Moreda quema a los Judas 'Ida Hija de La Fruta' y 'Poldo el Tractorista'

31 marzo, 2024

Salinas de Añana y varios pueblos de Rioja Alavesa también celebran esta tradición

El Domingo de Resurrección es sinónimo de Quema del Judas en Rioja Alavesa. Municipios como Samaniego, Lapuebla de Labarca o Moreda de Álava reviven una vez más la quema del muñeco. Muñecos que en algunos casos tienen una encarnación actual. En Moreda de Álava la tradición llega desde al menos el siglo XVIII, con la quema del Judas y la Judesa. Solo dejó de celebrarse durante los tres años que duró la Guerra Civil. En esta ocasión los dos Judas que ardieron tenían los nombres de 'Poldo el tractorista' y de 'Ida hija de la fruta'.

Dos personajes a los que los vecinos del pueblo han vestido y paseado por las calles. Tras prenderles fuego, agitan a ambos muñecos con la soga al son de las dulzainas.

Samaniego y Lapuebla de Labarca también han quemado a su Judas. En Samaniego el personaje acaba empalado tras el juicio público en la bolera del pueblo. Es en este punto donde se hace un repaso al año y a lo que ha ocurrido en el último año. Un repaso en el que se ha recordado la acumulación de vino en bodegas y se ha recordado cómo ha sido esta añada.

La quema y el juicio a Judas también se repite en otros puntos de Álava, como Salinas de Añana.

Judas fue el apóstol que traicionó a Jesucristo ante los Romanos, y quien le entregó con un beso en la mejilla, según la tradición católica. Judas representa el mal, y la quema de estos personajes significa el intento del pueblo por olvidar todo lo malo y por purificar.