Los dos montañeros vitorianos explican en primera persona su estancia en Nepal

| 5 mayo, 2015

Aitor González y Patxi Peña han relatado cómo consiguieron regresar a España

Langtang arrasado tras la avalancha.

Langtang arrasado tras la avalancha.

Aitor González y Patxi Peña han remitido a Gasteiz Hoy un comunicado, en el que explican en primera persona su estancia en Nepal. Reproducimos íntegramente el texto, tal y como ellos lo han solicitado:

“Este comunicado pretende trasladar los acontecimientos vividos en el Valle de Langtang (Nepal) desde el 25 de abril, día del terremoto, hasta el sábado 2 de mayo, en que hemos llegado a Vitoria-Gasteiz. Con el pretendemos únicamente contar lo que realmente ha pasado en Langtang. La magnitud de la tragedia y los momentos vividos no pueden relatarse en pocas palabras ni pueden cobrar cuerpo en una nota de prensa, pero quizá contribuyan a aclarar la información sobre el seísmo y favorezcan una reflexión profunda y constructiva sobre la importancia de la gestión de situaciones como esta.

El sábado 25 de abril de 2015 nos encontrábamos realizando el conocido trekking del Langtang, una actividad al alcance de cualquiera que desease conocer esta hermosa zona del Himalaya, que no requiere de las exigencias alpinísticas que presentan los cercanos ochomiles del Everest, por lo que ciertas opiniones vertidas en algún blog sobre los riesgos que deben asumir los montañeros, en este caso, sencillamente, no proceden. El trekking de Langtang era uno de los activos turísticos más importantes para la economía nepalí de la zona.

Salimos del pueblo de Langtang (3.430m) a las 7.30 de la mañana, en dirección a Kianjin Gumba (3.830m), a donde llegamos en torno a las 10. Nos dirigimos a uno de los lodges del pueblo para pedir habitación. Subimos y comenzamos a preparar la mochila para salir inmediatamente hacia el pico Kyanjin Ri (4.773 m), una de las opciones que ofrecía la ruta. En ese momento, en torno a las 11.30, comenzamos a notar un gran temblor que va cada vez a más, empiezan a caerse las paredes y techos de la habitación sobre nosotros. Escapamos corriendo escaleras abajo hacia el exterior, donde nos encontramos con el resto de gente del lodge que momentos antes estaba en la cocina.

Rescate de algunos supervivientes.

Rescate de algunos supervivientes.

El temblor duró un minuto y medio aproximadamente. Medio minuto más tarde, una vez cesa, vemos aproximarse hacia Kianjin Gumba una inmensa nube blanca procedente de lo alto de las montañas, a gran velocidad y con una fuerza descomunal. Sin protección alguna ante semejante avalancha de hielo, nieve y piedras —que iba oscureciéndolo todo a su paso, como si estuviese haciéndose de noche— permanecimos frente al lodge. Rápidamente se nos vino encima, tirándonos al suelo con gran violencia y cubriéndonos de blanco por completo, mientras todo tipo de materiales volaron de las casas durante un minuto eterno.

Una vez finalizada la avalancha nos encontramos ante un panorama desolador. La mayoría de los lodges destrozados, sin techos y con las paredes derruidas, muertos entre los escombros y la mayoría de la gente habiéndolo perdido todo. Intentamos recuperar parte de nuestras pertenencias y salimos rápidamente hacia el pueblo de Langtang para pedir ayuda, creyendo que la catástrofe solo afectaba a Kianjin Gumba, al ser el pueblo más alto del trekking. Partimos hacia abajo seis personas, entre las cuales se encontraban un porter nepalí y dos chicas canadienses que se habían quedado sin nada y a las que les dimos parte de nuestra ropa y calzado. Nada más llegar a Langtang comprobamos la gravedad de la situación, mucho mayor que en Kianjin Gumba.

El pueblo había sido arrasado por completo por la avalancha posterior al terremoto, en la que una ladera se desplomó por completo, impactando su onda expansiva en la contigua y barriéndolo todo a su paso. De unas 250 personas que se encontraban en él —el día anterior había sido fiesta y hubo celebraciones en el monasterio— quedan 20 supervivientes. Intentamos seguir bajando hacia Shyaprubesi, punto de inicio del trekkinng, pero rápidamente vemos que es imposible porque la avalancha lo ha tapado todo.

Nos instalamos en el lugar que creemos más seguro, el único lodge no derruido por completo, en una colina en lo alto de Langtang. Allí nos reunimos unas 150 personas entre occidentales y nepalíes, todos procedentes de Kianjin Gumba y Langtang.

La situación es dramática, hay heridos graves que deben ser urgentemente evacuados, sacamos a una chica con la cara desfigurada. No hay ni comida ni agua. La noche se nos va echando encima y nos instalamos como podemos, sin cobijo alguno, salvo las paredes de ese lodge. Llueve durante toda la noche, continúan las réplicas del terremoto.
El domingo 26, a lo largo de la mañana, aparece un helicóptero militar con seis ocupantes y provisto de medicinas. Evacúa a unas quince personas. No traen ni comida ni agua, cuatro militares se quedan con nosotros a pasar la noche.

Restos del único lodge que quedó en Langtang.

Restos del único lodge que quedó en Langtang.

El lunes 27 un grupo de occidentales nos organizamos para bajar a Lantang en busca de algo de comida y ropa, la subimos al punto de supervivencia. Encontramos un lugar junto a las paredes de la montaña por donde cae un reguero de agua de donde podemos llenar un bidón de 25 litros que transportamos a la zona de nuestro refugio, a una media hora caminando. Durante el lunes un helicóptero evacúa a quince personas, trasladando entre ellas a una alemana que lleva una lista con los nombres de todos los supervivientes que estamos allí. Esa es la lista que ha sido publicada en internet, a través de las redes sociales, y por las que las familias empiezan a saber de nosotros. Al atardecer viene un helicóptero militar nepalí, recoge las medicinas y se lleva a los militares que estaban con nosotros sin evacuar a ningún herido y dejándonos allí.

Nos quedamos solos, sin ayuda exterior afrontamos la tercera noche. El martes 28 aparece un helicóptero israelita con una persona de rescate que evalúa la situación, 80 occidentales y 15 nepalíes. Muy poca comida, sin ropa de abrigo y a 3.500 m de altura. El rescatador pasa la noche, en la que no cesa de llover, con nosotros, intentando gestionar la evacuación con la mayor urgencia posible.

El miércoles 29, cinco días después del terremoto, el helicóptero militar inicia el rescate a las 10 de la mañana, en grupos de 20 personas y por trayectos entre Langtang-Ghodatabela-Dhunche (1960 m), desalojando todo el Valle de Langtang salvo a algunos nepalíes que deciden permanecer en sus lodges de Kianjin Gumba (3.830m).

Somos trasladados a la base militar de Dhunche, donde no hay suministros. Las embajadas danesa, noruega y sueca ya han tramitado el traslado de sus nacionales, que ese mismo día y gracias a la celeridad de sus gobiernos son evacuados a Kathmandú en helicóptero.

Nosotros contactamos inmediatamente con el consulado español en Nepal, dando nuestros datos y comunicando la situación y el amplio número de españoles que allí nos encontramos. Posteriormente hablamos con la familia. Pasamos la noche en el suelo en unos plásticos facilitados a modo de campamento.

El jueves 30 de abril volvemos a llamar, en dos ocasiones, al consulado. Para nuestra sorpresa vuelven a pedirnos nombres, datos y situación. Ese mismo día las embajadas de Francia y Bélgica evacuan a sus nacionales a Kathmandú. Continúan produciéndose réplicas, lo que, unido a la impracticabilidad de las carreteras, completamente cortadas entre Dhunche y Kathmandú, impide una evacuación por tierra. Salir andando de Dhunche es muy peligroso, de hecho tenemos constancia del fallecimiento de una chica que lo intentó. Mientas tratamos de llamar la atención del consulado, seguimos hablando con nuestras familias, que intentan, sin éxito, tramitar con la embajada nuestra evacuación de Dhunche y, paralelamente, comienzan las gestiones con el seguro de montaña de la Federación Vasca.

Kianjin Gumba cubierto después del alud.

Kianjin Gumba cubierto después del alud.

El viernes 1 de mayo nuestros allegados, ante la inactividad reinante, y dada la precariedad en la que nos encontramos, nos comunican que un helicóptero gestionado por la familia nos trasladará de Dhunche a Trisuli, primera localidad circulable hasta Kathmandú. A las 10.30 de la mañana nos recoge un helicóptero que en 30 minutos nos deja en Trisuli. No hay desde allí posibilidad de transporte a Kathmandú, pero un grupo de israelitas nos acogen amablemente en un autobús privado que se dirige a su campamento de Kathmandú. Son las 14.00 h, ese día teníamos previsto el regreso en vuelo comercial a las 21.00, por lo que rápidamente, y ante la perspectiva de quedarnos atrapados en Kathmandú, nos dirigimos desde el campamento al aeropuerto. El sábado 2 de mayo llegamos a Vitoria-Gasteiz.

La noticia, sin duda, está en el terrible terremoto que ha dejado más de 7.000 muertos, miles de heridos y desplazados, y así queremos recordarlo. Pero la tragedia, aunque de distintas dimensiones y ya no mediática, también está aquí, en las familias de los muertos y desaparecidos que no verán llegar a sus seres queridos. Ahora se abrirá un periodo duro para ellos y también, en mucha menor medida, para quienes hemos regresado. La sensación de desprotección, de impotencia, de falta de interlocutor institucional e información que muchos hemos experimentado, jugará sin duda un papel relevante en el duelo que se abre. Esperamos que esta nota de prensa informe e invite, de modo constructivo, a una profunda reflexión sobre la gestión de los acontecimientos.

Queremos agradecer a todos los medios de comunicación la cobertura informativa de nuestra situación y, muy especialmente, a nuestras familias, amigos, a la gente de la Federación Alavesa de Montaña y a todas aquellas personas que han colaborado en nuestro regreso a casa; así como destacar y agradecer la incansable gestión de información que a través de la “Plataforma de familiares de españoles afectados por el terremoto en Nepal” y “Langtang missing/found people”, se ha realizado. Redes humanas que han sido, no solo tremendamente efectivas, sino un gran apoyo para muchas familias y amigos de afectados a los que trasladamos nuestro cariño, especialmente a las familias de los siete españoles aún hoy desaparecidos en el Valle de Langtang.

Asímismo, nos gustaría recordar en este texto a todas las personas que han estado en Langtang durante estos largos cinco días, tratando de sobrevivir en una situación francamente dura, en la que hemos comprobado que la solidaridad prevalece ante la devastación, ocupando el lugar de una protección que no ha llegado de la mejor manera posible.

Aitor González Pérez y Patxi Peña Sagastuy
Vitoria-Gasteiz, 4 de mayo de 2015″


19 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Dnk dice:

    Millares de personas necesitadas de ayuda tras el terremoto de Nepal corren el riesgo de tener que arreglárselas por sí solas en medio de preocupantes signos de discriminación por motivos de género, casta y etnia, que inhibe las iniciativas de asistencia humanitaria, ha manifestado Amnistía Internacional en un informe publicado hoy. La organización insta a las autoridades y a la comunidad internacional a garantizar que los derechos humanos son parte esencial de la respuesta al terremoto.
    “El devastador terremoto que asoló Nepal ha matado a miles de personas y dejado a centenares de miles más en una situación de necesidad urgente de ayuda humanitaria –ha señalado Richard Bennett, director del Programa de Amnistía Internacional para Asia y Oceanía–. Los agentes nepalíes e internacionales, incluida la sociedad civil, han dado una heroica respuesta a esta crisis humanitaria, pero se están gestando una serie de problemas graves que es preciso abordar con urgencia.”
    “Es esencial aplicar a la respuesta al desastre un enfoque acorde con los derechos humanos a fin de que no se vean menoscabadas en Nepal las garantías de igualdad, justicia y rendición de cuentas mientras el país se esfuerza por recuperarse de la devastación.”
    Una delegación de Amnistía Internacional que visitó Nepal tras el terremoto del 25 de abril comprobó que los grupos que suelen ser objeto de trato discriminatorio en el país, como las mujeres que son cabeza de familia, los dalit, los pueblos indígenas o las personas con discapacidad, encontraban crecientes dificultades para acceder a la ayuda que necesitaban recibir con urgencia.
    “En algunas comunidades, las personas supervivientes contaban que la ayuda humanitaria estaba manipulada políticamente –ha añadido Richard Bennett–. Quienes tienen ‘músculo’ –conexiones políticas–, acaban reclamando para sí los suministros destinados a toda la población, que tan desesperadamente los necesita. Todos los agentes que participan en las iniciativas de socorro y reconstrucción deben garantizar que se respetan plenamente los principios de derechos humanos”.
    La protección y el respeto de los derechos humanos se han visto gravemente menoscabados por el clima político inestable de Nepal, que ha generado un vacío de gobernanza a nivel local. Persiste la impunidad de presuntos graves abusos contra los derechos humanos, entre ellos las desapariciones forzadas, rasgo distintivo del conflicto armado que asoló el país durante un decenio, hasta 2006, así como los arraigados problemas de discriminación y exclusión social que afectan a grandes segmentos de la sociedad nepalí.
    Amnistía Internacional ha prevenido, además, al gobierno y al ejército nepalíes contra la tendencia a hacer política a costa de las iniciativas de socorro. A principios de mayo, las autoridades de Nepal negaron el acceso a tres helicópteros Chinook británicos que iban a utilizarse en la distribución de ayuda humanitaria, pese a que muchas poblaciones afectadas sólo eran accesibles por aire.
    Aunque la información publicada en los medios de comunicación indica que también se han rechazado aviones de otros países, fuentes diplomáticas han confirmado que, al menos en parte, la negativa de Nepal se debió al resentimiento del ejército con el gobierno británico por el hecho de que se esté procesando en Reino Unido al coronel Kumar Lama, militar nepalí acusado de torturas cometidas durante la guerra civil del país (1996-2006).
    “Con arreglo al derecho internacional, Nepal tiene el deber de garantizar que la ayuda humanitaria llega quienes la necesitan, con independencia de cuál sea su origen. Hacer política con la vida de las personas es lamentable”, ha afirmado Richard Bennett.

  2. Dnk dice:

    Hola Namaste !,
    Vivimos en kathmandu Nepal desde hace 4 años , despues de mas de 10 años de viajes por asia nos instalamos aqui por varios motivos ,
    Nepal es un pais que funciona por castas , que tiene una gran trauma de su revolucion fallida con su guerra civil incluida , no hace tanto 2006 …. Con esto que quiero dejar claro que Nepal vive del turismo necesita el turismo para que los sr que gobiernan y manejan este pais se corten un poquito aunque sea por vergunza hacia el resto del mundo , si la gente no viniera , si las espediciones no se realizaran y los trekings no los visitaran mas del 80% de la poblacion Nepali se moriria de hambre , eso por no. Contar todos los jovenes que mueren en qatar construllendo estadios de futbol para disfrute del mundo a modo de esclavos por 400$ al mes …..
    Respecto a los montañeros nos alegramos que esteis a salvo pues lantang fue y es un horror sentimos muchisimo todas las vidas que se perdieron …
    Y para el que no lo sepa Viajar no es colonizar entiendo que en nuestro pais hay mucho resquemor hacia la gente que hace cosas interesantes en su vidas pues ,todos queremos hacer ese tipo de cosas y por miedo o por falta de medios o por lo que sea tu mismo te lo impides ….si quieres hacer un trekin en nepal no tienes por que pagar 3000€ eso va en la persona …
    Y para terminar un aticulo que cuelga aqui un amigo comparando haiti o nepal con japon no se cuantas veces habra estado en japon el que lo escribio …en fin … La pena que no hay que irse tan lejos que esperemos nunca suceda un 8.1 en nuestro pais por que con lo que les gusta ahorrar a nuestros politicos no me quiero imaginar lo que sucederia ……mirar lorca ….
    Buenas noches desde kathmandu !!!
    No dejeis de visitar Nepal !!!

  3. Artuñero dice:

    He llegado aquí interesado por lo que haya podido pasar a Angel, el asturiano con el que coincidí un par de veces en la Sierra de Guadarrama. Lamento mucho tanta desgracia que han sufrido el país y aquellos que se encontraban allí haciendo turismo de montaña. Muchas gracias por esta sensible y ponderada descripción de Aitor González y Patxi Peña de lo que han sufrido los que han tenido la mala suerte de encontrarse allí en el momento de esta catástrofe NATURAL. Me queda el recuerdo de su entrañable personalidad y también de su estupendo licor de fresas. Las reflexiones sobre si es pertinente o deseable el fomento del turismo como vía de desarrollo para estos países queda fuera de lugar aquí. Lo mismo digo sobre neocolonialismo, explotación de la mano de obra del tercer mundo etc. Angel no era un turista adinerado ni mucho menos. Conocí a un joven camarero que su gran ilusión era ahorrar para poder volver a hacer treking en Nepal del que estaba enganchado. Deseo que el que ha vertido esas opiniones se de cuenta de la soberbia y radicalidad gratuita que encierran. Espero que pueda salir de su estrecho mundo en el que vive. Sólo desear que el país se recupere lo antes posible y que las familias de los afectados puedan aliviar pronto su sufrimiento.

  4. Bruno Marie dice:

    Ahora si que Los Nepaleses se van â encontrar sin trabajo es una pena , han perdido Todo casa trabajo y vidas…
    Al innocente que habla de Lo que No conoce y No tiene respeto â los que han vivido este cruel momento solo le digo que es una povre victima de la vida …que guarda su veneno para el mismo que nadie Lo nececita

  5. maribel dice:

    Siempre he pensado que la ignorancia es muy atrevida, incluso a veces cruel. Las opiniones como la de Garikoitz son dañinas y crueles pero lo mejor es pasar, no merece la pena ni molestarse en contestar.
    De sobra se sobreentiende que cuando habeis puesto que ese trekking esta al alcance de todos es por su nivel.
    Cierto es que hay gente de dinero que se pueden permitir este tipo de viajes. Pero cierto es tambien que curritos amantes de la montaña ahorran y se sacrifican de cosas por poder hacer realidad un sueño y si ese sueño es ir a hacer trekking al nepal y es el viaje de tu vida,lo disfrutas por partida doble.
    Ahora bien, si gente como Garikoitz no lo entiende,peor para él pues no hay nada mas bonito en esta vida como luchar para poder hacer realidad una ilusion, una pasion.

    Aitor,Patxi me alegra profundamente que hayais salido de esta. Enhorabuena pues el destino, la vida, os ha dado otra oportunidad. Por desgracia no podemos decir lo mismo del resto de personas que han perecido es este horror y siento profundamente un dolor muy grande al saber que entre ellos estaba nuestro amigo Angel. Solo pido que por lo menos aparezcan los cuerpos para mitigar si es posible un poco la angustia y el dolor de las familias y amigos.
    Mis condolencias a todas las familias.
    Te echaremos mucho de menos Angel.
    Las marchas por Iñaki seran distintas sin ti.

    Namaste Aitor, namaste Patxi.

  6. Zuriñe dice:

    Me alegro muchísimo de que esteis en casa. Lo grabado en la retina nunca se borrará, poco a poco el susto quedará en un recuerdo, amargo, pero recuerdo.
    Ongi etorri mutilak.

  7. Mercedes Fernández Alvarez dice:

    Bienvenidos a casa !

  8. cordura dice:

    Toda idea es siempre dicha por alguien que al emitirla revela quien es.
    Namaste. Bienvenidos a casa!

  9. etxetik dice:

    Eskerrik asko y ongi etorri. Kreo k kritikar a estos txikos por su viaje es muy gratuito garikoitz. Pero bueno, la kapacidad de analizar lo k kuentan no es la misma para todos, y sin animo de ofender, tu demuestras la tuya. No puedo imaginar komo os sentireis,pk supongo k aun estando en kasa kon los vuestros, estareis jodidos. Animo bikote!

  10. salut dice:

    la ostia de fuerte , vuestra hirtoria !! estoy muy contenta por la suerte que habeis corrido en poder contarnos tal grande vivencia y en un valle tan precioso !!

  11. Toni dice:

    De los montañeros asturianos no sabéis nada? No los visteis de la que sabíais a Kyanjin Gumba ni una vez alli?
    Me alegro de que estéis sanos y salvos

  12. Jenny dice:

    Garikoitz, con tus palabras demuestras tu falta de sensibilidad y calidad humana en una situación terrible que nos tiene a muchos pasando un gran sufrimiento . Mi tío es una persona que trabajo desde los 16 años y ahorro durante mucho tiempo para poder realizar lo que era su gran sueño , Nepal. No es rico ni millonario ni soberbio . Esta desaparecido junto con muchas más personas. Y la realidad es que nuestro gobierno no ha dado la talla en la gestión de esta catástrofe , como en muchas otras y eso se tiene que denunciar , los que lo estamos viviendo de cerca lo estamos sufriendo y tus palabras no ayudan mucho así que por favor , RESPETA , las redes sociales están muy bien para muchas cosas , peto El TODO VALE no justifica la libertad de expresión !! Un poco de humanidad , por favor !!!

  13. caracoles dice:

    Son colonialistas e invasores oprtunistas los q vienen a Mundaka a hacer la ola de izquierdas?. Al alcance TÉCNICO de cualquiera! Np son turistas, son montañeros con experiencia. No se dan importancia, solo cuentan. Y tú eres el que debería aprender un poquito de humildad y respeto y no ser tan faltón

  14. garikoitz dice:

    “trekking del Langtang, una actividad al alcance de cualquiera” Eso decis en el texto y eso es mentira, es una actividad solo al alcance de unos cuantos occidentales que se lo pueden permitir economicamente. ¿Por que no decis cuanto os ha costado el viaje? Un viaje que si la realidad economica de Nepal fuese otra no os lo podriais haber permitido como tampoco hubiese sido el resultado del terremoto el mismo. En Japon un seismo hace unos meses de 7,3 solo causo 18 muertos. Ya lo siento pero el turismo es otra forma mas de colonialismo, lo mismo que fabricar nuestras ropas en Bangladest o sacar el coltan del Congo para nuestras maravillosas tecnoligias. Dejad de daros tanta importancia que hay mas de 10000 muertos y un pais entero arrasado.

    • neski dice:

      @garikoitz Siempre tiene que haber alguno con comentarios que no vienen a cuento. Estos son dos supervivientes de una catástrofe en Nepal. Cada uno gana el dinero que puede y se lo gasta en lo que quiere. Gracias a dios algunos salen del país para explorar el mundo, que es mucho mas grande que tu baserri y el de al lado. Me quito el sobrero por estos dos vascos y me alegro de que estén de vuelta en su ciudad sanos y salvos. Un relato triste, muchos animos y ojalá esto sirva de aprendizaje para el gobierno…. Que pena y que frustración!!!

    • Zuriñe dice:

      Es lo único que te preocupa, Garikoitz?, es con lo único que te has quedado del relato?, qué triste tú vida….qué pena me dás.

    • James Hutton dice:

      Imagino que serás de los que prescindirás de móvil, ordenador (supongo que para tu comentario habrás usado el de otro imperialista), coche, zapatillas deportivas o ropa “made in india”, televisión, viajecitos “low cost” en avión y demás zaranjadas occidentales, vamos que te visualizo como un amish. Por cierto, magnitud e intensidad son dos conceptos diferentes y, es su mezcla la que decide cómo será el resultado final del temblor en superficie.
      Por otro lado, es evidente que (en general) no es el terremoto en si el causante de la inmensa mayoría de los fallecimientos sino los edificios pero, aparte de esta obviedad y de lo pobre que pueda ser el pueblo nepalí, no tomas en consideración el espacio físico en el cual se ha producido la desgracia (valles profundos rodeados de paredes nevadas). Un Japón “Terremoteado” en este paisaje hubiera sido igual de desolador en vidas (es lo que tiene que te lleve por delante un tsunami de hielo); que, en pérdidas materiales, no hubiera habido seguro que se hubiera hecho cargo; les pasa a los ricos, ya sabes, cuanto más tienes, más posibilidades tienes de perder algo.
      Eso mismo, menos bobadas y más arrimar el hombro, que lo que sobran son revolucionarios de bar(ra).

  15. air dice:

    Me quito el sombrero. Mucho ánimo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad