Advertisement
Advertisement

Nubedent ofrece indemnizaciones ridículas a los afectados por su cierre

16 mayo, 2017

El centro envía cartas a quienes reclamaron y algunos pacientes acuden a los tribunales

Nubedent ha comenzado a enviar cartas a clientes afectados por el cierre de la clínica dental. Lo ha hecho para ofrecer algunas indemnizaciones ridículas. Kontsumobide gestiona actualmente una decena de quejas, aunque otros afectados han decidido directamente reclamar en los tribunales.

Los despachos de abogados Salazar (Portal del Rey) y Gesko (Koldo Mitxelena) quieren presentar una demanda conjunta de los afectados por la vía civil. La vía penal ya fue en su momento rechazada por los juzgados y ahora buscarán directamente la devolución de cantidades.

Nubedent es una empresa gestionada por Julio Vilacoba San Martín como administrador único, un empresario sin estudios de odontología. Abrió en 2015 la clínica en la Calle Postas y la cerró en enero con numerosas deudas e impagos a trabajadores y proveedores. No era una franquicia ni una clínica Low-Cost, pero son varios los clientes que han acabado sufriendo la negligencia y el cierre precipitado.

Francisca pagó más de 2.000€ y ahora le ofrecen una indemnización de 36€

Francisca estaba en pleno tratamiento para tres implantes: le habían puesto dos tornillos y una muela provisional. Había pagado más de 2.000€ y aún tenía pendiente terminar el proceso, con la colocación de las piezas definitivas. Durante un tiempo esperó a saber si finalmente le atendían en otra clínica, como prometió el dueño de Nubedent.

Hace unos días, tras numerosas reclamaciones, recibió una carta certificada en la que Nubedent aseguraba que le correspondían 36€ de indemnización. Una indemnización que sólo recibirá si además renuncia a cualquier reclamación jurídica.

Francisca no había pagado todo el proceso, pero ahora si quiere seguir con él deberá conseguir una clínica con el mismo fabricante de implantes o empezar de nuevo con todo el proceso: "La muela provisional me la pusieron en diciembre y ya se me mueve".

Son varios los clientes que pagaron por el tratamiento y no lo han recibido. Clientes que tendrán que acudir a otra clínica para proseguir o incluso reiniciar el proceso. Por eso buscan reclamar en los tribunales. Desde el despacho de abogados plantean una reclamación conjunta para acudir unidos ante el juez y recuperar su dinero.