¿Por qué no están limpias las calles de Vitoria?

7 marzo, 2023

El absentismo del personal de limpieza y el mal estado de las barredoras dificultan la limpieza, según el concejal de Limpieza

La limpieza en Vitoria-Gasteiz no resplandece. Las quejas por la suciedad en las calles de la ciudad crecen en las reuniones vecinales y en el buzón ciudadano. Y el Ayuntamiento es consciente. No solo eso, sino que sabe los motivos.

O, al menos, los que les ha transmitido Cepsa Onaindia, la UTE que presta el servicio actualmente. El primero sería el estado de las máquinas barredoras, que no es el más adecuado para abrillantar la ciudad. "No están en el estado que sería deseable", ha reconocido César Fernández de Landa.

Averías y absentismo

limpieza vitoria

El concejal de Planificación y Gestión Ambiental ha desvelado que "caen demasiadas veces en pequeñas averías". "Se ha actuado y tratado de buscar una solución con un plan de reforma más profundo de lo que hay", ha añadido, aunque sin entrar en detalles.

El segundo motivo habría que buscarlo en el absentismo laboral de la plantilla. En los últimos meses "supera el 31%". Es decir, casi una de cada tres personas no acude a trabajar. Y eso implica que no haya personal con la cualificación suficiente para manejar esas barredoras.

"Especialmente los fines de semana puede haber un problema con este asunto", ha confirmado el edil del PNV. Fernández de Landa ha respondido así a las preguntas de Alfredo Iturricha sobre la falta de limpieza en la ciudad y el incremento de quejas al respecto. "Los vecinos están hartos y dicen que la ciudad está sucia", ha lanzado el popular.

El concejal jeltzale ha achacado la responsabilidad de lo que ocurre a la empresa que cubre este servicio. "Y, cuando haya que abonarlo, así se le va a exigir. Se pagará solo por los servicios prestados. Pero como ocurre en otros contratos similares", ha advertido.

Quejas de la plantilla

Lo cierto es que las quejas por la falta de limpieza no son nuevas. Empezando por la propia plantilla, que en más de una ocasión ha advertido sobre la "deficitaria" calidad del servicio. Los trabajadores han asegurado que tienen que realizar su labor "sin contar con los medios materiales y personales necesarios". Ello les obliga a realizar la limpieza y recogida de residuos "con equipos que no son los adecuados ni los contratados por el Ayuntamiento".

Y ponían como ejemplo, precisamente, las barredoras. O más bien su falta. Por lo que la limpieza se hace manualmente. "No se pueden realizar los recorridos completos y lo que se hace no cuenta con la calidad que debería", advertían.