Advertisement
Advertisement

Los pensionistas se hartan de las largas colas y las comisiones de bancos

26 abril, 2021

Los pensionistas exigen que se abra una ventanilla y se garantice la atención en las oficinas bancarias

Los pensionistas de Álava están hartos del pésimo trato de los bancos. Las colas son ya insoportables para realizar cualquier operación corriente, y las comisiones siguen en ascenso. Hoy su lucha semanal por las pensiones se ha apartado momentáneamente para poner el foco en este otro problema que sufren muchos cada vez que necesitan hacer alguna gestión con su dinero..

El foco está especialmente en Kutxabank. Este banco, heredero de la Vital, es quien gestiona la mayoría de los ahorros de los alaveses, y denuncian que su trato es cada vez peor.

Kutxabank (y el resto de entidades) siguen ahorrando costes con una estrategia muy sencilla: cada vez tienen menos oficinas, y oficinas con menos personal. Incluso algunas sucursales han cerrado el servicio de ventanilla y únicamente cuentan con servicio de gestión. Un ahorro importante que tiene unos grandes perjudicados: los clientes. Kutxabank deriva a la banca on line sus operaciones, pero muchos pensionistas se pierden en esta gestión.

Son personas mayores que en muchos casos no tienen conocimientos informáticos suficientes como para gestionar su dinero de forma Virtual. Por eso en muchos casos sienten que los bancos tienen secuestrado su dinero.

"Tienes que esperar largo tiempo para disponer de efectivo"

"Las colas en las sucursales que aún quedan abiertas son de vergüenza. No reparan en las personas mayores que esperan de pie fuera", denuncian los pensionistas: "Tienen que esperar largo tiempo para disponer de efectivo. Se les complica y dificulta la gestión de su dinero, estableciendo horarios estrictos. También se les deriva a cajeros automáticos, para algunos de manejo dificultoso y arriesgado, y en algunos casos se les ofrece el servicio telemático con mayor desconsideración".

kutxabank comisiones

"Somos gente mayor, nos vemos muy afectados y estamos poco familiarizados con internet. Nos dificulta el mero hecho de poder gestionar nuestro dinero", explican desde el movimiento de pensionistas de Araba. Los pensionistas también denuncian el fuerte aumento de las comisiones.

"Hay gente en silla de ruedas o con muchos años que tiene que estar hasta más de una hora al sol, esperando su turno". En otros pueblos ni siquiera eso, ya que "han cerrado sucursales y nos remiten a cuestiones telemáticas".  Los pensionistas han incidido también en el fuerte aumento de las comisiones: "En la cuenta de la asociación nos cobraban en 2016 9,5€ al trimestre. Ahora son 25€ al trimestre".

Peticiones

Los pensionistas reclaman a las instituciones y a la banca algunas medidas.

  • Una ventanilla exclusiva para mayores de 65 años
  • Una tarjeta sin comisión ni límites para mayores de 65 años
  • Rebajar las comisiones al nivel de 2015
  • Garantizar el servicio presencial