Advertisement
Advertisement

Maroto: "Hay que tomar medidas más efectivas contra la corrupción, pedir perdón no vale"

5 noviembre, 2014

"Lazcoz tiene un problema de relación: A todo el que no le dice si bwana le pone la cruz, y por eso tiene esa fama de prepotente" Javier Maroto accedió en 1999 a la política activa, como concejal de Hacienda. 15 años que han desembocado en el peor momento político para su partido, con una sucesión […]

"Lazcoz tiene un problema de relación: A todo el que no le dice si bwana le pone la cruz, y por eso tiene esa fama de prepotente"

Javier Maroto RGIJavier Maroto accedió en 1999 a la política activa, como concejal de Hacienda. 15 años que han desembocado en el peor momento político para su partido, con una sucesión de casos de corrupción. Maroto asegura que su partido no ha sido todo lo tajante que debería serlo. El alcalde también responde con contundencia a las acusaciones de Lazcoz sobre la sombra de corrupción existente en el Ayuntamiento.

-Lleva ya 15 años en política: ¿Cómo ve esta sucesión de casos de corrupción?

-Con repugnancia. Y con pedir perdón no vale. Hay que tomar medidas mucho más efectivas, pero no solo para que no se repitan. Además de tomar estas medidas, hay que convencer a la gente de que eso es real. Si hay una voluntad verdadera por suprimir la corrupción de todos los partidos políticos eso es posible.

-¿Hay que cortar árboles o cortar cabezas?

-Hay que tomar las medidas necesarias, todas ellas, sin que te tiemble el pulso.

-¿Ha habido cierta tibieza?

-La reacción que está pidiendo el ciudadano no es la que se ha producido. Se ha pedido más contundencia y todavía hace falta contundencia en las formas y en el fondo.

-¿Teme que vaya a haber más casos en las próximas semanas o meses?

-No es un tema de que haya más casos de corrupción, sino de que se sepan los casos de corrupción que ha habido. Yo quiero que se sepa todo para que se depure. Pero además me preocupa la inseguridad que existe en este asunto. Es decir: yo no sé si Trias tiene una cuenta en Suiza. Aquí se tira una piedra y se hace un juicio sumarísimo. No sé si el señor Trias es un ladrón: creo que no, pero no lo sé. Nos falta una justicia que funcione de un día para otro. No puede ser que hoy estemos conociendo el resultado de la sentencia de la Operación Malaya de Marbella del siglo pasado. Más allá de lo folclórico, es que la gente se olvida de lo que ha pasado y ya ha juzgado. La justicia debe ser ágil e inmediata, y eso es un paso importante y necesario: mayor agilidad.

-¿Le han tentado a usted?

-No, espero que porque me conocen.

  • Enfrentamiento con Lazcoz

-Lazcoz aseguraba la semana pasada en su despedida que Vitoria está bajo la sombra de la corrupción...

-Me sorprendió mucho la declaración y supongo que lo que querría decir es que tenemos que revisar con profundidad los cuatro años de gobierno de Lazcoz, porque si no no entiendo el mensaje.

-Hay varios casos que están siendo ahora mismo investigados: los alquileres de San Antonio, Sufi o el Iradier Arena.

-Si alguien ha pretendido meter en el mismo saco los descuentos en el Iradier Arena para intentar traer eventos a Vitoria haciendo un descuento superior al permitido con tener 12 millones de la cuenta en Suiza o toma por tonto al ciudadano o tiene un problema. Esos descuentos se comenzaron a hacer mal, paradojas de la vidad, por quien ahora lo denuncia. Pero si el Ayuntamiento no ha obrado bien se ha corregido. Y respecto a Lazcoz el día de su despedida se tenía que marchar echando un exabrupto, en lugar de hablar bien de la ciudad de la que ha sido alcalde: es parte de lo que ya conocemos y no ha sorprendido a nadie. Y además que  tampoco se va, se queda, hasta el último salario del mes de junio.

-¿A qué se debe ese enfrentamiento entre Lazcoz y Maroto?

-Yo me llevo bien con todo el mundo y he pactado con todo el mundo, sin excepciones. Con todos los partidos y todas las secciones sindicales, también con ELA y con LAB. He pactado con todos. No tengo problema de relación con nadie. Quizás habría que preguntar a Lazcoz por qué Cuerda, que es un señor elegante, no lo podía ver, por qué se llevaba mal con Pizarro, con Ibarrondo o con Alfonso Alonso. ¿Por qué no lo quieren ni en su propio partido? Quien tiene un problema de relación es él. A todo el que no le dice si bwana le pone la cruz. Por eso tiene esa fama de prepotente. A mí me da igual. Yo soy muy pragmático: Hace muchísimo tiempo que si tengo que hablar con el PSE para tomar una decisión utilizo a un interlocutor que tenga capacidad e influencia en el PSE. Elijo a una persona que no es él.

-¿No hablan?

-Sí, hablamos. Pero si no le consideran ni en su propio partido en la toma de decisiones yo cuando tengo que hablar con el PSE, que hablo mucho, hablo con quien toma decisiones y tiene capacidad de decisión. A mí me da igual este señor, pero a mí y a la inmensa mayoría.