Advertisement
Advertisement

"Necesitamos un centro de día en Vitoria para nuestros hijos"

5 julio, 2019

Familias de niños y niñas con necesidades especiales exigen a la Diputación Foral de Álava una solución para los periodos vacacionales.

Blanca de Eusebio, una madre vitoriana con tres hijos a su cargo, hace años que teme el momento de las vacaciones de verano. Uno de sus hijos, de 9 años, tiene discapacidad y necesita atención especializada y supervisión durante las 24 horas del día. "Yo no puedo hacerme cargo porque no tengo la formación necesaria" se lamenta.

Mientras los demás niños y niñas disfrutan de las colonias de verano o de cualquiera de las múltiples actividades que ofrece tanto el consistorio como la Diputación, el hijo de Blanca se ve obligado a quedarse en casa, "el ayuntamiento no tiene recursos para atender al niño", cuenta. En los programas que organizan las distintas asociaciones tampoco hay lugar para él, "en Aspace, por ejemplo, no lo admiten porque tiene movilidad y en Talur tampoco porque tiene menos de 16 años" explica.

Como Blanca, hay muchas familias que se ven en la misma situación, "atender a un niño con necesidades especiales durante las 24 horas es inviable, en algunos casos se pone en riesgo hasta su integridad física" declara, "son niños que no se pueden quedar con los abuelos u otros familiares".

Es por ello que Blanca ha comenzado, a título personal, una recogida de firmas en la que exige a la Diputación Foral de Álava que habilite un "centro de día que cubra los derechos y necesidades de los niños y niñas durante los periodos vacacionales". Cuenta ya con 1.200 firmas, pero quiere conseguir más.

firma-ninos-necesidades-vitoria

  • Dos años buscando una solución

Esta madre lleva "dando guerra" dos años y todavía no ha obtenido ninguna solución. Hace unos días pudo reunirse con el departamento de Bienestar Social, desde donde le trasladaron la necesidad de crear este centro, "pero tampoco me dijeron cuándo lo harán". En otras provincias cercanas como Bizkaia o Burgos ya cuentan con centros de estas características.

Uno de los servicios que ofrece la Diputación Foral es el 'Programa Respiro', en el que las personas dependientes son atendidas durante una semana en una residencia para que los y las cuidadoras puedan descansar. "Esta semana nos viene muy bien, pero el verano dura casi 3 meses" explica Blanca.

La única solución que dice que le han ofrecido desde la diputación es llevar al niño a un centro privado de Pamplona que cuenta con varias plazas públicas. También dice haber pedido, como alternativa, una persona de acompañamiento,  "pero eso es una solución individual, necesitamos una solución colectiva para todos los niños y niñas" afirma.