Músicos y hosteleros se rebelan contra la limitación de 12 conciertos al año

Los hosteleros piden más información y recuerdan que la mayoría de los grandes grupos también empezaron en bares

Conciertos, poesía, DJs, transformismo… el nuevo reglamento del Gobierno Vasco sobre los eventos en bares y cafeterías ha generado mucho desconcierto en el sector. Gasteiz Hoy desveló en exclusiva el pasado jueves la limitación de 12 eventos al año y, desde entonces, las críticas han ido en aumento. Son muchos los hosteleros que ponen su granito de arena a la cultura en Vitoria-Gasteiz: “¿Se imaginan un decreto así en países como Irlanda?”, insiste Orbain.

Muchos grupos locales actúan y se dan a conocer en estos establecimientos.  “Los conciertos suelen ser gratuitos y no somos la MTV”, denuncian desde la asociación cultural Orbain.

Publicidad (Sigue leyendo más abajo)

Desde Orbain son claros: “La limitación alcanza a espectáculos y actividades recreativas sin que se especifique nada. ¿Que se considera espectáculo? ¿una solista? ¿un teatro? ¿DJs? ¿una exposición es una actividad recreativa? Es un ataque al pequeño comercio, bares, a su economía y al turismo”. En realidad, según está redactado el reglamento, incluso una exposición se podría considerar un evento incluido en esta limitación.

Desde Berri Txarrak a La Oreja de Van Gogh comenzaron actuando en bares

Andoni es hostelero y recuerda que “los artistas más famosos empezaron casi todos tocando en los bares“. La asociación Orbain pone nombres: “Desde Berri Txarrak a La Oreja de Van Gogh han empezado en locales pequeños o bares. ¿Qué futuro tienen los grupos que ahora empiezan?”

Publicidad (Sigue leyendo más abajo)

El alcalde Gorka Urtaran ha pedido tiempo para entender el reglamento y saber cómo afecta esta norma a la vida cultural: “Yo lo que quiero es que haya todos los conciertos posibles en la ciudad y que además garanticemos el descanso vecinal de los vecinos”. Pero, si la razón es el descanso de los vecinos, ¿por qué se prohíben los conciertos pero no la música en un disco? “No sé qué diferencia puede haber entre poner un disco y un concierto”, reconocía Urtaran.

Los conciertos de los bares son una forma de dar luz a todos los artistas que trabajan durante todo el año para poder expresarse a través de la música, y la música es una de las formas más bonitas de hacer que dos corazones puedan latir al mismo tiempo…”, asegura la cantautora Rocío Vilchez.

Endika, de Gasteiz Hardcore Crew, ve “esta forma de represión hacia la música” como “una más de las decisiones que toman para alejarnos de la cultura. Nos quieren idiotizadas y sin criterio y no lo van a conseguir”. Javi, de No Regret y El Arrabal, lo ve un “atropello, una vergüenza que hace que todas perdamos“.

Para The Faithless es “una patada a la vida cultural de nuestra ciudad en toda la regla”. Este grupo incide también en que “no había prácticamente ninguna queja de la ciudadanía por estas actividades”. “Demuestra una vez más la falta de empatía y interés que tienen nuestros políticos por la cultura”.

Sumision City Blues insiste además en que el derecho al descanso de los vecinos es “una excusa”. Y es que en los últimos meses el Ayuntamiento no ha sabido explicar ni enumerar las quejas recibidas por molestias de música en directo. Cuando han sido preguntados por este asunto, la respuesta siempre se ha dirigido a las quejas generales por ruido, ya sea música grabada o directos.

Javi lleva ‘El Show de La Polaca’ por los bares de Vitoria-Gasteiz (este mes estará en el Glass y La Cassette). Un show de transformismo que también se vería afectado por la normativa: “A nosotros también nos va a salpicar y hay riesgo de que esto dañe el artisteo que hay en Vitoria-Gasteiz“. Teme que, con las trabas administrativas, los hosteleros se lo piensen dos veces a la hora de contratar estos espectáculos, que “no son un concierto: son más humor e interacción”.

Niega el futuro a los artistas locales y destina millonadas a los centro comerciales del rock

sumision city blues

Iñaki, de Sumision City Blues, ve este reglamento como un “decretazo y un ataque frontal contra la cultura popular”. E incide también en la comparación entre la cultura local y los grandes festivales: “Niega el trabajo y futuro al colectivo de artistas locales mientras destina auténticas millonadas a centros comerciales del Rock, como ARF o BBK Live, únicamente aptos para bolsillos pudientes”.

Desde Childrain Iñi se muestra a favor de que se regularice “para que no haya problemas vecinales, pero limitarlos de esa manera hace flaco favor a la cultura de la ciudad”. Childrain cree que lo más sensato sería “poner unos horarios adecuados para el bienestar de todos. Nunca limitarlos en número, porque enriquecen la vida cultural de la ciudad”.

Andoni (The Gratix) urge a “potenciar y mantener la cultura musical que tenemos en nuestra ciudad, que es mucha y variada, así como atraer artistas de fuera a venir a actuar aquí”. Insiste también en que “poder disfrutar en directo de bandas no muy conocidas pero de alta calidad es, o debería ser, parte del ADN de Vitoria-Gasteiz”.

Rocío Vílchez es una cantautora que también acumula experiencia actuando en bares: “Yo creo que en una ciudad como Vitoria, tan progresista, en la que el arte se vive de una forma tan visceral, especialmente la música…sería un atraso limitar a los negocios que ofrecen su espacio a la música”. Rocío cree que “la música es una manera de unir a las personas y de alguna manera eludir los problemas o agobios del día a día”.

  • Dudas en la hostelería

Desde la hostelería se pide más información: Alfonso regenta un bar en Nueva Fuera y otro en la Pinto. En ellos suele hacer espectáculos de transformismo (donde en algunos casos se hace playback), conciertos y sesiones de DJs. No sabe cómo afectará esta medida ni qué limitaciones impondrá la normativa. “Creemos que, por ahora, hay muchas dudas respecto a la normativa, y el Ayuntamiento debería explicar cómo afecta y qué se incluye en esa limitación”. Por eso reclama al consistorio más información directa, ya que su programación para los próximos meses está ya en marcha y el nuevo reglamento le obligaría a tener que elegir.

the gratix conciertos baresAndoni también gestiona otros dos bares en el Casco (Kutxi y Zapa). Pide “conciliar pensando en el descanso de los vecinos, pensando en los decibelios y otros factores molestos, pero incidiendo en los que incumplen la ley y las licencias e incidiendo en las denuncias vecinales”. Andoni cree que “sólo interesa la escena musical y cultural cuando hay Azkena Rock o Festival de Jazz“.

El alcalde Gorka Urtaran insistía este viernes en que “no se limitan los conciertos en todos los bares, solo en aquellos que no tengan título habilitante”. El problema es que esa habilitación tiene un coste, que ni siquiera el ayuntamiento conoce. Más trámites, más planes de seguridad y una mayor insonorización del local: una inversión que pocos se pueden permitir y que el Ayuntamiento aún no ha concretado hasta qué punto sería necesaria.

3 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Gerardo dice:

    ¿Entonces se debería de permitir a los locales sin licencia que puedan hacer conciertos frente a los que invirtieron una fortuna en cumplir la normativa y hacerlo legalmente?…por no hablar de la diferencia de tasas, impuestos, autores, etc…
    ¿Y si por ejenplo, habláramos de un taxi, o un barco de pesca que ejercieran su labor sin licencia?
    Recordar también que los bares son negocios para ganar dinero y prosperar, cosa muy licita siempre que se haga dentro de la licencia correspondiente.
    Sin mas, a veces las cosas no son tan sencillas y los buenos, no son tan buenos, ni los malos tan malos

  2. Sara dice:

    Y ahí está Podemos cuyo secretario general en Álava fue el impulsor del NEFF que casi acaba con iniciativas culturales populares como Cortada, el festival de cine, el de audiovisuales de Montehermoso… para montar una cosa, que todavía no sé qué esnlinque fue, que nos costó 400.000 euros a los vitorianos

  3. Alcaporro dice:

    Deberían de aclararse estas normas del Gobierno Vasco de una vez y ser más específicas. La gente quiere acudir a conciertos y espectáculos, y los bares y pubs quieren ofrecerlos. ¿Quiere el Gobierno Vasco que esté la gente aburrida en sus casas? Es más, el Gobierno Vasco debería dar ayudas a los locales para aislar bien de los ruidos si hay quejas vecinales. También los locales pueden vender entradas para entrar a estos espectáculos. Hay que buscar una solución para que se puedan seguir ofreciendo espectáculos en los bares sin repercutir en el descanso vecinal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.