Advertisement
Advertisement

Ertzaintza disuelve a 200 personas que celebraban las ‘no fiestas’ de Agurain

4 octubre, 2020

Varias personas han quemado contenedores y han causado destrozos en Agurain

Unas 200 personas han querido celebrar esta madrugada las no fiestas de Agurain. Se han reunido en el Casco Viejo de la localidad y Ertzaintza ha intervenido para disolverlos.

Pero los incidentes han sido aún más graves: se han quemado contenedores y varias personas han atacado una sucursal bancaria. Dos jóvenes han sido detenidos acusados de sendos delitos de desórdenes públicos y atentado a agente de la autoridad.

Los hechos han tenido lugar alrededor de la una y media de esta madrugada, cuando patrullas de la Ertzaintza que realizaban labores de vigilancia por Agurain han detectado una considerable aglomeración de gente, alrededor de doscientas personas, en la zona del Casco Viejo. “Según se ha podido constatar se disponían a celebrar las 'no fiestas' al haber quedado estas suspendidas”, explica Ertzaintza.

Tras comprobar que no se estaban respetando las medidas decretadas con motivo de la pandemia del covid-19 Ertzaintza ha pedido mediante megafonía a los allí congregados que procedieran a disolverse.

Incidentes

En ese momento, según explica Ertzaintza, "un grupo ha comenzado a proferir insultos y lanzar botellas y otros objetos a las patrullas resultando un agente herido. Dos de los participantes en estos altercados han sido identificados, siendo detenidos como presuntos autores de sendos delitos de desórdenes públicos y atentado a agente de la autoridad".

Pero los incidentes se han repetido a lo largo de la noche. Se han producido barricadas, han incendiado contenedores y varias personas han atacado incluso una sucursal bancaria. Bomberos ha tenido que intervenir en distintos puntos del pueblo. Los incidentes se han sucedido hasta las 5 de la madrugada.

Valoración del alcalde

El alcalde de Agurain Ernesto Sainz ha felicitado a la hostelería, a la juventud y al vecindario de Agurain. Pero ha lamentado los incidentes: “Esta noche un 10 para la hostelería. Después de lo que están pasando es de agradecer su responsabilidad y su compromiso para luchar contra la pandemia. Un 10 para nuestra juventud. La respuesta de este colectivo esta noche ha sido de elogiar y de agradecer. Un 10 para las vecinas y vecinos de Agurain, que han sabido entender que este año no toca”.

“Un 0 para unas 200 personas que a las 1:30 de la madrugada continuaban aún en el Casco Histórico, después de cerrar los establecimientos de hostelería, desoyendo las recomendaciones sanitarias, en grupo, sin guardar las distancias y consumiendo. Por no hablar de lo que ocurrió después, contenedores quemados que todxs pagamos con nuestros impuestos”, ha concluido el alcalde.

Taberneros

La intervención policial se produjo tras el cierre de bares y fuera de estos. Y es que precisamente habían sido los taberneros de Agurain los que habían hecho un llamamiento a su clientela para cumplir con las normas sanitarias.

“Sabemos que hay muchas ganas de fiesta, nosotros también las tenemos, pero este año hay que actuar con responsabilidad”, habían pedido los propios taberneros en un comunicado en el que recordaban que ellos eran camareros, no policía.