Los profesores de los centros religiosos protestan contra el Obispado

29 octubre, 2013

Los trabajadores de los centros religiosos de enseñanza concertada han protagonizado este martes un nuevo acto de protesta. En esta ocasión lo han hecho en el centro de Vitoria y fuera del horario lectivo. Los centros pertenecen a Kristau Eskola, red de centros religiosos de Euskadi, y por ello los trabajadores y profesores se han […]

colegiosLos trabajadores de los centros religiosos de enseñanza concertada han protagonizado este martes un nuevo acto de protesta. En esta ocasión lo han hecho en el centro de Vitoria y fuera del horario lectivo. Los centros pertenecen a Kristau Eskola, red de centros religiosos de Euskadi, y por ello los trabajadores y profesores se han dirigido al Obispado, en la Calle Vicente Goikoetxea.

Los trabajadores insisten en la nula voluntad de los centros para retomar el anterior convenio, después de que el pasado 7 de julio los centros optasen por aplicar unilateralmente el convenio estatal, anulando el autonómico. Un convenio con el que podrían ver reducido drásticamente su salario y perder algunos derechos lavorales adquiridos. Las concentraciones de Vitoria han sido simultáneas a las de Bizkaia y Gipuzkoa y llegan después de una jornada de huelga y de paros parciales en los centros educativos.

La protesta de hoy ha tenido como objetivo el Obispado, y es que la iglesia es la gestora de todos los centros. Egibide está gestionado directamente por el Obispo, mientras que el resto de centros pertenecen a diferentes congregaciones religiosas. Tras la protesta en el Obispado los profesores han hecho una cadena humana, que ha llegado hasta la Plaza de la Virgen Blanca, atravesando la Plaza de la Provincia.

colegios2Los 18 centros de Kristau Eskola insisten en supeditar la negociación del convenio con el aplazamiento del pago de los atrasos pendientes. Los sindicatos aseguran que la patronal no ha mostrado “ninguna intención de retomar la negociación del convenio sin ningún planteamiento de recorte y garantía de aplicación, cuestión fundamental para las trabajadoras y trabajadores del sector”. Los sindicatos también reclaman al Gobierno Vasco que medie y busque una salida que ponga fin al conflicto y de estabilidad al sistema educativo y al conjunto de trabajadores y trabajadoras. Parte de los salarios de los profesores de la concertada provienen del Gobierno Vasco.

En los últimos días está teniendo lugar en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco el juicio por la demanda interpuesta por los sindicatos en defensa de la ultraactividad del convenio de CAPV.

Con el nuevo convenio, puesto en marcha de forma unilateral por los centros escolares, la amenaza de un descenso en los salarios es evidente. El sueldo base de sus nóminas se ha desplomado más de un 30% aunque aún no se ha producido un descenso real de las nóminas. En este caso la diferencia se ha situado como complemento a la nómina bajo el epígrafe: Complemento Euskadi. El problema es que este complemento se podría modificar de forma independiente por parte de la patronal, y está ligado al pago que el Gobierno Vasco realiza a los centros. Al mismo tiempo ha desaparecido el complemento de dedicación. El convenio nacional también contempla 25 horas de docencia (de clase) a la semana, frente a las 23 del antiguo convenio autonómico. Al mismo tiempo, también queda habilitado julio y agosto como meses de trabajo, con hasta 40 horas que ahora no existen.

En las diversas negociaciones para retomar el convenio los colegios pedían ligar el nuevo convenio al pago de los atrasos acumulados de 2010 fruto del recorte en el sueldo que los tribunales declararon poco después ilegal. Sin embargo los sindicatos consideran que la renovación del convenio debe ser totalmente independiente del cobro de estos retrasos y por ello no han querido en ningún momento aceptar esta propuesta.

Ahora los trabajadores irán a la huelga para protestar por el recorte de los derechos adquiridos. Y es que el convenio nacional recoge muchas menos prebendas que el anterior convenio autonómico, como la reducción del tiempo de maternidad o la antigüedad.