Así son las líneas de alta tensión que Forestalia planea en Álava

10 noviembre, 2021

Cada vez son más los municipios y asociaciones que rechazan estos proyectos de Forestalia

Forestalia traerá a Álava la energía que genera en Aragón, para descargarla en Vitoria-Gasteiz. Para ello, ha planeado construir líneas de alta tensión que crucen varias provincias hasta llegar a Álava, y concretamente a Vitoria-Gasteiz. A esto se le une un nudo de, aproximadamente, 3 kilómetros, que llevaría energía desde Berantevilla hasta la subestación de Miranda de Ebro.

Estas líneas entrarán a Álava por Asparrena y por Labastida. La primera de ellas cruzará la llanada, y la segunda, llegará a Vitoria-Gasteiz desde el sur. Cabe recordar que por la Llanada Alavesa circula ya una de las principales autopistas energéticas, que conecta con Francia y con el resto del sistema ibérico.

A continuación, detallamos donde pretende Forestalia instalar las líneas de alta tensión de Álava.

Nuevas líneas de alta tensión en Álava

Proyecto Kyoko

Esta primera línea de evacuación por Álava, entraría por Asparrena (con 15 torres) tras cruzar Navarra de este a oeste. Además, recorrería los municipios de San Millán (16 torres), Agurain (13), Iruraiz-Gauna (18), Barrundia (7), Elburgo (14), Arrazua-Ubarrundia (2) y Vitoria-Gasteiz (7).

Esta línea de alta tensión evacuaría la electricidad del parque eólico 'Kyoko' en la subestación de Arzubiaga, tras 178 km de recorrido. En total, se instalarían 92 torretas de hasta 72 metros de altura por todo el recorrido por la llanada. Este recorrido terminaría en la subestación denominada 'Set Promotores Vitoria'.

Descarga el documento para ver el plano con más detalle.

Proyecto Tara-Umiko

Esta línea de alta tensión llegaría a Álava por Labastida (19), y recorrería los municipios de Zambrana (5), Berantevilla (10), Armiñón (12), Condado de Treviño (8), La Puebla de Arganzon (12), Iruña de Oca (12) y Vitoria-Gasteiz (5). Todas las torretas tendrían entre 44 y 64 metros de altura.

Su inicio estaría en Tauste (Zaragoza) y evacuaría la energía en la subestación de Júndiz. Esta línea tendría 2.358MW de capacidad máxima, muy por encima de lo que se generaría.

Descarga el documento para ver el plano con más detalle.

Otro nudo de 3 kilómetros entre esta segunda línea y la subestación de Miranda también afectaría a Álava

Este segundo proyecto también tendría otra afección en Álava. Se trata de un nudo que uniría Miranda de Ebro con Berantevilla, pasando por Armiñón y Ribera Baja. Este nudo tendría una longitud de casi 3 kilómetros e incorporaría 9 torres.

Además, este tramo de línea de alta tensión afectaría a la ZEC Río Zadorra, ya que lo cruzaría durante más de medio kilómetro. Se trata de una zona importante para varias especies como el ave avión zapador, que tiene en este espacio su plan de gestión de especies.

Forestalia ha decidido que este nudo se realice a través de otro proyecto. Sin embargo, a efectos prácticos, puede considerarse una ampliación de lo que es el Proyecto Tara-Umiko, al tratarse de, tan solo 3 kilómetros de recorrido.

Fraude de ley

Lurra ha acusado a Forestalia de fraude de ley. Según la asociación ecologista, "se estarían tramitando como líneas de evacuación auténticas líneas de transporte". Esto va en contra de la Ley 24/2013 del Sector Eléctrico. Una ley que designa a Red Eléctrica de España S.A. como "transportista único desarrollando la actividad en régimen de exclusividad.

torre alta tension

"No podemos dejar que Forestalia sacrifique en el altar de las energías renovables nuestros activo más preciado, el territorio alavés", afirman desde Lurra. Una asociación que, recuerda, que esta empresa está financiada por fondos buitres como el GIC Singapur o el CIP Copenhague.

"Bajo el manto de la 'energía verde' se esconde una gigantesca burbuja de renovables con inflación de precios y especulación. Demasiadas similitudes con la crisis de 2008 como para no pensar que se otea en el horizonte una nueva crisis, que no pagarán las eléctricas con sus multimillonarios beneficios", finalizan.

Cada vez más rechazo a la alta tensión en Álava

Cada vez son más los municipios que rechazan estos proyectosBarrundia y Asparrena han sido el último en unirse a esta lista. Una lista a la que se añaden, también, Agurain e Iruraiz-Gauna.

"Es inadmisible que, en nombre de la energía verde, una empresa privada transporte la energía generada por unas centrales eólicas atravesando tres comunidades autónomas a lo largo de 200 kilómetros sin un análisis de alternativas", aseguran sus alcalde, Igor Medina y Txelo Auzmendi. Además, denuncian que este proyecto "abre una puerta la privatización del transporte de la energía, hasta ahora, en manos de Red Eléctrica de España".

Forestalia también prepara proyectos del mismo tipo con final en Cataluña

Estos no son los únicos proyectos del mismo tipo que Forestalia quiere llevar a cabo. La empresa también pretende construir otra línea de alta tensión entre la localidad de Valmuel (Teruel) y Begues (Barcelona). Una línea de más de 180 kilómetros que llevaría la energía desde Aragón a la subestación de Begues. Sin embargo, este proyecto también se ha encontrado con un gran rechazo de las instituciones catalanas.