La odisea de llegar en autobús a Júndiz

13 noviembre, 2022

Las líneas 5b y 5c no cubren las necesidades de los trabajadores del polígono

Llegar a Júndiz en autobús de una manera óptima y a tiempo para trabajar es una tarea prácticamente imposible para la mayoría de trabajadores. La línea 5 de Tuvisa, la única que llega a Júndiz y en horarios reducidos, no cubre las necesidades de la gran mayoría de trabajadores del polígono industrial.

Además, la mayoría de empresas han prescindido de los autobuses privados para llevar a sus trabajadores al trabajo. Mercedes, por ejemplo, es una de las pocas que mantiene este servicio, que, sin ayudas, otras pequeñas y medianas empresas, aseguran, "no se pueden permitir" por sus altos precios.

El Ayuntamiento comenzó a trabajar algunos meses para crear un plan de movilidad a los polígonos industriales. Se trata de un plan para los trabajadores de las más de 350 empresas del polígono. Un plan complicado con el que abarcar los 7 millones de metros cuadrados de Júndiz.

En estos momentos, la Asociación de Empresas de Júndiz ha lanzado una app para que trabajadores de diferentes empresas puedan compartir coche para ir a trabajar. Antes de la pandemia, también hicieron una prueba con un préstamo gratuito de bicicletas que "tuvo mucho éxito". Sin embargo, ir en transporte público es una odisea.

Plan de Movilidad de los Polígonos Industriales

En primavera de 2021, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz publicó este Plan de Movilidad a los Polígonos Industriales de Vitoria-Gasteiz. El estudio concluyó que los trabajadores de los polígonos industriales dejarían el coche si aumentan las frecuencias de autobús y mejoran las vías ciclistas. De hecho, la Asociación de Empresas de Júndiz asegura que desde Salburua, el punto más lejano de la ciudad, se tarda menos en bicicleta eléctrica que en coche, como comprobó una asociada.

Desde entonces, el Ayuntamiento ha abordado algunas mejoras de las vías ciclistas, como los recientes cambios en la Avenida de los Huetos. Allí, el Consistorio ha creado un carril bici en ambos sentidos eliminando un carril de circulación. Sin embargo, las mejoras en el transporte público aún no han llegado.

cambio avenida huetos

La Avenida de los Huetos con su nuevo carril bici.

Según este mismo estudio, el 77% de los trabajadores de Júndiz acuden a trabajar en su automóvil. Con él, la mayoría de personas tarda entre 11 y 20 minutos en llegar a su puesto de trabajo. Un tiempo que, para la mayoría, es muy superior en caso de coger el autobús público.

Y es que a las pocas frecuencias y tiempos de espera, se le une también el recorrido del propio polígono. Aunque las líneas 5b y 5c recorren parte del mismo, las distancias son muy grandes al tratarse de un Polígono Industrial muy extenso. Esto hace que muchas personas tengan que recorrer un largo recorrido a pie el tramo entre la parada y el puesto de trabajo.

El 70% de los desplazamientos a los Polígonos Industriales en Vitoria-Gasteiz son en coche

Horarios y recorridos poco óptimos

Los horarios de Tuvisa para llegar a Júndiz son muy escasos. Las líneas 5b y 5c son las que dan servicio al Polígono Industrial, pero tan solo en algunos horarios concretos. Además, las frecuencias son de mínimo media hora.

Esto hace que para mucha gente no sea práctico utilizar este autobús. Y es que, en muchas ocasiones, se llega mucho antes al trabajo o debes esperar mucho al salir. Un tiempo de espera que, para muchos, supone estar en casa trasladándose en coche.

El recorrido de la línea 5 tampoco es óptimo para la mayoría de trabajadores

Por otro lado, esta línea de autobús no va y vuelve a Júndiz por el mismo recorrido. Los vecinos de Salburua, Txagorritxu y Sansomendi sí que pueden utilizar el servicio subiendo y bajando en el mismo punto.

Sin embargo, en caso de que un trabajador de Zaramaga o El Pilar use el autobús para ir a trabajar, las opciones para la vuelta son muy poco óptimas. Y es que esta línea de bus vuelve por San Martín, Ensanche y Judimendi, hasta que en la calle Valladolid se une de nuevo al recorrido de ida y vuelta.

Además, otros barrios muy poblados como Lakua, Ariznabarra o el propio Zabalgana, el barrio más cercano al polígono, no están conectados por autobús con Júndiz.

Tranvía o L11 de Tuvisa

En los últimos días se ha reactivado la opción de que el tranvía llegue a Júndiz, gracias a unas declaraciones del alcalde tras el anuncio del recorrido del tranvía a Salburua. Una propuesta que anteriormente ya se había hecho desde la oposición.

EH Bildu propuso que la próxima extensión del tranvía a Zabalgana incluyera un recorrido de 2,3 kilómetros más hasta la ITV de Júndiz. El recorrido del tranvía propuesto por EH Bildu iría desde Naciones Unidas (final de uno de los ramales del futuro tranvía a Zabalgana) hasta la ITV por Lermandabide y Las Arenas.

ampliacion zabalgana jundiz

El recorrido incluía tres paradas en Mercedes, en la intersección de las calles Lermandabidea y Zuhatzubidea y en la ITV. Esta última parada pretendían que fuera una pequeña estación intermodal, con buses lanzadera y alquiler de bicicletas y patinetes para evitar que el último tramo hasta los puestos de trabajo se tenga que realizar a pie. Sin embargo, PNV (que ahora lo apoya), PSE y PP tumbaron en un pleno municipal esta idea.

Otra propuesta, en este caso lanzada por el grupo municipal de Elkarrekin, ha sido la de crear una línea 11 de Tuvisa para Júndiz. Una línea específica electrificada que arrancaba en Júndiz, saldrá por la N102 hasta Alto de Armentia y entrará a Zabalgana por Mariturri. Posteriormente recorría Mahatma Gandhi hasta Avenida de Zabalgana.

De ahí entraba en la antigua Circunvalación, hasta la Calle Madrid, donde tomaba finalmente 8 de marzo. Entre Txagorritxu y la rotonda de la Calle Madrid compartiría carriles con el BEI.

linea 11 tuvisa

Además, Elkarrekin propuso también una tarifa reducida e implantar un carril bus para esta línea en la entrada al polígono. De esta manera, se evitaría que los embotellamientos afectaran al transporte público.