Maroto insiste en llamar a la Estación Adolfo Suárez pero apela ahora al consenso

31 marzo, 2014

[poll id="42"] Tras levantar la caja de los truenos el pasado sábado el alcalde de Vitoria Javier Maroto ha insistido hoy en que mantendrá la propuesta de Estación Adolfo Suárez para la terminal de Euskaltzaindia, pero al mismo tiempo ha decidido aplazar la decisión del nombre hasta que la estación se abra, y mientras tanto […]

[poll id="42"]

adolfo-suarezTras levantar la caja de los truenos el pasado sábado el alcalde de Vitoria Javier Maroto ha insistido hoy en que mantendrá la propuesta de Estación Adolfo Suárez para la terminal de Euskaltzaindia, pero al mismo tiempo ha decidido aplazar la decisión del nombre hasta que la estación se abra, y mientras tanto ha anunciado que buscará el consenso. Lo ha hecho en su primera comparecencia tras el anuncio del nuevo nombre de la Estación de Autobuses, y en la que ha cargado duramente contra PSE y PNV, sin hacer referencia a la reacción ciudadana al anuncio desvelado el pasado sábado.

Maroto ha defendido el nombre de Adolfo Suárez porque Vitoria es "una ciudad plural" en la que hay una Calle Lehendakari Agirre, Dolores Ibarruri o un Bulevar de Euskal Herria. Maroto ha igualado de esta forma el nombre de una calle con el simbolismo de la Estación de Autobuses, algo que le ha afeado Gorka Urtaran: "No es lo mismo Avenida Juan Carlos I que estación Adolfo Suárez: No puede comparar una calle con un edificio como la estación".

El alcalde ha centrado sus críticas en PSE y PNV, quienes rindieron el pasado viernes homenaje a Adolfo Suárez en el pleno, pero que ahora no quieren que la Estación de Autobuses de Vitoria tome el nombre del ex presidente del Gobierno. De hecho, el alcalde ha asociado esta negativa con un desprecio a la figura de Suárez. Urtaran ha respondido que "la decisión de Maroto es unilateral y sin el consenso que era habitual en Suárez".

"Hay reacciones para todo"

Maroto también ha relativizado el rechazo en las redes sociales a esta decisión. Pese a que la gran mayoría de las reacciones de los vitorianos son contrarias a esta opinión, el alcalde ha asegurado que "depende de dónde mire uno, y si se miran las reacciones en la calle hay para todo". Pero el alcalde ha querido obviar las críticas  de los ciudadanos y ha centrado su crítica política en el PSE y el PNV. Tras insistir en que no entiende la postura de PSE y PNV, e ignorando o relativizando en todo momento las críticas de los ciudadanos, Maroto sí ha reconocido ahora que su voluntad es consensuar el nombre: "La competencia es mía, todo el mundo sabe que las calles las establece el alcalde, pero yo me comprometo a estudiar las reacciones al rechazo del nombre de Adolfo Suárez".

EH Bildu ha vuelto a criticar la decisión unilateral del alcalde, y Kike Fernández de Pinedo ha anunciado que esta misma tarde llevarán el asunto al Consejo de Ensanche XXI. Desde el PNV Gorka Urtaran cree que el Gobierno pretende "desviar la atención de su mala gestión". Urtaran cree que lo importante es conocer el modelo de gestión de la estación. Para Patxi Lazcoz "el peor homenaje es crear una polémica como la creada Maroto con la denominación sin plantear ningún tipo de consenso".

Trending Topic y 3 de marzo

Hasta ahora nadie se había planteado poner un nombre a la Estación de Autobuses, pero Maroto ha abierto la veda. Más allá de Estación de Autobuses de Vitoria-Gasteiz, el pasado sábado Vitoria llegó a ser Trending Topic durante dos horas, y no por la Capital Gastronómica ni por ningún otro evento, sino por las ocurrencias alternativas a la del alcalde. Bajo el Hashtag #estacionesmaroto fueron muchos los ciudadanos que, entre la broma, el cabreo y la originalidad, dejaron sus propuestas al alcalde.

Incluso, en Change.org se ha puesto en marcha una campaña para que la Estación de Autobuses se llame 3 de marzo. Iniciativa que tiene un doble objetivo; por un lado homenajear a los cinco obreros muertos en 1976, y por otro recordar que el 3 de marzo del 79 Suárez ganó sus segundas elecciones, las primeras de la época constitucional. Esa iniciativa suma ya más de 5.000 adhesiones.