¿Cuál es el origen del caldo en los bares de Vitoria-Gasteiz?

8 diciembre, 2022

Las primeras veces que se ofreció caldo en los bares de Vitoria-Gasteiz se sirvió como aperitivo

Cada otoño los carteles de 'Hay caldo' vuelven a la mayoría de bares de Vitoria-Gasteiz. Y es que el caldo es uno de los productos más solicitados en los meses de otoño e invierno en muchas de las barras. Su demanda ha aumentado mucho en los últimos años, como alternativa al café de media mañana o al zurito y el vino del poteo.

caldo vitoria tradicion

El caldo es una bebida que se sirve desde hace décadas en Vitoria-Gasteiz, y que hoy en día se realiza de muchas maneras: pollo, jamón, verdura... Muchos recurren a la receta casera de toda la vida (hueso o verduras). Aunque también hay quien tira de 'pastilla' para darle sabor.

Y el caldo no viene solo. Muchos locales ofrecen añadirle picatostes, huevo cocido, vino blanco o tabasco. Todo depende del gusto del cliente.

El gastrónomo Tote González de Heredia explica que el caldo nació hace 300.000 años como algo que llama la "sopa que resucita a los muertos". Ya los Neandertales cocinaban en agua carne con algunas raíces y verduras. El caldo que quedaba de la cocción era la medicina para los enfermos. Decenas de miles de años después, hace entrar en calor a los cientos de vitorianos que lo piden en los bares.

El caldo comenzó a servirse como aperitivo en otoño e invierno en algunos locales hosteleros

Sin embargo, el origen de este producto en los bares de Vitoria-Gasteiz no está claro. Muchos ciudadanos lo recuerdan desde la década de los 80 o 90 como una bebida que se pide individualmente.

Pero su comienzo, según recuerdan varias personas del mundo de la gastronomía y de la hostelería, se remonta algunas décadas más atrás. Aunque nadie ofrece un lugar o razón concreta de su origen en la ciudad.

El origen del caldo en Vitoria

Las primeras veces que se sirvió caldo en los bares de Vitoria-Gasteiz se sirvió como aperitivo. Varios establecimientos del centro de la ciudad comenzaron a servirlos en los meses más fríos, como acompañante al vino durante el poteo.

"Era una buena manera de entrar en calor", asegura Tote González de Heredia. "Se comenzó a servir junto con el vino, tanto con el blanco como con el tinto. Cuando cualquier persona pedía un txikito o una chopera se acompañaba con el caldo; siempre en la barra", añade.

Mariajo Ochoa de Eribe también recuerda este producto en la Unión "de toda la vida". Rememora cómo algunos bares del entorno de la calle San Prudencio lo servían como aperitivo. Ahora, La Unión ofrece uno de los caldos más reconocibles de la ciudad.

Pero en los últimos años se ha extendido. Muchos se han rendido ya a esta bebida, que habitualmente se cobra al mismo precio que un café. Además, el cambio en los estilos de vida también ha influido en su mayor demanda: igual que ha aumentado el zurito sin alcohol o el café descafeinado, también lo ha hecho el caldo como otra alternativa sin cafeína ni alcohol.

El caldo también es habitual en otras ciudades como Logroño

El caldo es un producto que no solo se sirve en Vitoria-Gasteiz. En otras ciudades como Logroño también está absolutamente extendido este producto, del que, al parecer, tampoco nadie recuerda cómo llegó exactamente a la capital de La Rioja.

Artículo publicado originalmente el 16 de marzo de 2022.