Tarjetas de crédito y créditos rápidos: cómo pagar la deuda

| 13 diciembre, 2018

Reclamar las cláusulas abusivas de los intereses de los créditos puede ser la única manera de salir del agujero

Tuviste un gasto imprevisto que consideraste inevitable y caíste en las redes del crédito. ¿Has pedido un crédito rápido o financias tus gastos mediante una tarjeta de crédito? Sigue leyendo porque tu agobio puede tener fin. Revisar las condiciones de tu crédito y sus cláusulas es, en muchos casos, la solución. Si las cláusulas son abusivas puedes reclamar y zanjar la deuda. Te contamos cómo y por qué:

Es importante que dejes la vergüenza de lado y que hagas frente al problema cuanto antes para que no siga creciendo. Estos son los 3 tipos de crédito cuyos intereses deberías revisar:

  1. Tarjeta de Crédito en la que todos los meses pagas un porcentaje de lo gastado.
  2. Tarjeta de Crédito por la que pagas una cuota fija todos los meses. Se denomina “revolving”.
  3. Créditos rápidos que solicitas a entidades tipo Cofidis, Creditea…
  • ¿Qué intereses abusivos suelen tener estos créditos?

1. Interés Ordinario: es lo que pagas por lo que te prestan. Con frecuencia te cobran intereses entre el 20 y el 30%. Estos intereses están ya dentro de la usura, pero no los detectas porque te lo venden con un interés al 2% mensual: lo que es, por ejemplo, un 24% anual.

2. Interés de Demora: lo pagas cuando ha habido un impago de una cuota. Es posible que estas cuotas mensuales sean ya casi todo intereses. Pero si un mes no has podido hacer frente a la cuota el interés de demora puede ser del 30 ó 40%.

3. Comisión por Descubierto: Por el impago de una cuota, además del interés de demora, pagarás también una penalización.

4. Seguros asociados a la tarjeta: en ocasiones las tarjetas de crédito contienen unos seguros, que pueden ser de compras, o incluso de vida, por los que pagas una cantidad. En la mayoría de los casos desconoces que la tarjeta incluye estos seguros y no los usas por desconocimiento. Pero pagas por ellos.

¿Cómo salir de este agujero generado por un crédito de este tipo? Hablamos con Gracia Herrera, abogada economista de Asesores Herrera en Vitoria: “Es un caso similar al de las cláusulas abusivas de las hipotecas; muchos de estos créditos tienen intereses abusivos que se pueden reclamar de forma sencilla”.

Los gastos generados por los intereses abusivos de estos créditos no prescriben

Gracia sí recomienda “revisar y reclamar las cláusulas abusivas de tu crédito cuanto antes para evitar un impago“. Y es que cuando incurres en impagos es habitual que las entidades financieras “vendan la deuda a otras entidades que ejercen una gran presión sobre el cliente”, insiste Gracia.

Revisa tus créditos

  • ¿Qué ocurre si acumulas impagos en tus créditos?

Si algún mes has dejado de pagar la cuota correspondiente, los problemas crecen. No es difícil que la entidad financiera con la que contrataste el crédito venda a otra entidad la deuda que has contraído con ellos. Esta nueva entidad se encargará de atosigarte y presionarte para que pagues las cantidades adeudadas. Los métodos de presión habituales son:

  1. Aparecer en la lista de morosos
  2. Embargo de cuentas
  3. Embargo de nóminas
  4. Inicio de procedimiento judicial

Si incurres en impagos puedes reclamar igualmente las cláusulas abusivas, pero pagarás las costas

“Es muy común que las personas que tienen estos problemas acudan a un abogado cuando ya les han demandado por impago”, confiesa Gracia. Por eso es importante que revises antes las condiciones de tu crédito rápido o tarjeta de crédito. Si reclamas los intereses abusivos antes de incurrir en impagos ganarás también en costas.

Desde el despacho de Asesores Herrera en Vitoria recuerdan: “Lógicamente el capital que te han prestado tienes que pagarlo, pero el dinero correspondiente a las cláusulas abusivas lo puedes recuperar. Lo más importante en estos casos es que si recuperas este dinero puedes pagar lo que te prestaron y acabar con el problema”.

Prácticamente todos los créditos derivados de tarjetas y créditos rápidos tienen clausulas abusivas

De igual modo, en caso de que reclames los intereses abusivos cuando ya tienes un impago, aunque tengas que pagar las costas las pagarás con el dinero recuperado de las cláusulas abusivas. “Procuro siempre que no suponga un desembolso inicial para las personas afectadas”, aclara Gracia.

  • Cuidado con las navidades y las épocas de crisis

“He visto casos en los que el consumidor llevaba pagando estas cuotas 10 años. Hay más gente de la que pensamos involucrada en este tipo de créditos; la gente normalmente lo oculta porque en el fondo ya se sabe que es una financiación cara. A nadie le da vergüenza reclamar los gastos de hipoteca pero sí contar que se ha quedado pillado con un crédito rápido”, asegura la abogada.

Y es que no es difícil querer asumir necesidades que nos creamos y que, en el fondo, son superfluas, como los gastos elevados en Navidad o las vacaciones. “Todos los años aumenta en estas épocas la demanda de créditos rápidos o la financiación de los gastos con tarjetas de crédito”, sentencia Gracia Herrera.

Para acceder a estos créditos apenas te exigen condiciones: son créditos más fáciles de conseguir pero más difíciles de pagar

La experiencia indica que los consumidores que suelen contratar este tipo de créditos tienen economías ajustadas. “Son casos satisfactorios porque, aunque no se trata de cantidades muy elevadas, para los implicados supone un gran problema y les quitas un peso de encima”, subraya Gracia.

La crisis económica y bancaria es otro factor que aumenta la utilización de estos créditos arriesgados: “Los bancos daban más crédito pidiendo menos requisitos antes de la crisis, bien para comprarte un coche o amueblar la casa. Al cerrar el grifo del crédito, ha habido gente que ha acudido a estas entidades rápidas que exigen muchas menos garantías. Ahí ha habido unos años en los que muchas personas han visto estos créditos como una solución ante sus necesidades económicas y, luego, se han visto atrapadas”.

Y es que este problema puede estar mucho más cerca de lo que creemos. De hecho, en España había 50 millones de tarjetas de crédito hace tan solo 2 años, según datos del Banco de España en el primer trimestre de 2017. A este número habría que restarle las tarjetas de crédito cuyos gastos se abonan a final de mes. Estas tarjetas, también llamadas de ‘débito en diferido’, no generan intereses y, por tanto, no pueden llevar a los problemas comentados. Sin embargo, la cifra deja entrever que en los bolsillos tenemos millones de tarjetas de crédito que nos pueden jugar una mala pasada.


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. jose Manuel dice:

    necesito k se ponga en contacto contigo por un crédito rápido k veo muy abusivos el interes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

gasteiz hoy

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.