Advertisement
Advertisement

Los jóvenes del muro popular presentan 42 denuncias contra la actitud de la Ertzaintza

6 junio, 2015

Los jóvenes que participaron en el llamado 'muro popular' del pasado 18 de mayo en la Virgen Blanca han interpuesto 42 denuncias contra la Ertzaintza, por diversas heridas. Los jóvenes denuncian la "violencia y prepotencia policial" de los agentes en el desalojo de la Virgen Blanca. Este muro fue creado para intentar evitar la detención […]

Imágenes de las detenciones

ertzaintzaLos jóvenes que participaron en el llamado 'muro popular' del pasado 18 de mayo en la Virgen Blanca han interpuesto 42 denuncias contra la Ertzaintza, por diversas heridas. Los jóvenes denuncian la "violencia y prepotencia policial" de los agentes en el desalojo de la Virgen Blanca. Este muro fue creado para intentar evitar la detención de los jóvenes condenados por pertenencia a banda armada a través de la organización juvenil Segi.

Durante los incidentes la Ertzaintza confirmó que 17 agentes tuvieron que ser atendidos por la mutua por diversas lesiones. Sin embargo, los jóvenes aseguran no creérselo: "En cualquier caso, si creen en su versión, hacemos una invitación muy concreta a la Consejería de Interior: que actúen con la misma transparencia con la que hemos actuado nosotras. Es decir, que hagan públicas en la red, en los medios de comunicación y en el propio juzgado, las imágenes de las cámaras con las que grabaron en todo momento el desalojo del muro".

Pese a las 42 denuncias, la abogada de los jóvenes asegura que aún hay más personas que han preferido no denunciar, "por miedo a la policía o considerando, ante la gravedad de lo sufrido por otra personas, que lo propio no tiene tanta trascendencia".

La mayoría de las denuncias recogen porrazos, codazos, rodillazos o patadas, sufridas dentro del muro o en sus alrededores. Otras son amenazas o vejaciones verbales. Según aseguran las denuncias, hubo gritos como "puta, zorra, guarrilla" o "te voy a follar".

Los jóvenes insisten en que "la Ertzaintza hizo uso de una violencia injustificada contra personas que ejercían resistencia pasiva".

Además una enfermera que estuvo atendiendo a los jóvenes denuncia que atendieron a más de 70 personas, con dos pérdidas de conocimiento y dos hospitalizados. Además denuncian que no se permitió el acceso a la plaza a una ambulancia. La mayoría de los heridos "respondían a traumatismos ocasionados por golpes directos con puños, porras, pies o rodillas tanto en la cabeza como en el resto del cuerpo, pero hubo multitud de esguinces también". También denuncian varias crisis de ansiedad.