INTL Campus pide “no crear falsas expectativas” por un proyecto “en fase muy inicial”

11 abril, 2014

El grupo promotor que busca instalar una universidad americana en Vitoria ha dado hoy la cara. Tras varias semanas especulando sobre el proyecto hoy han sido Patxi Ormazábal e Igor Crespo los que han decidido coger el toro por los cuernos. El ex consejero y afiliado del PNV abandera, junto a su sobrino y representante […]

El grupo promotor que busca instalar una universidad americana en Vitoria ha dado hoy la cara. Tras varias semanas especulando sobre el proyecto hoy han sido Patxi Ormazábal e Igor Crespo los que han decidido coger el toro por los cuernos.

El ex consejero y afiliado del PNV abandera, junto a su sobrino y representante de jugadores Igor Crespo, esta aventura que podría acabar trayendo un centro educativo americano a Vitoria. En su web, íntegramente en inglés y que en su portada ofrece vistas al mar, ya ofertan las bondades de ubicarse en nuestra ciudad, ofreciendo el edificio Krea y la “biblioteca digital” de la Fundación Sancho el Sabio.

En una rueda de prensa que se ha celebrado en el claustro del Convento de Betoño los inversores han pedido “no crear falsas expectativas”, aunque al mismo tiempo han reconocido que es un “proyecto posible, factible e ilusionante”. 

La rueda de prensa de hoy ha sido más una toma de contacto que un evento con novedades. Eso sí, por primera vez se ha podido ver el nombre comercial del proyecto: INTL Campus. Los promotores han insistido en que el proyecto aún está “en una fase muy inicial” y que el objetivo es “traer un centro educativo estadounidense a nuestra ciudad”. El centro contaría con 500 alumnos permanentes, aunque de momento no hay fecha prevista de inicio de las clases. Sí que pasarán aún varios años para poder ver la Universidad en funcionamiento.

En la actualidad hay 4 millones de personas que cursan sus estudios en un país distinto al suyo, y por eso tanto Ormazabal como Crespo han valorado la oportunidad de “generar sinergias entre la globalización de la educación y unas infraestructuras que a están infrautilizadas”.

“Intentamos ubicar a Vitoria en el mundo”, ha insistido Ormazabal, al tiempo que aboga por poner en valor unos edificios infrautilizados de la ciudad. El acuerdo alcanzado por First Global Campus contempla por ahora únicamente el alquiler de Krea y la Fundación Sancho el Sabio, aunque por ahora la Fundación seguirá gestionando dicho edificio. Durante los próximos 18-24 meses First Global Campus pagará cerca de 40.000 euros al año a la Vital. Respecto a posibles nuevas ubicaciones los inversores aseguran que no hay nada cerrado, aunque sí hay negociaciones con Kutxabank y otras instituciones para usar la sede de la Vital, el Bakh o los pisos tutelados.

First Global Campus

La web INTL GlobalCampus vende ya los servicios de Krea y de Sancho el Sabio, mientras que habla también de “academic Headquarters” y Sport Facilities, aunque no permite el acceso a esta parte de la web. Web que vende el proyecto como un espacio para “globalizar el modelo educativo de EEUU atrayendo estudiantes desde EEUU hasta Europa, Oriente Medio, Asia, Sudamérica o África”. El objetivo de INTL Campus es reducir las trabas a la internacionalización de estas universidades, al gestionar este grupo los proyectos previos de construcción, al tiempo que se facilitan las negociaciones políticas y se reducen los costes de capital.

En su web INTL Campus garantiza que trabaja con las instituciones para crear un importante paquete de incentivos, entre los que menciona ventajas fiscales, además de consolidar las infraestructuras adecuadas, la financiación y el transporte.

Los cabezas visibles del proyecto son tres personas. Igor Crespo es agente de jugadores (entre ellos de Nikola Mirotic) y por ello mantiene relaciones empresariales con EEUU. Patxi Ormazabal por su parte es un hombre vinculado al PNV, que fue consejero de Vivienda con Ibarretxe. Ambos son la cabeza visible de un proyecto gestionado desde Vitoria, pero que cuenta con el asesoramiento de PriceWaterhouseCoopers, del bufete Uria y Menéndez, y de la consultora educativa americana DBI Macro Sea. En su web también aparece destacado Anatoly Lezhen, a quien definen como un “ángel” para numerosas start-ups y un “experto en identificar activos infravalorados”.

No será una de las 50 primeras

De momento se han producido ya los primeros contactos con las universidades americanas. Eso sí, los promotores han dejado claro que no será una de las 50 primeras universidades la que aterrice en Vitoria. “Nuestros socios están contactando con las universidades, el proyecto se ha planteado y está en el mercado, ha habido receptividad y ahora está el proceso de avanzar en ello”.

Las primeras Universidades funcionan como marcas y, lejos de pagar por venir a Europa, reclaman dinero: “Eso provoca que las primeras del ranking será complicado atraerlas”. Igor Crespo ha destacado que en EEUU hay 3.000 universidades y que dentro de ese rango se intentará traer a las mejores, pero no se pagará para que vengan, ni se pedirán subvenciones especiales a las instituciones. Crespo ha puesto de ejemplo el caso de los Emiratos Árabes, donde una universidad de EEUU se instalará tras pagar los emiratos 200 millones de dólares, además de construir los edificios.

Respecto a su presencia en Vitoria, Crespo y Ormázabal han destacado que la instalación va a crear riqueza y un prestigio académico indudable. Al mismo tiempo ha garantizado que su modelo será respetuoso con las otras universidades vascas.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad