'Makers' alaveses fabrican centenares de viseras protectoras con impresoras 3D

24 marzo, 2020

Las viseras son complementarias a las mascarillas y se están repartiendo en hospitales y centros de salud de Vitoria-Gasteiz

La crisis sanitaria del coronavirus está sacando lo mejor de varios sectores de la población. Hasta ahora, algunos eran casi desconocidos para el público general. Uno de estos sectores es el de los makers. Personas que tienen impresoras 3D en sus casas y que ayudan desinteresadamente fabricando viseras protectoras y otros elementos que ayudan a protegerse del virus.

En Euskadi estos makers están organizados en un colectivo llamado Comunidad Maker de Euskadi Contra el Coronavirus. La integran unos 800 makers en todo el País Vasco, fabricando viseras sin descanso. Han entregado ya centenares de unidades tanto a Txagorritxu como a Santiago, y ahora están repartiendo también entre la Ertzaintza y los centros de salud de Vitoria-Gasteiz.

Los sanitarios están empleando estas viseras, que ayudan a tener la cara protegida contra el virus. Son básicas pero eficaces: se componen de una lámina de PVC, con un soporte de PLA (otro tipo de plástico) y una goma elástica para fijarla a la cabeza. Realizan estas viseras únicamente con sus impresoras 3D, pero necesitan recolectar materiales.

El sistema se sostiene gracias a las donaciones que reciben de empresas y particulares. En su página web detallan exactamente los materiales que necesitan: láminas de PVC transparentes, gomas elásticas textiles y bobinas de PLA. Pero también objetos a los que puede acceder cualquier gasteiztarra, como bolsas herméticas, guantes de nitrilo y lejía.

Por lo tanto cualquiera puede ayudar en esta iniciativa, aunque no disponga de impresora 3D. Eso sí, no aceptan donaciones de dinero: únicamente de materiales. La donación y las entregas se gestionan a través de la web: solo hay que rellenar un formulario y la DYA se pasará por los domicilios a recoger los materiales.

Ahora mismo están centrados en la fabricación de viseras, aunque en un futuro podrían comenzar con otras piezas de utilidad. Incluso con un respirador artificial. De hecho Covid Euskadi pertenece al movimiento nacional Reesistencia Team, que ya ha creado un prototipo de respirador artificial con piezas 3D. También podrían lanzarse a la fabricación de mascarillas, aunque es mucho más complicado crear mascarillas eficientes a partir de una impresora 3D.