Advertisement
Advertisement

Ni los chinos sobreviven a la desertización del centro

27 septiembre, 2013

El local de la Calle Postas también cierra sus puertas

20130927-094246.jpgLlegados desde Oriente, parecen ver y aprovechar las oportunidades de negocio allí donde otros no las encontramos. Con una filosofía basada prácticamente en "trabajar para vivir" la población china de Vitoria se ha hecho un hueco en numerosos sectores de Vitoria. Primero fueron los restaurantes chinos, pero la saturación de este tipo de establecimientos les llevó a buscar otras salidas.

Optaron por la fórmula del bazar "todo a 100", siguieron con los bares y con las tiendas de alimentación e, incluso, con un restaurante de comida japonesa. En los últimos años han abierto numerosos comercios. Por eso sorprende también ver alguno de ellos cerrado. Es el caso del bazar de la Calle Postas, ubicado en una de las zonas de mayor tráfico de Vitoria, junto a la Farmacia Gonzalo Bilbao y el Pasaje Postas. El local ha echado el cierre y luce ya un rótulo de se alquila, tras varios años estando regentado por ciudadanos orientales.

20130927-094257.jpgEn medio de este negro panorama parece que hay quienes se atreven a abrir su propio negocio. La Calle General Álava ha dado esta semana la bienvenida a dos nuevos locales textiles, en su tramo más cercano al Parlamento.

Además, el Dakar ha reabierto con una nueva gerencia y la Calle San Prudencio vuelve a situarse como líder en el número de establecimientos y comercios abiertos en la zona centro.

Al mismo tiempo los operarios trabajan en la reforma de la antigua Oficina de Turismo, ubicada en la Plaza General Loma. El local, que abandonó el Ayuntamiento por su elevado alquiler, está sufriendo ahora una reforma en su interior.

 

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad