Maroto año 1

11 junio, 2012

Los pactos puntuales con una dura oposición marcan el primer año del edil popular

Javier Maroto cumple hoy un año como alcalde de Vitoria-Gasteiz. Tras vencer en las elecciones del 22 de mayo de 2011 y superar en tres escaños a cada uno de los otros grupos con representación, el alcalde fue elegido solo con los apoyos de su grupo, una minoría que ha provocado numerosos momentos de soledad en este tiempo y excesivas tensiones con la oposición.

Y eso pese a que el Alcalde ha logrado apoyos puntuales con Bildu, con el PNV y con el PSE en el Gobierno Vasco, pero la tónica general ha sido aguantar los envites de la oposición. Maroto comenzó desde el principio a marcar su política. Para ello, activó pronto sus principales banderas de la campaña electoral: su oposición al BAI Center y la Lucha contra el Fraude en las Ayudas Sociales.

Alcanzó un pacto con Bildu para trasladar la Estación de Autobuses a Euskaltzaindia que "tapase el agujero" del BAI Center. Aunque un año después seguimos como empezamos. También se sirvió de Bildu para liquidar la ARICH.

Posteriormente se apoyó en el PNV para sacar adelante el plan de Infraestructuras y Equipamientos para los nuevos barrios. Pero también ha tenido importante enfrentamiento, el más importante con la retirada de su presupuesto, justificada por la indefinición en los ingresos.

Entre los fracasos destaca la renuncia al Parque de Betoño. Y entre sus logros, el canon de capitalidad o la declaración de los Montes de Vitoria como Parque Natural.

Un primer año en el que unos ven luces, y otros muchas sombras, también en la gestión de la Green Capital.

[poll id="21"]