Advertisement
Advertisement

La Blanca en pegatinas: una colección de casi un millar de adhesivos

2 agosto, 2021

La vitoriana Itziar Gutiérrez colecciona todo lo que le dan los blusas y neskak desde hace 8 años

Artículo actualizado; publicado originalmente el 8 de agosto de 2018

Hay mil maneras diferentes de disfrutar de las fiestas de La Blanca. Cada uno tiene la suya. Y la de Itziar Gutiérrez implica ir con un álbum de varios kilos de peso a los paseíllos. La culpa la tiene un elemento característico (y a veces polémico) de las cuadrillas: las pegatinas.

Esta vitoriana colecciona todos los adhesivos que le dan durate las fiestas. Los primeros que tiene son del año 2002, aunque empezó seriamente a coleccionarlos en 2010. "Me encontré un sobre por casa con varias pegatinas que había recogido de años anteriores. Decidí ponerlas en un álbum y a partir de ese año empecé a pedírselas a todas las cuadrillas", narra. No ha contado el número exacto de pegatinas que tiene, pero calcula que andará cerca del millar. Desde que empezó tiene todas las que se han repartido a lo largo de los años, a excepción de una que no consiguió en 2016.

pegatinas la blanca fiestas

Pegatina del 50 aniversario del Celedón (arriba a la izquierda)

Todos los días desde hace 8 años va al paseíllo y se coloca en el mismo sitio. Los blusas ya la conocen y automáticamente la inundan de pegatinas nada más verla. En 2012 incluso comenzó a recibirlas firmadas. "Zoroak empezó con las firmas. Me decían que tenían que estar seguros de que cada año tenía por lo menos una, así que empezaron a apuntar la fecha de cada año junto con la firma de un blusa", añade. Ahora recibe dedicatorias de todo tipo.

Aunque muchas pegatinas sean comunes e incluso no cambien de un año a otro, Itziar tiene auténticas joyas en su colección. "La más rara es la del 50 aniversario del Celedón, que además me la firmó Gorka Ortiz de Urbina. Me la ha pedido mucha gente pero no puedo darla; solo tengo una", relata la coleccionista. Otra de las más peculiares es una que realizó un blusa norteamericano que venía a formar parte de Los Biznietos de Celedón en La Blanca. Un año realizó una pequeña tirada de pegatinas especiales sobre su llegada y le dio una a Gutiérrez.

pegatinas la blanca fiestas

La pegatina que hizo el blusa norteamericano.

La coleccionista apunta que las pegatinas no son precisamente solo pegatinas: "Parece una tontería, pero es como recordar y revivir las fiestas de cada año. Sabes que pasaron cosas o tienes un recuerdo en particular por ellas". Muchas veces los blusas y neskak las han usado como burla a ciertos hechos de actualidad. La política siempre ha estado a la orden del día; Itziar tiene pegatinas que caricaturizan al exalcalde Javier Maroto, a la Familia Real o a otras personalidades de Vitoria-Gasteiz.

Gracias a ellas también sabe los aniversarios de las cuadrillas, o cuándo cambian de diseño. Pero en este gigantesco volumen no solo guarda pegatinas. Prácticamente archiva todo lo que le dan las cuadrillas; notificaciones o panfletos especiales, el orden de los paseíllos, pulseras o todo tipo de mensajes que le entregan los blusas.

En su álbum quedan registrados los nacimientos de las cuadrillas más jóvenes, los eventos especiales que celebran o sus anécdotas particulares. "Al final te muestran las fiestas de Vitoria-Gasteiz de una manera diferente", resume. Como un museo en miniatura.

Aun así, la colección corre un pequeño peligro para este 2019 y en los próximos años. Itziar no sabe si podrá estar este año en la calle Florida, donde siempre se coloca para recoger las pegatinas. No encontró trabajo en Vitoria-Gasteiz, por lo que tuvo que irse a vivir a Madrid. Este año intentará escaparse un par de días para seguir ampliando su larga lista de coleccionables. Seguro que los blusas la echarán de menos si no lo consigue.

pegatinas la blanca fiestas

La colección recoge diferentes campañas de los blusas, como la de prohibir las zapatillas en las cuadrillas.

pegatinas la blanca fiestas

Casi todas están firmadas por diferentes blusas y neskak.