Condena de tres años de prisión para Miren Larrión

24 mayo, 2022

El juez deberá analizar si Larrión ingresa o no en prisión

El juzgado de Vitoria-Gasteiz ha condenado a Miren Larrión por los delitos de hurto, usurpación de estado civil y falsedad documental. La condenada, aceptada por la propia Miren Larrión, establece tres años de prisión. Larrión justificó este robo por su situación psiquiátrica en ese momento: “Era un grito de ayuda”. En todo momento la ex portavoz de EH Bildu reconoció los hechos.

Queda aún por analizar y decidir, a través de las distintas alegaciones, si Miren Larrión ingresa o no en prisión. El acuerdo entre la fiscalía y la acusada hablaba de cambiar la condena por trabajos para la comunidad, pero esto deberá ser ratificado. La condena sí incluye la inhabilitación para presentarse a las próximas elecciones y una sanción económica.

La sentencia, adelantada por elDiario.es, recoge que Miren Larrión urdió un "plan preconcebido" para usurpar la identidad de una compañera del partido. La sentencia no establece cuál era el objetivo de Larrión con esta usurpación. Pero sí explica al detalle qué ocurrió en esos meses, desde que Larrión hurtó la cartera de su compañera el 22 de diciembre de 2020 hasta que fue detenida el 22 de enero de 2021.

Larrión utilizó la identidad robada para adquirir un teléfono prepago, crear un apartado de correos y abrir una cuenta en una oficina de Bankinter. Larrión llegó a "disfrazarse" para parecerse más a su compañera. Para ello se rizó el pelo y utilizó incluso gafas de pasta.

El juzgado sí ha aplicado una atenuante por su estado mental. Según recoge ElDiario.es "la acusada presentaba en el momento de los hechos un trastorno de estrés agudo y trastorno de ansiedad generalizado que afectaba a sus facultades volitivas e intelectivas, si bien mantenía el sentido de la realidad conservado".

La sentencia incluye un delito de hurto que no lleva pena de prisión, pero sí los delitos de usurpación de estado civil (con agravantes de "disfraz") y falsedad documental. En total la condena alcanza los tres años de prisión, y será el propio juez titular (actualmente hay una juez suplente) quien dicte sentencia y orden de ingreso en prisión o no. En el caso de no ingreso, Larrión deberá realizar trabajos para la comunidad.