Advertisement
Advertisement

Menores no acompañados son voluntarios en la residencia Txagorritxu

18 noviembre, 2019

Los menores acompañan a los mayores en salidas y actividades de ocio

Personas menores extranjeras no acompañadas colaboran como voluntarios en la residencia foral Txagorritxu. Es una de las buenas prácticas que premiará el IFBS este martes, junto a la atención a la salud visual que realiza el HUA a los mayores de Etxebidea.

menores no acompañados residencia txagorritxuLa Residencia Txagorritxu y el piso de emancipación para personas menores extranjeras no acompañadas Bideberria III colaboran para facilitar la integración de estos menores. Es un voluntariado en las actividades de ocio de las personas mayores residentes desarrollada por tres jóvenes, en aquel momento menores de edad, que residían en un piso de emancipación. Las labores de acompañamiento consisten en salidas al exterior y excursiones, y actividades de animación dentro del centro residencial.

Esta colaboración tiene como finalidad favorecer la integración social de los menores en su proceso de autonomía personal y vida independiente. Asimismo, la experiencia logra una colaboración intergeneracional e intercultural que da la oportunidad tanto a las personas mayores como a jóvenes de conocer a otras personas de realidades sociales, personales y culturales diferentes, y formar parte
de una iniciativa socializadora y solidaria.

  • Atención visual

La segunda experiencia en la atención que recibirá el reconocimiento como buena práctica es el programa de tratamiento oftalmológico de las personas con discapacidad intelectual y necesidades de la Residencia Etxebidea.

Este colectivo tiene una alta prevalencia de problemas visuales. Miopía, cataratas o atrofia del nervio óptico son algunas de las patologías visuales más frecuentes en esta población.

Esta iniciativa ha contado con la colaboración del Hospital Universitario Araba, que ha realizado en la propia residencia un completo examen oftalmológico a las personas usuarias. Con esta intervención se ha conseguido mejorar la salud visual de las personas atendidas en Etxebidea y su calidad de vida.