Una bailarina vitoriana participa en la primera película española de Bollywood

| 19 noviembre, 2015

Naisha sufre esclerosis múltiple y la danza le ayudó a superar la enfermedad

duniaEn 2016 llegará a los cines Bollywood Made in Spain, el primer largometraje de Bollywood producido y rodado íntegramente en España. En su rodaje participó Naisha, una bailarina vitoriana que, gracias a su esfuerzo y constancia, se hizo con un papel como bailarina en este largometraje.

Bollywood Made In Spain está producida por Futura Films, protagonizada por Salaam Compañía de Danza de Leyla Zurah y dirigida por Ramón Margareto, que ganó un Goya en 2012. La película, rodada entre Alicante y Palencia, está actualmente en fase de postproducción y se estrenará en 2016. La película narra la historia de amor entre una bailarina hindú y un actor, y cuenta con numerosas actuaciones de baile, donde aparece Naisha.

La vitoriana participa desde 2014 en la Compañía de Danza de Leyla Zurah en Madrid. Allí fue donde logró su papel como bailarina en este largometraje, que es además para ella el culmen a su proceso de superación personal, con el baile como pasión.

En 2003 le diagnosticaron esclerosis múltiple y en 2007 llegó a verse inmovilizada por este motivo. Pero se negó a permanecer sentada y decidió apoyarse en el baile, especialmente en la danza oriental, para su recuperación. Su mayor empeño era seguir bailando: “Al principio me caía y estaba llena de moratones”, recuerda.

bollywoodPero estaba decidida a seguir adelante, y fue superando etapas año tras año hasta superar el casting de la primera película de Bollywood en España. “Yo no quería ir al casting porque pensaba que no me iban a coger, pero mi padre me animó”. Leyla Zulah, su profesora y protagonista de la película, la eligió y desde entonces Naisha se dedicó a preparar en apenas dos meses las coreografías: “Yo iba a Madrid, me enseñaba la coreografía, la grababa, y entre semana la ensayaba“.

En este tiempo temió incluso que le volviese a dar algún brote o que incluso se quedase sin el papel por no ser capaz de bailar como le pedían: “Empezaba a bailar, pero al intentar girar me caía. Así que llegué a mi casa, me dediqué a girar, girar, girar… y cuando volví a Madrid conseguí controlarlo: es el empeño por conseguirlo“.

  • Danza para discapacitados

Esta experiencia personal ha llevado a Naisha a abrir, junto a su socia Ainara, el primer centro de Danza especializado en personas con discapacidad, donde buscan dar una oportunidad a todas las personas de disfrutar con el baile. Entre sus propuestas destacan las clases de “danza del vientre para personas en silla de ruedas, para que puedan trabajar el tronco“. Naisha quiere que todos tengan una oportunidad de disfrutar con la danza, algo que ella echó de menos en los inicios de su enfermedad.

“Cuandó empecé a sentir la enfermedad no tenía a nadie que parase la clase por mí, y yo creo que hay que dar oportunidad a la gente. Si a alguien le cuesta más llegar, entonces necesita a alguien que esté ahí y le enseñe”. Con mucho esfuerzo, tras llegar a estar en silla de  ruedas, fue poco a poco recuperándose: “Yo dije que no, que la enfermedad no iba a poder conmigo”.

La danza puede ayudar a evadirte, e incluso servir como terapia“, asegura Ainara. Su objetivo, por encima de todo, es que todos tengan su oportunidad: “En la danza se tiende a infravalorar; y si te tratan mal y no te ayudan a hacerlo mejor tiras la toalla y lo dejas”.

Centro Dunia está en Mariturri y recibe su nombre de una joven árabe llamada Dunia a la que Naisha conoció por casualidad. Un nombre que le enamoró desde el primer momento y que, además, significa Vida.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad