Otra vez se cruza el Blusens

17 febrero, 2013

El Obradoiro puso fin a la trayectoria de Dusko Ivanovic en Vitoria y hoy ha hecho lo propio con la racha de Zan Tabak en Liga Endesa con doce victorias consecutivas.

Baskonia-OlimpiakosEl Obradoiro puso fin a la trayectoria de Dusko Ivanovic en Vitoria y hoy ha hecho lo propio con la racha de Zan Tabak en Liga Endesa con doce victorias consecutivas.

La pista gallega goza de un gran ambiente y más en los partidos importantes. Si a eso le sumamos que varios jugadores baskonistas llegaban con «problemas físicos», el encuentro se convertía en una trampa. Pese a todo la puesta en escena fue positiva. 0-5 o 5-12 con Nocioni y Causeur como referentes. No se hizo esperar la reacción gallega y un triple de Dewar culminaba una rápida remontada (18-16) cerrando el primer cuarto con ventaja local (19-18).

La irrupción de Lampe en el partido fue clave para Baskonia. El poste polaco se convirtió en el faro ofensivo bien secundado por Nemanja. Entre los dos anotaron 13 puntos consecutivos en poco más de cuatro minutos y 19 de los 21 puntos de Caja Laboral en el segundo periodo. Daba la sensación de que el equipo vitoriano le había cogido el punto al partido (36-40) pero en poco menos de un minuto tiró por la borda el trabajo realizado y lanzó la confianza de los de Moncho Fernández. Varias perdidas y dos triples de Corbacho dieron como resultado un 10-0 que mandó el partido al descanso con 46-40.

Corbacho, quién si no, abrió la veda en la segunda parte con un nuevo triple. Heurtel dio réplica pero los gallegos demostraban estar con una marcha más. Tal vez los problemas fìsicos, tal vez la acumulación de partidos duros y exigentes en pocos días, los viajes o cansancio mental…el caso es que al equipo vitoriano se le nota tocado y con dificultades para afrontar cuarenta minutos de batalla como actualmente te exigen todos los partidos europeos y la inmensa mayoría de los partidos de Liga Endesa, sobre todo a domicilio. El caso es que las diferencias se marcharon rápido hasta la decena de puntos (58-49) y eso fue como un muro infranqueable para los de Tabak.

En el último cuarto casi no se plantó batalla. Se les notaba desfondados y la ventaja alcanzó la máxima (74-57) ante la fiesta local. El pundonor de Nocioni y Nemanja permitió sumar al Caja Laboral y evitar una derrota sonrojante que terminó en 84-70 a favor del conjunto local.

La racha en Liga Endesa se termina pero la situación sigue siendo muy buena, puesto que Caja Laboral continuará segundo con amplía ventaja sobre el tercer clasificado. Más importante y complicada se antoja la situación en la competición europea donde esta semana se visita Atenas en un partido clave. No hay que decaer pero hay que buscar la manera de cargar pilas y coger oxígeno.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad