Por qué las pelusas de los chopos no te dan alergia

17 mayo, 2022

Las pelusas de los chopos son semillas que salen de los árboles en mayo y junio

Llega mayo y vuelve el calor. En Vitoria-Gasteiz las pelusas de los chopos son un síntoma de que el verano se acerca.Es el momento en que los chopos sueltan estas semillas, que muchos confunden con el polen. Pero, en contra de la opinión generalizada, estas pelusas no son las causantes de las alergias. Las pelusas coinciden en el tiempo con la floración de especies (como las gramíneas), y por eso mucha gente asocia erróneamente las pelusas con sus problemas alérgicos.

Los chopos están presentes en barrios como Adurtza, Mendizorrotza, Sansomendi, Gazalbide o Gamarra. Son visibles, ya que son árboles de un gran porte.

pelusas de los chopos vitoria

Euskalmet publica habitualmente el informe de polen, aunque el último publicado tiene como fecha del 2 al 8 de mayo y entonces no veía polen de gramíneas. Sin embargo, es en estos días cuando tradicionalmente comienza esta floración.

Las pelusas de los chopos son semillas, no son polen. El polen son partículas microscópicas que se generan en la floración y flotan en el ambiente. Sin embargo, las pelusas de los chopos son semillas rodeadas por un algodón que les permite flotar e ir más allá. Solo los chopos hembra emiten estas semillas. Semillas que, además, proceden de una floración que se produjo allá por marzo.

  • ¿Y por qué siento alergia cuando veo las pelusas?

La aparición de estas pelusas coincide en el tiempo con la mayor floración de otras especies. Y los humanos tendemos a asociar lo que vemos (las pelusas) con lo que sentimos (el polen). El polen está en el ambiente y flota al igual que las pelusas.

En los últimos días, según años anteriores, debería haber aumentado el nivel de polen de gramíneas, roble, pinos y urticaceae. Así se puede ver en el informe semanal que publica Euskalmet.

Inflamables

Pese a no provocar alergia por sí mismos, estas pelusas sí son molestas para los paseantes, ya que en ocasiones se pueden meter en el ojo o en la nariz. Otro grave problema es que son altamente inflamables. Es previsible que en los próximos días Bomberos tenga que apagar varios incendios relacionados con estas pelusas.

Un pequeño problema que no debe dejar de hacernos disfrutar de un espectáculo de la naturaleza, muy visible en zonas como Txagorritxu, Sansomendi, Gamarra o Mendizorrotza, entre otras. Los chopos están repartidos por toda la ciudad, con lo que es fácil poder apreciar este espectáculo cerca de nosotros.