxu protestarán a diario para exigir soluciones al colapso

24 febrero, 2024

La plantilla de OSI Araba anuncia concentraciones diarias para que se tomen medidas contra el colapso existente en el servicio de urgencias

La plantilla de Urgencias dice basta. Las numerosas denuncias por colapso y falta de personal han colmado la paciencia. La Junta de Personal de OSI Araba (el comité de empresa) ha anunciado que la plantilla ha organizado concentraciones diarias desde el próximo lunes 26 de febrero, de 7:30 a 8:15. Concentraciones que se repetirán a diario de lunes a viernes en la puerta principal del Hospital Txagorritxu.

Profesionales de todas las categorías de la Urgencia Txagorritxu toman esta decisión para exigir "un modelo de trabajo seguro y de calidad, con el que prestar una atención adecuada a todos los usuarios". Ponen el foco en la seguridad del paciente, el colapso del servicio y el poco personal existente.

Las denuncias sobre la situación de Urgencias son algo reiterado desde que se cerró la atención al público de Santiago y se trasladaron servicios como neurología. Desde ese momento las críticas fueron en aumento por la falta de personal.

En realidad, el problema inicial tiene que ver, según ESK, con la falta de personal suficiente en la Atención Primaria, denuncian los sindicatos: "El déficit de profesionales en la Atención Primaria, con las agendas llenas día tras día, hace que la Urgencia se sature. Si alguien ha tenido que acudir a las urgencias de Txagorritxu ha tenido que vivir, por lo general, varias horas de espera", explica ESK.

Las Urgencias de Txagorritxu y el PAC de Olaguibel sufren la falta de personal y las derivaciones de los centros de salud

Y es que Txagorritxu se ha convertido, junto al PAC de Olaguibel, en el único punto de atención para las cuestiones urgentes. El cierre del PAC de San Martín primero y el de Santiago después han reducido de 4 a dos los puntos de atención. Una reorganización que Osakidetza justifica para mejorar la atención a los pacientes, pero que no ha impedido las saturaciones en momentos puntuales de uno y otro servicio.

La situación ha empeorado además en noviembre. En esa fecha se produjo el traslado de neurología y otras especialidades, lo que "ha aumentado de forma importante la demanda asistencial". Osakidetza, sin embargo, niega que haya una relación entre el traslado de noviembre y el aumento de la carga de trabajo. Y asegura que el número de atenciones no ha aumentado de forma importante.

Desde Osakidetza sí reconocen que hay 20 camas disponibles en el área de observación que nunca se han utilizado porque no hay personal suficiente para atenderlos.

12 de diciembre, el momento crítico

El 12 de diciembre el colapso total de las Urgencias de Txagorritxu marcó el punto de inflexión. Hasta ese momento desde Osakidetza se había restado importancia a las largas esperas que se producían tanto antes como después del primer cribado. El 18 de diciembre el director de OSI Araba reconoció que faltaban 20 personas en Urgencias.

Desde esa fecha Osakidetza reconoció que faltaban profesionales para atender a todos los pacientes que llegaban hasta Txagorritxu. pero el colapso ha seguido con el comienzo de 2024. Y los sanitarios alertaban a comienzos de enero: "No ha dejado de colapsarse el servicio. No ha habido un respiro. Está siendo duro", admiten. El cansancio y hartazgo cunde entre la plantilla, que advierte: "No se puede asumir esta carga de trabajo porque va a terminar pasando algo grave".

El 24 de enero los sindicatos denunciaron un nuevo traslado de las Urgencias de Santiago a las de Txagorritxu.