Los agricultores vascos apuestan por las nueces

17 febrero, 2022

Solo el 20% de los frutos secos que se consumen en Euskadi son locales

Cada persona consumió alrededor de 4 kilos de frutos secos en 2020, de los que uno fueron nueces. Además, este consumo aumenta un 5% cada año. Sin embargo, la producción de nueces en Euskadi está por debajo de la demanda. Solo se produce el 20% de lo que se consume, lo que abre una puerta a su producción y comercialización.

Por ello, el pasado miércoles se celebro la jornada informativa “Euskadi, oportunidad para los frutos secos”, a la que acudieron una treintena de agricultores interesados en las posibilidades que ofrece la implantación de nogales.

nogal-euskadi

Durante el evento visitaron la parcela de nogales de los hermanos Gregorio y Javier Torre en Armiñón. Aquí conocieron cómo está siendo la adaptación de los nogales, qué variedades son las cultivadas y las que mejor rendimiento están ofreciendo, así como la rentabilidad que puede proporcionar el cultivo de estos frutales.

Tras la visita guiada, hubo una sesión formativa sobre poda de nogales, desde las diferentes técnicas que se pueden emplear hasta el mejor momento para realizarla. Esta sesión se realizó en la finca de ensayo de NEIKER y ADR Añana, un el centro tecnológico que está estudiando la viabilidad técnica de las variedades seleccionadas, el potencial agroclimático de la zona y su crecimiento, además de la rentabilidad de la implantación de frutales de cáscara con el objetivo de promover la entrada en producción de estos frutales en Álava.

Euskadi apuesta por el fruto seco

Euskadi cuenta actualmente con alrededor de 200 hectáreas dedicadas a la plantación de cultivos de frutales secos como nogales, almendros y avellanos, pero son prácticamente para autoconsumo y la posibilidad de comercialización aún es baja aunque tiene un alto potencial para su producción y futura comercialización. En Euskadi harían falta 400 hectáreas más de frutales de cáscara para responder a la demanda actual de frutos secos.

En los últimos tiempos, a estos ensayos de viabilidad técnica y económica en la finca de NEIKER y ADR Añana se suman otras iniciativas privadas. Los hermanos Torres están trabajando en un centro de procesado de los frutales de cáscara que permitirá secar, pelar, calibrar y embolsar los frutos cosechados y contribuirá a que el mercado local disponga de frutos secos de cercanía.