Ozaeta se engalana para sus fiestas

14 junio, 2022

Los vecinos de Ozaeta aúnan esfuerzos para limpiar y tener el pueblo listo para sus fiestas de este fin de semana

Ozaeta. Sábado, 9 de la mañana. Queda una semana para sus fiestas y la expectación reina en el ambiente. Los vecinos del pueblo charlan frente al txoko de la localidad. Txikis, jóvenes y mayores aguardan impacientes el reparto de tareas. Por delante queda una mañana de intenso trabajo. Los 200 habitantes del pueblo se vuelcan para engalanarlo y celebrar por todo lo alto sus fiestas, que comienzan este viernes 17 de junio.

Las fiestas de Ozaeta son las segundas de la Llanada Alavesa. La semana pasada las de Zalduondo dieron el pistoletzao de salida a un completo calendario festivo por los pueblos de Álava. En Ozaeta son muy conscientes de ello e, incluso, aguardan con "ganas pero también con cierto respeto" la gran afluencia de gente prevista para este fin de semana.

Ozaeta fiestas reunión

Los vecinos se reúnen a primera hora y el alcalde reparte tareas.

"Hay muchas ganas de fiesta tras dos años", constatan. Por eso, para facilitar los desplazamientos desde Vitoria y no usar tanto el coche, han fletado dos autobuses en lugar de uno solo, como en anteriores ocasiones.

El servicio es gratuito y parte desde la antigua estación de autobuses, en Los Herrán, a las once de la noche del sábado. El retorno será a las 6:30 del domingo, tras un contundente desayuno a base de txitxikis. Todas las plazas están ya ocupadas. A ellos se sumarán los que viajen en el Jaibus Vital desde otros puntos de la Llanada Alavesa.

Ozaeta limpieza fiestas

Y para que todo este público disfrute de las fiestas sin contratiempos, los vecinos de Ozaeta se emplean a fondo el sábado previo.

Reparto de tareas

Los más mayores, inmersos en la vereda anual, desbrozan plantas, reparan desperfectos y  limpian jardines y caminos. Los txikis colocan folletos, reparten afiches y hacen de raudos mensajeros entre unos y otros. Y los jóvenes instalan la txosna, aprovisionan y adornan el txoko. Y, lo más importante, levantan el escenario.

Ozaeta fiestas limpieza

Irantzu Martínez de Albéniz es la Moza de 2022 en Ozaeta

Horas de trabajo y dedicación en la que todos arriman el hombro y funcionan como una máquina bien engrasada. Las bromas y chascarrillos flotan en el ambiente. Y ojo avizor, cual directora de orquesta, la Moza de 2022. Irantzu Martínez de Albéniz. A sus 29 años, asume con orgullo, ganas "y algo de nervios" la responsabilidad de este cargo. No en vano, lleva dos años de parón esperando el momento.

Ozaeta fiestas moza

Irantzu Martínez de Albéniz, la Moza 2022.

Y es que Ozaeta es de los pocos pueblos del entorno (si no el único), que conserva esta figura festiva. Sus orígenes se remontan a décadas atrás. “Probablemente era la persona que se encargaba de contratar el vino y alguna otra cosa”, explica Irantzu. Durante muchos tiempo el puesto recaía en una misma persona. Pero, hace años, optaron por cambiar las tornas. Instauraron una rotación entre los jóvenes más mayores y, desde entonces, cada año la persona joven de más edad es la encargada.

Elegida por votación

Tratos con proveedores, contratación de la orquesta (son fieles a Lisker desde hace 25 años), de los diferentes espectáculos, gestiones municipales, tener al día las cuentas y las actas… Múltiples tareas recaen sobre esta figura que, cada año, es elegida por votación. “En octubre, en fiestas de Agurain, hacemos una cena y los jóvenes votamos quién será el Mozo o Moza, aunque al ir por edad, es bastante previsible”, explica Irantzu.

Ozaeta fiestas txoko

La cena de Navidad, la sidrería de marzo, las fiestas de junio y… la recogida de endrinas para elaborar el patxaran casero que, tras dos años listo, ahora es "gran reserva". Las labores se suceden durante todo un año, aunque ella cuenta con los consejos de su predecesor, Ibai, y de toda la cuadrilla que conforma la comisión.

Juntos han preparado un amplio programa festivo, con atractivos para todos los públicos. Por no faltar, no falta ni un taller de circo ni un espectáculo de trapecismo. "Queremos que haya actividades para todos, desde niños a mayores, que disfruten y se diviertan", remarcan ambos.

Ozaeta fiestas escenario

"No hemos perdido la figura del Mozo o Moza porque, al cambiar cada año, no son solo los dos de siempre que se encargan de todo y al final lo dejan", explica Ibai. Junto a Irantzu, observa cómo los txikis se implican en los preparativos. Prueba de que el relevo generacional festivo, en Ozaeta al menos, está garantizado.