Advertisement
Advertisement

Monitores y socorristas desconvocan temporalmente la huelga

12 septiembre, 2020

Aseguran que "se han chocado contra una pared" y no han logrado acuerdos con el Ayuntamiento

La huelga de monitores y socorristas ha llegado (de momento) a su fin. El Ayuntamiento ha anunciado que las instalaciones deportivas y las piscinas "recuperan la normalidad" y "funcionan con plena operatividad". Y no se debe a un acuerdo: los representantes de estos trabajadores han admitido que "se han chocado contra una pared" y que de momento no ven una posible solución al conflicto.

Los tres sindicatos, ELA, LAB y CCOO, han emitido un comunicado en el que reconocen que solo han encauzado uno de los tres puntos del conflicto: el de readmitir a la trabajadora despedida, que tenía "peso en la huelga". Las diversas movilizaciones y sentadas no han servido para que el Ayuntamiento modifique los recortes en horarios y en la oferta de los cursos municipales.

Por lo tanto, los monitores y socorristas deciden suspender temporalmente la huelga: "Este alto en el camino lo vamos a aprovechar para coger aire, prepararnos para volver a la calle y recuperar lo que nos han quitado. La lucha por unas condiciones de trabajo dignas no ha terminado".

Aun así, los sindicatos valoran los días de huelga realizados como "muy positivos", con un seguimiento "muy amplio". Acusan al Ayuntamiento de "querer alargar el conflicto" y de jugar "un papel lastimoso" en la gestión del conflicto. "Ha incumplido los compromisos tomados, se ha convertido en una institución completamente permeable, y encima nos ha tratado con desprecio con unas declaraciones totalmente clasistas. El Ayuntamiento ha dado la espalda a este colectivo", afirman.

Debido a esta derrota en la huelga, los trabajadores de estas instalaciones alertan a los gasteiztarras que se han quedado "con una oferta más pobre y unas piscinas que no garantizan una apertura y cierre seguras y en condiciones para su uso".

Además, acusan a las empresas adjudicatarias de "tirar los precios" que luego no les permiten negociar las condiciones óptimas para sus trabajadores.

11 días de huelga

Los socorristas y monitores de actividades deportivas ponen fin así a una huelga indefinida de once días. En agosto también tuvieron paros de dos horas por turno en las piscinas de Mendi y Gamarra, que obligaban a desalojar los recintos unas cuatro horas al día.

Tras varios de estos paros decidieron desconvocarlos como "gesto de buena voluntad" en las negociaciones con el Ayuntamiento, y amenazando con comenzar una huelga indefinida en septiembre. Huelga que finalmente se ha llevado a cabo.  La razón de estas protestas era el recorte del 32% en la oferta de actividades municipales deportivas para este curso, y también los 15 minutos añadidos en las entradas y salidas que los empleados debían añadir para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias. Minutos de trabajo extra que no figuran en sus nóminas.

El Ayuntamiento se ha desmarcado en casi todo momento del conflicto, aludiendo a que la negociación de los trabajadores debía ser con las empresas subcontratadas, y no con el Ayuntamiento. Los empleados, por su parte, siempre han achacado estas condiciones al Consistorio.

Comunicado del colectivo