Vitoria aclara cómo instalar las cortinas de vidrio en terrazas

24 junio, 2024

Las cortinas de vidrio proliferan especialmente en los nuevos barrios como fórmula para cerrar las terrazas

Decenas y decenas de terrazas han instalado en los últimos años cerramientos con cortinas de vidrio. Son cortinas formadas por hojas de vidrio deslizantes y plegables, sin apenas carpintería. Estos cerramientos tienen menos impacto estético que los cerramientos tradicionales de mamparas con carpintería metálica. Hasta ahora había cierta libertad en este tipo de instalaciones por parte del consistorio. Ahora el Ayuntamiento ha emitido un decreto que establece cómo actuar en estos casos.

cerramiento balcones vitoria cortina de vidrio

Los cerramientos con cortinas de vidrio son distintos de los cerramientos tradicionales

Así, al contrario que en los cierres de terrazas mediante carpintería metálica, las cortinas de vidrio "no suponen un incremento en la edificabilidad total del edificio". Eso sí, para ser consideradas cortinas de vidrio deben permitir la visión de la fachada original del edificio, por lo que no podrán contar con estores u otros cerramientos. Tampoco podrán tener rotura de puente térmico, y contarán con la perfilería mínima necesaria para guiar las cortinas. Porque en este caso las hojas de vidrio son deslizantes y plegables.

Hasta ahora cualquier vecino podía instalar su cortina de vidrio sin necesidad de acuerdo del portal. Pero ahora esto cambia y se iguala al resto de cierres mediante mamparas. Ahora, con esta instrucción, la instalación de estas cortinas de vidrio obliga a un acuerdo en el portal: "Con la solicitud del primer cerramiento deberá acompañarse el compromiso de la comunidad a la aceptación del diseño tipo, que obligará a futuros posibles cerramientos".

La instrucción recuerda que en todo momento se debe garantizar las condiciones de ventilación y evacuación para las calderas, ubicadas la mayoría en terrazas y balcones. También explica que las cortinas de vidrio deben permitir su deslizamiento para garantizar la apertura total de la terraza.

Además, el Ayuntamiento aclara que estas instalaciones requieren de solicitud de obra menor, que incluya el pago de la tasa, la solicitud de licencia y el presupuesto con la descripción de la obra. También deben presentar al Ayuntamiento el acuerdo de la comunidad de propietarios de que han aceptado el diseño tipo. No podrán instalar cortinas de vidrio ni los áticos ni los edificios catalogados.

Instrucción del Ayuntamiento

¿Y el resto de cerramientos?

La Ley permite los cerramientos de terrazas y balcones, pero con varios requisitos, y siempre con una solicitud de obra menor. En primer lugar, y lo más importante de todo, requiere que para que haya un cerramiento, exista "un diseño común para todas las plantas y actuando en paquetes coherentes". Y recuerda, como en las cortinas de vidrio, que "la aceptación del diseño tipo obligará a los futuros posibles cerramientos". Además, como regla general, no podrá aumentar más de un 6% la superficie de la vivienda, con algunas excepciones.

Tampoco permite cerrar balcones y terrazas que previamente hayan sido ampliados. Además, al margen de las cortinas de vidrio, permite también el cierre mediante mamparas durante proyectos de rehabilitación, siempre que el cerramiento "mejore las prestaciones energéticas y acústicas de los edificios".  Eso sí, en este caso es obligatoria también la reforma de la fachada.

Hay que tener en cuenta que no se podrán instalar cortinas de vidrio u otro cerramientos si un vecino tuyo ha instalado otro tipo de cerramiento. Y la ley explica: "En edificios en los que se hubieran realizado cerramientos anárquicos, se podrá condicional la licencia de rehabilitación a la adecuación para una solución unitaria".