Los 2 kilómetros semanales de Ainhoa para ir al pediatra tras dar a luz

16 abril, 2024

Osakidetza deriva a Ainhoa al ambulatorio de Zaramaga, a casi 2 kilómetros de su casa, por falta de pediatras en su centro

Dos taxis a la semana para ir al pediatra. Es la única forma que tiene Ainhoa de que su bebé reciba la atención médica correspondiente. Esta vitoriana dio a luz hace menos de un mes, el 16 de marzo, y solo así puede recorrer los casi 2 kilómetros que separan el centro de salud de Zaramaga de su casa, en la esquina de las calles Andalucía y Santiago.

La elección no es por capricho. Todo lo contrario. Fue la que le asignó Osakidetza cuando aún se recuperaba del parto en Txagorritxu. Entonces la sorpresa fue mayúscula: porque a ella le corresponde el centro de salud de Aranbizkarra I, en la calle Sierras Alavesas.

Otros ambulatorios más cercanos

Centro de salud de Zaramaga

El centro de salud de Zaramaga está a casi 2 kilómetros de la casa de Ainhoa

Tampoco tendría problema con el ambulatorio de Olaguibel (a 800 metros) "y que es el que tienen los portales de enfrente de mi casa", desvela. O el de Salburua, a 600 metros de distancia. Incluso el del Casco Viejo, a 900 metros.

Pero es que el de Zaramaga, en la calle Puerto de Azaceta, le pilla a 1,8 kilómetros. Un trayecto de casi media hora a pie que para Ainhoa, aún recuperándose de las secuelas de haber dado a luz, no es cómodo ni sencillo de hacer.

A sus dolores y molestias se suman las recomendaciones propias para los recién nacidos. "Te indican que, al estar sin inmunizar, es mejor no meterlos en espacios cerrados. No me voy a arriesgar a ir en autobús", constata.

La única solución, por el momento, es el taxi. "Llevo un mes yendo semanalmente al pediatra. 25 euros de ida y vuelta. ¿Me los va a pagar Osakidetza?", ironiza. Eso sí, reconoce que una cosa no tiene que ver con la otra, y que la atención y trato del pediatra y enfermera pediátrica de Zaramaga "son muy buenos".

Falta de pediatras

Ha solicitado poder elegir en qué centro de salud ser atendida, y se lo han denegado "porque no es el protocolo establecido". La falta de pediatras en la red de Atención Primaria de Álava, cada vez más notoria, es la culpable de la situación.

centro de salud Aranbizkarra I

"En Aranbizkarra I me dijeron que solo hay uno, que está a punto de jubilarse y tiene el cupo cubierto. Y que no soy la primera familia a la que le pasa y ha puesto reclamación para ser atendida allí. A una amiga, que también le correspondía este, la mandaron a Aranbizkarra II. De eso hace ya más de dos años", detalla.

El panorama no pinta mejor en otros ambulatorios. "En Olaguibel me dijeron que hay 3 pediatras haciendo el trabajo de 6. Y una de ellas era del Casco Viejo y estaba allí. En Salburua también me comentaron que están muy saturados", relata Ainhoa.

Es consciente de que su caso no es el único. "Una amiga que vive en el Casco Viejo me dijo que tenía suerte de, al menos, tener pediatra fijo. A ella cada vez la atienden en un centro de salud distinto y con un profesional diferente. En Zabalgana otra amiga me comenta que la situación está cada vez peor", añade.

Queja al Ararteko

Pero ella no se resigna. Aguarda la contestación de Osakidetza a su reclamación, "aunque soy consciente de que dirán que no, como han hecho en otros casos". También ha puesto una queja en el Ararteko para ver "si jurídicamente se puede hacer algo".

Y está a la espera de que entre en vigor la nueva Ley de Familias de 2024. "Soy familia monoparental y tengo derecho a la igualdad. Si me tengo que andar desplazando esta distancia, no la hay", advierte.

No quiere ni pensar cómo se las apañará, de seguir así, una vez que empiece a trabajar: "tendré que pedirme permisos largos cada vez que vaya al pediatra", pronostica, medio en serio medio en broma.