Las vacaciones de los europeos y el engaño de las diputaciones colapsan las carreteras alavesas

30 julio, 2016

El trayecto por la AP1, la A1 y la N1 acumula más de 17 kilómetros de retenciones

El caos está presente un año más en las carreteras alavesas, provocado en parte por la estafa en la señalización de Gipuzkoa y Álava para hacer rentable la AP1. Miles y miles de europeos cruzan la península estos días y muchos lo hacen por la A1.

Este sábado se han registrado hasta 7 kilómetros de retenciones en la AP1 en el peaje de Etxabarri Ibiña y otros tantos en la A1 en el peaje de Armiñón.  

Además en la N622, en el enlace con la circunvalación, ha habido hasta 3 kilómetros de tráfico lento. También ha habido retenciones en la A-1 y en Miranda. La mayor parte del tráfico son turistas franceses y del resto de Europa, que están generando un embotellamiento tanto a la salida de Etxabarri como  posteriormente en la entrada a la autopista.

  • Engaño

Unos atascos que se producen sobre todo con los conductores franceses y del resto del Europa que se guían por las señales que les dicen que, para llegar desde San Sebastián hasta la meseta, sólo pueden hacerlo por la AP1

De esta forma el puerto de Etxegarate resulta hoy una carretera totalmente tranquila y quienes lo conocen optan por ir de Donosti a Vitoria por ahí. Pero los que están de paso sólo ven la señal a la AP1.

Un engaño o estafa que se repite desde hace años, que sólo busca recaudar y que desemboca en el embudo final junto al Centro Comercial Gorbeia. Y es que la Llanada no está preparada para absorber todo el tráfico que pasa el peaje de Etxabarri Ibiña. Pero eso a Álava y Gipuzkoa no le importa: el embudo ya está creado y los conductores ya han pasado por caja.

  • Caos en Armiñón

En Armiñón también se ha repetido hoy el caos y la Ertzaintza ha tenido que desviar parte del tráfico hacia Miranda a través de la N1, con el objetivo de que los embotellamientos no lleguasen hasta los túneles de Lapuebla. 

El peaje es incapaz de absorber tanto tráfico y por ello muchos de los conductores accedían a la AP1 y AP68 desde el peaje de Miranda de Ebro.

Pese a que hace apenas una década que se reformó este acceso a la autopista, su estructura impide absorber todo el tráfico. El acceso hasta el peaje se hace con un solo carril, para pasar a dos carriles tras el peaje.

Cámara en Ribabellosa

Etxabarri Ibiña en directo

  • Soluciones en la AP1

Una media de 150 y 180 vehículos a la hora entran y salen de la AP-1 a través del peaje de Etxabarri Ibiña. Unas cifras que hacen inviable la Eibar-Vitoria, una autopista pagada por las diputaciones de Gipuzkoa y Bizkaia y que generó enormes sobrecostes en su construcción. Estas cifras crecen en verano y llegan a alcanzar los 1.300 y 1.600 vehículos la hora, respectivamente.

En Vitoria-Gasteiz se ha cerrado el acceso a la circunvalación hacia Madrid desde Portal de Foronda y se ha aumentado el personal en los peajes.