Dos pantallas reducirán el ruido que la N622 genera a los vecinos de Zuia

17 enero, 2017

Estas pantallas buscan mitigar la contaminación acústica que sufren vecinos cercanos a la carretera

La Diputación invertirá en los próximo cuatro años 1,7 millones de euros en la instalación de pantallas acústicas para reducir las molestias que el tráfico rodado genera zonas urbanas próximas a la Red Foral de Carreteras de Álava. Las primeras intervenciones beneficiarán a la zona urbana de Zuia que linda con la carretera N-622. 

El Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad de la DFA dará prioridad concretamente a las intervenciones necesarias para mitigar el ruido que genera el tráfico de la N-622 a su paso por las localidades de Sarria y Ametzaga, ambas pertenecientes al municipio de Zuia, ya que concentran el mayor número de potenciales beneficiarios. Además, y en el caso de Sarria, se localiza un edificio sensible como es una guardería. Hace años estas viviendas estaban separadas de la carretera por árboles que mitigaban el ruido, pero su tala ha hecho que sea necesaria otra barrera.

El primer paso será la redacción de los proyectos para colocar pantallas acústicas en Sarria y Ametzaga, y reducir los niveles de exposición en fachada hasta los 55 decibelios nocturnos. El Plan prevé una pantalla en Ametzaga en el margen izquierdo de un único tramo de algo más de un kilómetro de longitud y dos metros de altura; y dos pantallas a la altura de Sarria en el margen derecho del vial de 85 y 245 metros de longitud, respectivamente, y tres y cuatro metros de altura.

La pantalla de Sarria será de material absorbente, como puede ser la madera, para evitar que el efecto rebote pueda incidir en las viviendas situadas enfrente. Por otro lado, y de acuerdo al Plan de Acción contra el Ruido, se va a
proceder a sustituir las ventanas de la vivienda de un particular ubicada junto a la N-622 que no cumple los criterios objetivos que este documento estratégico establece para la colocación de pantallas acústicas. Se analizará el beneficio acústico de esta intervención y, en función del resultado, se estudiarán la adopción de otras medidas adicionales y/o complementarias.

128 personas sufren en tres zonas de Álava más ruido del permitido

El Plan de Acción contra el Ruido se deriva de los Mapas de Ruido elaborados previamente para evaluar el ruido en 34 áreas residenciales situadas junto a carreteras con más de 6.000 vehículos al día y detectar aquellas que superan el límite de calidad acústica fijado por la UE. Este límite asciende a 55 decibelios por la noche y 60 decibelios por el día en el caso de edificios sensibles como hospitales, guarderías, colegios y residencias de mayores.

El Plan fija a partir de dichos mapas y criterios objetivos tres zonas de acción prioritaria: el paso de la N-622 por Arangiz, el paso de la N-622 por Sarria, Ametzaga y Murgia, y el paso de la N-102 por Ariñez. Asimismo, define en cada caso medidas correctoras teniendo en cuenta el previsible aumento del tráfico en un horizonte de diez años para que la inversión resulte eficaz a largo plazo.

Un total de 128 personas soportan en estas tres zonas urbanas un ruido de tráfico por encima de los límites de calidad acústica y las medidas correctoras propuestas permitirían vivir al 83% de estos ciudadanos, según los estudios realizados, por debajo de dichos límites. También dejarían por debajo de los mismos los trabajadores y usuarios de dos edificios sensibles como la guardería de Sarría y la residencia de mayores de Ariñez.

Con todo, y teniendo en cuenta que todos los residentes en esas áreas ven mejorado su bienestar al ver reducido el nivel sonoro que llega a sus viviendas, el número de personas beneficiadas ascendería a 380.