Adiós al 2013

31 diciembre, 2013

El Papa Francisco y Luis Bárcenas serán probablemente los grandes protagonistas informativos a nivel nacional e internacional. Cada uno de ellos por motivos evidentemente opuestos, pero ambos han copado portadas a lo largo de este 2013. La actualidad local ha estado marcada sin embargo por una amplitud de noticias. En el ámbito deportivo el más […]

calendario-2013El Papa Francisco y Luis Bárcenas serán probablemente los grandes protagonistas informativos a nivel nacional e internacional. Cada uno de ellos por motivos evidentemente opuestos, pero ambos han copado portadas a lo largo de este 2013.

La actualidad local ha estado marcada sin embargo por una amplitud de noticias. En el ámbito deportivo el más destacado de 2013 ha sido, sin lugar a dudas, Natxo González. El entrenador vitoriano consiguió el ascenso con el Alavés y fue destituido por Zubillaga, el secretario técnico hacia el cual se dirigen desde hace tiempo todas las miradas y muchas de las dudas sobre el Alavés.

También Gonzalo Antón ha sido protagonista en 2013, a cuenta del alquiler de su local al Ayuntamiento, y de una polémica en torno a Muebles Bonilla.

En la actualidad local 2013 ha sido el año de las ordenanzas. Tres regulaciones polémicas que han generado mucho debate durante los meses de tramitación y que aún ninguna de ellas está en vigor.

La Ordenanza de Animales permite por primera vez que los perros puedan ir sueltos en determinadas zonas y a determinados horarios. Esta permisividad, sin embargo, ha provocado enfado en los dueños de los perros. Hasta ahora estaba prohibido llevar a los perros sueltos, aunque en la práctica no se actuaba contra quien no llevase correa. Esta misma ordenanza también ha acabado con los animales salvajes en los circos de Vitoria. Una iniciativa que fue aprobada con el apoyo de la oposición.

Las zonas 30 y la convivencia entre ciclistas, peatones y conductores se ha convertido también en el caballo de batalla del consistorio y de las asociaciones ciclistas. Un trabajo a largo plazo que ya ha comenzado a funcionar para muchos. El uso de las calles 30 se ha incrementado y la mayoría de los ciclistas cada vez se sienten más seguros. Lo que no despierta tanto entusiasmo es la prohibición a las bicis de circular por aceras estrechas, así como la futura restricción horaria en las áreas peatonales del centro. La nueva ordenanza para ciclistas aún requerirá de mucha concienciación ciudadana.

La Ordenanza de locutorios es la tercera pata que también levantó polémica a lo largo del último trimestre. La intención del Gabinete Maroto de crear nueva regulación específica para estos establecimientos vino acompañada de una denuncia del Alcalde no del todo cierta, en la que aseguraba que la mayoría de estos comercios incumplía la ley. La propuesta inicial no parece que vaya a salir adelante. PSE y Bildu rechazan cualquier regulación específica porque la consideran racista, mientras que el PNV ha propuesto suavizar la propuesta inicial.

Precisamente Urtaran y Maroto han sido a lo largo de todo el año esos hermanos que han jugado a pelearse delante de sus padres, mientras al mismo tiempo eran conscientes de que se necesitan el uno al otro. Urtaran, a quien cada vez más gente ve como futuro alcalde de Vitoria, ha ejercido una oposición en ocasiones muy dura contra su socio presupuestario: el PP.

Los blusas, que este año disfrutaron de un día más festivo aunque fuese el 1 de diciembre, también calentaron las redacciones y los peródicos con una guerra civil que arrancó a comienzos de agosto en GasteizHoy y que concluyó con la dimisión de su presidente Aitor San Pedro tras atacar a Iñaki Pérez de San Vicente. Dimisión y votación que dejó rota a la Comisión de Blusas y que ahora Luis Izaga tiene la misión de recomponer.

El Ford Focus Gris también ha sido un protagonista importante en nuestra ciudad. El radar móvil de la Policía Local, odiado por los conductores, se ha convertido en objeto de polémica por su mal aparcamiento y por no hacer uso posteriormente de las plazas pintadas para él.

2013 también ha sido el año de los proyectos. Algunos de ellos hechos realidad y otros aún en el cajón. En primer lugar Vitoria avanza hacia una nueva Estación de Autobuses que estará terminada en junio de 2014, pero de la cual aún hace falta conocer cómo se gestionará.

En 2013 también siguen las obras de la Avenida, que aún se prolongarán varios meses, lo mismo que la reforma del Europa. Eso sí, los vitorianos ya disfrutan de la fachada Vegetal del Palacio de Congresos, con opiniones, por cierto, no muy favorables en una ciudad en la que la crítica gusta a veces demasiado.

También en 2013 han arrancado las obras del Centro Cívico de Salburua, mientras se ha abierto el nuevo ambulatorio para dicho barrio. Entre las obras aún pendientes de inicio están el Centro Cívico de Zabalgana, la apertura del Centro de Salud y la Pasarela de Borinbizkarra.

2013 también es el año en el que hemos pasado del campo y la pradera a los fogones. Tras disfrutar en 2012 de la Capitalidad Verde Europea Vitoria se ha convertido ahora en la Capital Española de la Gastronomía, tras presentar una candidatura con una rapidez enorme. Candidatura que, pese a lo que pueda asegurar el jurado, no concita ni mucho menos tanto apoyo y tantas adhesiones como la Green Capital. Pese al orgullo de ciudad levantado, hay quienes ven este galardón como un asunto simplemente económico, y quienes aseguran que este premio hay que comprarlo.

Es evidente que 2013 también ha sido el año de la crisis, el de los despidos, los eres, los convenios caducados y la pérdida de derechos de los trabajadores. Los 19 trabajadores del servicio municipal de atención al ciudadano serán hoy los últimos damnificados de la crisis.

Por el camino se han quedado o aún siguen en lucha personal de la Clínica Álava, Foronda, el 010, Alestis, Laminaciones Arregui, La Esperanza, el sector del metal, la escuela concertada, los oficiales de control, los trabajadores de Bienestar Social o las ambulancias, entre muchos otros.