Advertisement
Advertisement

Las nuevas medidas de fiscalidad verde se podrán incluir en la renta

12 octubre, 2021

Las medidas promueven el desarrollo y la movilidad sostenible

Las nuevas medidas de fiscalidad verde propuestas por la Diputación podrán incluirse en la renta. Y es que estas medidas se podrán liquidar durante este ejercicio porque entran con efectos desde el 1 de enero de 2021. Entre ellas promueven el desarrollo sostenible de explotaciones forestales, impulso de la bicicleta en desplazamientos laborales, uso de vehículos eléctricos y energías renovables.

bicicleta trabajo

En gestión forestal quedan exentas de declaración las subvenciones concedidas a los que gestionan de forma sostenible sus explotaciones. También habrá una reducción del 10% de rendimiento neto de la actividad económica a aquellos que desarrollen una explotación sostenible.

Dentro de esta materia se incluye la exención del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para las adquisiciones de fincas colindantes que permitan una gestión forestal más sostenible. Tanto para la exención como para la reducción es necesario tener el certificado correspondiente del Departamento encargado de la gestión de montes.

Por otro lado, este proyecto de la Diputación incluye una medida para promocionar el uso de energías limpias en autónomos y empresas. A partir de ahora, se mejorará el tratamiento fiscal en la inversión de tecnologías limpias. Para ello, se ampliará el límite anual de deducción en el Impuesto de Sociedades que pasa del 35% al 50%.

Otra de las medidas de desarrollo sostenible es la deducción del 10% en el IRPF de las aportaciones que las personas hagan a cooperativas de generación de energía sostenible para autoconsumo en la vivienda habitual.

En el capítulo de otras medidas tributarias del proyecto de Norma Foral, se incluye una regla especial de declaración de las compensaciones percibidas de los seguros agrarios por las pérdidas sufridas en los viñedos, con motivo de la granizada de junio de 2020.

Movilidad sostenible

Las medidas de movilidad están enfocadas al impulso de la bicicleta para que los trabajadores realicen sus desplazamientos laborales. Eso si, su uso no tendrá la consideración de rendimiento de trabajo en especie en el IRPF. Para las empresas se ha establecido una deducción del 10% en el Impuesto de Sociedades por adquirir bicicletas urbanas, incluidas las eléctricas, para sus trabajadores.

En cuanto al uso de vehículos eléctricos, las medidas aumentan el importe de referencia para el gasto de 25.000 a 35.000€. Estos vehículos deberán utilizarse solo para el desarrollo de la actividad económica de cada empresa.

coche eléctrico álava

Además, habrá una deducción en el Impuesto de Sociedades para las empresas que inviertan en la instalación de puntos de recarga para los coches eléctricos. La base de la deducción es el importe de la inversión en la obra civil, instalaciones, cableados y puntos de conexión necesarios para el servicio.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad