Osakidetza hará un seguimiento a las personas que han intentado suicidarse

26 junio, 2022

Una enfermera llamará al paciente hasta en tres ocasiones una vez dado de alta

Osakidetza ha implantado en toda su red el denominado Código Intento Suicidio Reciente (CISR), un nuevo procedimiento para mejorar la atención y el seguimiento a las personas que han realizado un intento de suicidio. Asimismo, en su tarea preventiva, Osakidetza está organizando cursos de prevención del suicidio dirigidos a colectivos vulnerables tras la experiencia piloto con 250 personas.

El código CISR, operativo ya en todo el sistema público vasco de salud, se activa en el momento en que el psiquiatra responsable da el alta hospitalaria al paciente que haya intentado suicidarse. Automáticamente, se implementa la alerta en la historia clínica y se comunica al Centro de Salud Mental de referencia y al Consejo Sanitario.

Una vez dada el alta, la persona recibe en un plazo máximo de 48 horas una llamada de una profesional de Enfermería de Consejo Sanitario para interesarse por su estado y ofrecer pautas de apoyo en caso de que las necesite. Las llamadas se repiten al menos en dos ocasiones, transcurridos 15 y 30 días. Paralelamente, Osakidetza le ofrecerle una cita con un profesional de la Salud Mental en un plazo no superior a 3 días.

Cursos de prevención del suicidio

Desde Osasun Eskola de Osakidetza se ha puesto en marcha un primer curso online sobre prevención del suicidio. Está dirigido a profesionales no sanitarios y sanitarios no clínicos que están en contacto frecuente con colectivos vulnerables a la conducta suicida.

Se trata de una formación online, breve (3 horas) y autoadministrada. Consta de un módulo teórico y 4 casos prácticos. En ella se explican conceptos básicos sobre la conducta suicida para que los agentes sociales puedan detectar mejor a personas en riesgo, darles una primera ayuda y favorecer el contacto con recursos de ayuda específicos.

Durante el año 2022 se ofertarán 6 ediciones de formación con 500 plazas en cada una, siguiendo una estrategia de difusión coordinada y escalona dirigida a colectivos profesionales priorizados. En las 3 primeras ediciones se oferta a los trabajadores de servicios sociales, áreas de dependencia, igualdad y violencia de género de las 3 diputaciones y de los municipios de Euskadi; farmacéuticos comunitarios; asociaciones y ONGs.

Se ha realizado un pilotaje previo con una participación que ronda las 250 personas procedentes de servicios sociales, educación, asociaciones-ONG o farmacia comunitaria, entre otros. En una primera evaluación, el pilotaje ha mostrado mejoras en el conocimiento y la autoconfianza de los profesionales en relación a la prevención de suicidio. La satisfacción ha sido superior a 8/10 y en más del 97% de los casos la recomendarían en su entorno laboral.