El lavado de cara de Baskonia no es suficiente para ganar al Maccabi

1 marzo, 2022

Los de Spahija llegaron con opciones hasta el último segundo tras un buen partido, pero sucumbió en los instantes finales (94-93)

94:93

Baskonia no puede con el Maccabi en su vuelta a la competición. Los de Spahija mostraron un lavado de cara importante en la Mano de Elías, pero no fue suficiente para doblegar al Maccabi. Tras una primera mitad de muchísima anotación y poca defensa baskonista, los vitorianos realizaron una gran segunda mitad. Sin embargo, un apagón en los últimos minutos en ataque impidió que se llevaran la victoria de Tel Aviv.

Los vitorianos fueron mejores que Maccabi durante largas fases del encuentro. Además, el equipo no decayó mentalmente en los malos momentos, como sucedía antes del parón. En todo caso, no fue suficiente para doblegar a los israelíes.

El partido dejó en evidencia, además, un cambio de roles claro en algunos jugadores baskonistas tras este parón. Baldwin asumió claramente el liderazgo del equipo en su mejor partido en global como baskonista. Spahija optó mucho menos por poner dos bases sobre la cancha, y Granger fue el más damnificado. El uruguayo jugó tan solo 6 minutos y Kurucs solo 4.

maccabi baskonia

Wade Baldwin realizó su mejor encuentro vistiendo la camiseta baskonista. Foto: @Baskonia.

Costello es el elegido para ser el cinco titular, por delante de un Enoch que hizo un buen partido en los minutos que estuvo sobre la cancha. Spahija utilizó, además, y como novedad, a Raieste como revulsivo en defensa en el comienzo de la segunda mitad, siendo el letón un jugador importantísimo.

Estadísticas

Grandes ataques de Maccabi y Baskonia

Baskonia comenzó el encuentro muy acertado desde el triple. Los puntos llegaron con facilidad en toda la primera parte para los de Spahija, con mucho mejor cinco contra cinco que antes del parón. Los primeros minutos fueron de dominio claramente baskonista.

Sin embargo, en la recta final del primer cuarto apareció Maccabi con Ante Zizic (11 puntos) y Nunnally (10) para irse por delante en el marcador (28-27). La defensa fue el gran debe de Baskonia en los primeros 10 minutos... y también en los segundos.

En el segundo cuarto los vitorianos volvieron a encajar otros 28 puntos. Y es que el Maccabi jugó muy cómodo ante lo que por momentos era una nula defensa baskonista. En todo caso, el buen rendimiento en ataque continuó hasta el descanso. Así, Baskonia se fue 6 abajo al descanso (56-50), aunque con la necesidad de dar un paso adelante en defensa para poder pelear el encuentro.

Buen tercer cuarto de Baskonia

La salida de Baskonia del vestuario fue muy buena. Tras una primera canasta de Maccabi, los de Spahija anotaron un parcial de 3-16 para volver a ponerse por delante. Lo hicieron apoyados en una mejor defensa y dirigidos por Wade Baldwin (61-66).

Una antideportiva de Raieste y un posterior 3+1 hizo que Nunnally volviera a poner por delante a los suyos (67-61). Pero Baskonia continuó haciendo su trabajo manteniendo al Maccabi muy lejos de la anotación del primer parcial. Enoch hizo buen trabajo sobre Reynolds, y también aportó en ataque. Raieste, Sedekerskis y Giedraitis acompañaron muy bien tanto atrás como delante. Así, el partido se fue al final del cuarto con ventaja en el marcador (71-77).

Final de infarto

En el último parcial, Baskonia perdió algo de acierto en ataque y Maccabi volvió claramente al encuentro. El choque entró en un momento de poca anotación en ambos lados, a diferencia de lo vivido durante todo el resto del partido. Cada canasta constó sangre, sudor y lágrimas en los últimos minutos, y se llegó a los segundos finales con un +2 para Baskonia (86-88).

Un triple de Di Bartolomeo puso por delante después de muchísimo tiempo a los israelíes. Baskonia reaccionó, con una jugada rapidísima y un 2+1 de Costello. Pero la alegría no duró mucho, ya que la respuesta llegó también en modo de triple de Wilbekin (92-91).

En el siguiente ataque, Baskonia no fue capaz de anotar, y el balón fue para Maccabi con 7.1 en el reloj de partido. La falta llegó rápida sobre Wilbekin, que anotó los dos tiros libres (94-91). Maccabi hizo su falta para evitar el lanzamiento de 3, y Baldwin también anotó los dos (94-93). Pese a que aún faltaban 5 segundos para terminar el partido, Granger (que había entrado en el partido para el final tras no jugar en toda la segunda mitad) ni robó ni hizo falta a Wilbekin, por lo que el partido finalizó con ese resultado.