Advertisement
Advertisement

Los esqueletos de Zigoitia podrían ser soldados caídos en la Batalla de Villarreal

4 abril, 2013

El Portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, y la Directora de Derechos Humanos, Mónica Hernando, han participado hoy en la apertura de una fosa con restos mortales de al menos 12 personas desaparecidas en Zigoitia (Araba) durante la Guerra Civil.  La fosa se encuentra en una parcela ubicada junto a una iglesia. Se cree que […]

Imagen de la fosa (Foto: Irekia)

Imagen de la fosa (Foto: Irekia)

El Portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, y la Directora de Derechos Humanos, Mónica Hernando, han participado hoy en la apertura de una fosa con restos mortales de al menos 12 personas desaparecidas en Zigoitia (Araba) durante la Guerra Civil.  La fosa se encuentra en una parcela ubicada junto a una iglesia.

Se cree que los cuerpos pertenecen a soldados fallecidos durante la Batalla de Villarreal y no son por tanto vecinos de los pueblos cercanos, como suele ocurrir en la mayoría de fosas repartidas por España. Sin embargo, aún es pronto para confirmar esta hipótesis. De hecho, la identificación se complica al no tratarse de vecinos cercanos. Pese a ello, se intentará investigar el ADN de los restos hallados.

La Batalla de Villarreal se desarrolló en los primeros meses de la guerra, en 1936, cuando los republicanos intentaron recuperar sin éxito Vitoria.

 

foto2

Foto: Irekia

El presidente de Aranzadi, Francisco Etxebarria, ha explicado que en la zona existen muchos más restos. Junto a los esqueletos, se ha encontrado objetos como mecheros, lápices y botones.

La Sociedad de Ciencias Aranzadi se han encargado de los trabajos de localización de la fosa, bajo la coordinación de la Dirección de Derechos Humanos del Gobierno vasco que impulsa la investigación y documentación de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil.

Además, Josu Erkoreka y Mónica Hernando han participado en el homenaje y reconocimiento organizado por el Ayuntamiento de Zigoitia en el lugar de los hechos. En este acto también han estado presentes el Alcalde del municipio alavés, Mikel Lasheras, el Presidente de la Fundación Sabino Arana, Juan María Atutxa, el Presidente de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y director del equipo forense que trabaja en la exhumación, Francisco Etxeberria, la Presidenta de la Junta Administrativa de Etxaguen, Marisol Hernando, el párroco de esta localidad, Félix Placer y el portavoz del Grupo Vasco EAJ-PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban.

El equipo de expertos científicos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi se encargará a partir de ahora de identificar los restos mortales, establecer las causas de las muertes, así como las circunstancias que las rodearon. En una primera aproximación se cree que fallecieron en el frente de la batalla de Villarreal.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad