Osakidetza deriva pruebas a Quirón para reducir su lista de espera

22 junio, 2024

Numerosos pacientes reciben estos días avisos para hacerse ecografías en el hospital privado

"Hospital Quirón Vitoria precisa ofrecer cita derivada de Osakidetza en radiología". Es el mensaje que en las últimas semanas están recibiendo muchos alaveses en sus móviles. Y, por si alguien piensa que es un fraude, no, no lo es.

Es la solución de Osakidetza para reducir sus listas de espera en pruebas diagnósticas: derivar algunas de ellas al Hospital Quirón Vitoria. Sobre todo las de diagnóstico por imagen. Ecografías especialmente, pero también algunas mamografías.

Por lo general, es Osakidetza quien avisa primero al paciente sobre esta derivación y luego ya Quirón contacta con ellos. Bien a través de una llamada o, si no contestan, de un SMS al móvil.

Radiología no da abasto

Hay casos de gente que llevaba esperando hasta un año para una ecografía y, tras la derivación, se la han hecho en apenas dos semanas. Es la forma de no retrasar aún más los resultados y, por ende, el diagnóstico.

Porque el servicio de Radiología en Osakidetza está desbordado. Falta personal sanitario para atender todas las pruebas que les llegan. Los propios profesionales no ocultan las demoras.

Txagorritxu

"En 6 meses, para diciembre, me toca ecografía y mamografía de revisión. Y la propia ginecóloga me advirtió de que ella lo pedía, pero que había tales retrasos que no podía prometerme que me hicieran las pruebas en el plazo correspondiente", reconoce Eva.

La situación no le pilla de sorpresa. Tampoco a quienes reciben las alertas del cambio al hospital privado. Saben que es la forma de acelerar los procesos, aunque, en ocasiones, toque hacerse las pruebas en fines de semana.

No es la primera vez que Osakidetza hace gala de este recurso. Ya en abril, la plantilla de Osatek aseguró que se estaba recurriendo a servicios externos para reducir las listas de espera. El personal de esta empresa pública adscrita a Osakidetza denunció que, en los últimos años, no ha habido sustituciones en fechas como vacaciones, festivos o fines de semana.

Entonces, Osatek les transmitió la "dificultad" de contratar personal eventual. A ello se une la falta de puestos estructurales suficientes para atender la demanda de resonancias magnéticas.

Listas de espera

Además, en 2023, entre julio y noviembre, Osakidetza derivó 155 cirugías de varices y hernias. También a Quirón. Por ellas, OSI Araba pagó 138.000 euros. Son datos de diciembre, la última vez que la consejera de Salud facilitó información al respecto.

Al igual que sobre las listas de espera para pruebas diagnósticas. Entonces, explicó que la media para una ecografía no ginecológica (a fecha de noviembre de 2023) era de 40 días. De 73 jornadas si se trataba de una endoscopia digestiva alta y 64,5 si era endoscopia digestiva baja. Y algún caso con más de 90 días para una mamografía.

Por no hablar de las consultas externas, con 173,5 días de espera en cirugía vascular y angiología, 161 en traumatología o los 147,7 de rehabilitación. Datos, insistimos, de noviembre de 2023, ya que no hay más actuales.

Aunque, visto que hay pacientes con más de siete meses de retraso para recibir una simple consulta telefónica con su especialista, es bastante factible que tampoco las citas presenciales hayan mejorado a estas alturas de 2024.

También resultan curiosas estas derivaciones de Osakidetza a Quirón cuando, en noviembre del año pasado, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, prometía reducir para 2024 el "peso de los conciertos sanitarios". Lo hacía en una intervención parlamentaria para desglosar el presupuesto de su Departamento este año, que aumentaba en un 5,3%, hasta los 4.896,6 millones de euros.

Entonces, insistía en que la mejora del Sistema de Salud vasco sería "con recursos propios, sin aumentar las derivaciones de procedimientos desde Osakidetza a centros privados".