Maroto y EH Bildu: de los “acuerdos entre diferentes” a ser “el enemigo”

El ex alcalde abandonó en 2016 el Ayuntamiento apostando por el “pacto entre diferentes”, aunque entre 2011 y 2015 la relación entre PP y EH Bildu fue cambiando

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, ha vuelto a centrar este martes sus críticas contra Pedro Sánchez en el pacto con EH Bildu. Y para ello ha vuelto a recordar sus años como alcalde de Vitoria-Gasteiz.

Maroto ha vuelto a desmentir “la ocurrencia” pronunciada en su día por la ministra portavoz, que aseguró que Maroto había pactado con EH Bildu los presupuestos de Vitoria-Gasteiz. Y es que, como insistió Maroto, PP y EH Bildu no pactaron nunca los presupuestos de Vitoria-Gasteiz.

Pero sí hubo pactos de ciudad entre ambas formaciones. La relación entre Maroto y la coalición abertzale se deterioró mucho entre 2011 y 2015: pasó de firmar acuerdos de ciudad a la tensión más absoluta. Aún así, durante su despedida en 2016 Maroto volvió a defender la necesidad de “pactar entre diferentes”, mientras Antxon Belakortu recordaba el día que acabó en la vivienda de Maroto a las 4 de la mañana.

Este martes, en el Senado, Maroto recordaba así su relación con EH Bildu: “Su obsesión hasta límites insospechados por echarnos de la alcaldía de Vitoria. Para Bildu yo era el enemigo, y ahora parece que usted es el amigo. En aquel momento mi gobierno significaba una amenaza para Bildu”.  Y así fue el final de la legislatura. Pero antes, desde 2011, hubo momentos de complicidad, que recordamos.

Pactos de ciudad


El pacto más importante sirvió para paralizar el BAI Center y trasladar a Euskaltzaindia la Estación de Autobuses. Maroto alabó entonces en público y en privado a Bildu (entonces sin EH) porque permitieron sanear las cuentas municipales.

También acordaron liquidar la ARICH, agencia encargada de la regeneración del Casco Histórico. Una sociedad pública muy criticada por la gestión que se hizo, sin contar con el vecindario. PP y Bildu acordaron cómo regenerar desde ese momento el Casco Viejo.

Un tercer acuerdo alcanzado fue crear una tasa de basura más elevada para las viviendas vacías. En este caso fue un acuerdo entre PP, PSE y EH Bildu, que un año más tarde PP y PNV deshicieron.

El concejal Antxon Belakortu fue el principal interlocutor que Javier Maroto encontró en EH Bildu. Belakortu llevaba varios años como concejal de Eusko Alkartasuna (integrada desde 2011 en Bildu), y ambos establecieron una relación profesional de respeto mutuo. Especialmente cuando Maroto fue concejal de Hacienda en la época de Alfonso Alonso (1999-2007).

En 2011 Bildu acababa de aterrizar en las instituciones: gobernaba en Donostia y Gipuzkoa, mientras en Vitoria-Gasteiz pasó a ocupar un papel relevante con 6 concejales, los mismos que tenían también PNV y PSE: a Maroto le servía cualquiera de los tres partidos para alcanzar mayoría. El PSE estaba descartado por la mala relación personal entre Lazcoz y Maroto, así que jugó inicialmente a los acuerdos con PNV y EH Bildu, decantándose posteriormente más por el PNV.

“Todos caben”


Maroto alabó en septiembre de 2011 los pasos de Bildu en favor de la paz, aunque entonces les pedía también la condena explícita de la violencia.

En otoño de 2011 Maroto apostó por el “todos caben” y pidió que EH Bildu (entonces se denominaba Amaiur)  fuese tratado como un partido más, tras el veto a que tuviese grupo político propio en el Congreso. Durante sus años como alcalde Javier Maroto insistió en varias ocasiones en el pacto entre diferentes, lo que le llevó incluso a ser criticado por los miembros más duros de su partido. En su despedida como concejal de Vitoria-Gasteiz volvió a incidir en ello. Ese día incluso hubo anécdotas de todo tipo.

‘Agur Maroto’


La tensión entre PP y EH Bildu aumentó en los años finales de la legislatura de Javier Maroto como alcalde. No lo hizo por una cuestión identitaria España-Euskal Herria, como había ocurrido apenas una década antes. En este caso el discurso de Javier Maroto pidiendo un mayor control en la RGI llevó a EH Bildu a articular el movimiento de respuesta. Ya en octubre de 2014 Larrión planteó un pacto entre el resto de fuerzas para “aislar a Maroto”. La tensión se notó en la calle, y fueron PP y EH Bildu los grandes referentes institucionales de este enfrentamiento. De hecho Maroto y Larrión buscaron el cuerpo a cuerpo, obviando al resto de candidatos.

Además el PP impulsó Ayudas más Justas, y desde los sectores abertzales se respondió con Gora Gasteiz. Un movimiento que acusó de racismo a Maroto y tuvo una fiesta culmen a mes y medio de las elecciones, a lo que Maroto llamó “encuentro de batasunos”.

El enfrentamiento ciudadano tuvo su punto álgido el mismo día de la investidura, donde partidarios y detractores del hasta entonces alcalde tuvieron que ser separados por la Ertzaintza.

Pese a esta contestación social Javier Maroto logró mantener los 9 escaños en las elecciones de 2015, a gran distancia de EH Bildu. Esa noche EH Bildu celebró que habían quedado en segundo lugar. Pero Miren Larrión sorprendió a muchos con un discurso: “Vamos a trabajar para que Javier Maroto no gobierne en el Ayuntamiento”.

Los días siguientes sirvieron para ver la dificultad de que el PNV (tercera fuerza) apoyase a EH Bildu para derrocar a Javier Maroto. Así que EH Bildu optó por ceder sus votos a la tercera fuerza y así (con el apoyo de Podemos e Irabazi) Javier Maroto fue desalojado de la alcaldía, con cambio de opinión del PSE a última hora para no votar lo mismo que EH Bildu. Finalmente Gorka Urtaran fue elegido alcalde y el “Agur, Maroto!” se convirtió en símbolo de la izquierda abertzale.

Los siguientes meses fueron de mucha tensión en el Ayuntamiento. El PP era el grupo mayoritario, pero estaba en la oposición. Javier Maroto fue elegido 5 días después vicesecretario general por Mariano Rajoy, y una semana después bautizó a Miren Larrión como “alcaldesa en la sombra”.

Pacto entre diferentes


En octubre de 2016 Javier Maroto abandonó el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, y aquí puedes ver su despedida, en la que defendió el “pacto entre diferentes“. Dale al play y verás los discursos de Antxon Belakortu y Javier Maroto:

“Es necesario subrayarlo ahora que está de moda y que se impone. O se pacta entre diferentes o las cosas no salen adelante. Cuando veo en Madrid que es una novedad tener que entenderse entre distintos me acuerdo de la etapa como alcalde. Y además siempre respetando las convicciones. Cuando el pacto era entre diferentes y salía adelante ese pacto valía más y era más duradero”, aseguraba entonces Javier Maroto.

Antxon Belakortu recordó en ese pleno una anécdota que tuvo cuando él era aún concejal de Eusko Alkartasuna: “Aquel día que acabamos a las 4 de la mañana en tu casa“, le espetaba a Maroto. “¿Qué pinto yo a las 4 de la mañana un día de labor en casa de Maroto? Se habían cerrado todos los bares y decidimos ir allí”, aclaraba Belakortu: “Hemos tenido una buena relación en lo personal”.

Agur, Maroto (bis)


En abril de 2019 EH Bildu dejó a Javier Maroto sin escaño en las elecciones generales. La izquierda abertzale realizó una campaña muy intensa, enfocada precisamente en evitar que Maroto contase con un escaño en el Congreso de los Diputados. La victoria de EH Bildu sobre Javier Maroto fue una sorpresa para todos, ya que las encuestas les daban escasas opciones de superar al PP.

Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Mercedes dice:

    A este tipo, Don Maroto, solo en política le han importado sus intereses personales, ha utilizado toda la basura posible a fin de medrar en el partido y en la política, y el adaliz de la lucha contra el fraude, el que hubiera si lo hubo, de los pobres y que lo único que ha servido es para crear discordia, tensión y progresar para llegar donde está. Ese mismo tipo que no ha tenido ningún problema para empadronarse en un pueblo de Segovia, vulnerando la ley para representar a Castilla y León, por no decir que cometiendo fraude de ley, aquel que se le llenaba la boca con el slogan publicitario de Vitoria por encima de todo, menos cuando le ha convenido, aquel que en la madrileña plaza de Colón no hacía ascos a estar arrimado a la ultraderecha de Vox, aquel mismo que mientras era diputado en Madrid cobraba dietas teniendo casa en Madrid sin ningún reparo y ahora con más motivo aunque nadie le haya visto en el pueblo segoviano en el que está empadronado mientras vive comodamente en su casa de Madrid. Enfin, algunos se describen a si mismos y los hechos ponen a cada uno en su lugar. Enfin, menudo tipo, ese que va a las tripas de la gente exparciendo mierda por todos los lados para conseguir sus objetivos de tener poder, pero que luego es el mismo que comete fraude de ley para conseguir objetivos. Enfin, mejor que se “pierda” por los campos de Castilla, y no vuelva nunca más, políticamente hablando a esta ciudad y en lo personal, mejor que no vuelva ni de visita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.