Advertisement
Advertisement

Mendiola sostiene que la cruz "se levantó sin la autorización del propietario de los terrenos"

23 abril, 2021

La Junta Administrativa denuncia el "linchamiento y juicio mediático, la caricaturización, el insulto y la manipulación"

La Junta Administrativa de Mendiola ha respondido al "linchamiento y juicio mediático, la caricaturización, el insulto y la manipulación". En un comunicado explican que el paso que se ha dado es determinar la propiedad de la cruz situada en la cima del monte Kutzemendi, en terrenos del Concejo.

Mendiola no hace referencia alguna a la retirada de la cruz. Tan solo menciona el paso previo: asumir su propiedad para posteriormente decidir qué hacer. Así lo decidieron con 37 votos a favor y 28 en contra. En realidad el asunto, más allá del significado histórico, se ha convertido también en un debate sobre las competencias de los concejos.

Ahora Mendiola inscribirá la citada cruz en el registro de bienes del Concejo. Posteriormente habrá un plazo posterior de dos meses para formular contra dicha resolución recurso jurisdiccional ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Vitoria-Gasteiz.

Mendiola asegura que ha tomado esta decisión "después de que ninguna administración ni persona hubiera planteado la propiedad de la misma, ni presentado prueba alguna durante el período a tal efecto establecido".

"Ahora en 2021, como en 1952 cuando se erigió la cruz sin la autorización del propietario de los terrenos en que se asentó, resulta necesario defender el respeto a los Concejos y a las personas que los integran, haciendo valer sobre todo y ante todo su libertad de opinión, de expresión y de decisión sobre sus bienes y derechos", sostiene la Junta de Mendiola.

La cruz que está en lo alto del cerro de Olárizu se instaló en 1952. El motivo original fue por la celebración de la Santa Misión en la capital alavesa. Posteriormente, el gobernador civil decidió instalar una nueva placa con los nombres de los sacerdotes alaveses que fueron ejecutados durante la Guerra Civil. De ahí su sentido franquista.