Advertisement
Advertisement

Más de 140 personas duermen en la calle o en fábricas abandonadas de Vitoria-Gasteiz

5 octubre, 2021

Vitoria-Gasteiz tiene decenas de personas sin hogar, viviendo en la calle, y sin soluciones planteadas desde las instituciones

Más de 140 personas duermen en Vitoria-Gasteiz en fábricas y locales abandonados. El PP ha denunciado esta situación que se repite en distintos puntos de Vitoria-Gasteiz: "En Vitoria tenemos constancia de que entre 120 y 150 personas duermen en la calle, en cajeros automáticos, en soportales del Conservatorio de Música, la ermita de Arriaga,...", asegura la portavoz del PP Ana Morales.

Pero la formación también pone el foco en los polígonos industriales, donde algunas fábricas se utilizan como vivienda: "Duermen en naves industriales abandonadas de Gamarra o en la antigua fábrica de Fournier, donde hay un grupo de personas con enfermedad mental diagnosticada que duermen en el suelo y en condiciones higiénicas lamentables". En este caso algunos de los ocupantes son personas que anteriormente vivían en Olarizu, las viviendas derribadas hace meses por el Ayuntamiento.

Las personas sin hogar tienen perfiles muy variados: "Hay familias con niños y personas con discapacidad intelectual de 18 años y edad avanzada".

La procuradora popular ha cuestionado que Diputación tiene "dos partidas en exclusión social y están sin ejecutar. No se ha hecho nada en esta materia”. Y cuestiona especialmente el caso de Puente Alto, donde el propietario de la vivienda ha reclamado a la asociación que gestiona el albergue que lo abandone para poder utilizarlo. Morales acusa a Diputación de "abocar a estas personas a dormir en la calle, a la exclusión más absoluta”.

Puente Alto

En el caso de Puente Alto se han realojado ya a diez personas, pero quedan seis personas que viven allí y que no reciben atención de nadie, no han sido alojados. “Son seis personas con perfiles muy distintos, dos extranjeros sin empadronar, dos con enfermedad mental -una salió del hospital la semana pasada y lo derivaron a Puente Alto sabiendo la situación centro-, otras 2 personas están tratando de salir de la
exclusión social y están con trabajo, pero con sueldo muy bajo no les llega para una habitación y este esfuerzo tendría que ser respaldado por las instituciones”, ha explicado la procuradora popular.

Morales no ha dudo en cuestionar “¿dónde está la Diputación, que es la gran ausente de lo que está ocurriendo en Puente Alto, no ha respondido a las llamadas de auxilio de los responsables de Puente Alto, a pesar de que tiene competencias en exclusión social y enfermedad mental?”.

La procuradora de Populares Alaveses ha recordado que, en exclusión social, desde 2008 en la Ley vasca de servicios sociales la Diputación tiene competencias y no lo ha hecho. Por su parte, en enfermedad mental tiene la responsabilidad de alojamientos residenciales y hay una lista de espera de 85 personas, 57 llevan más de dos años. Hay también una persona con perfil muy similar que pasa por lo mismo que Koldo
Arribillaga, que falleció hace poco porque Osakidetza no le hizo una operación ya que no tenía donde pasar la convalecencia. “Las instituciones miran para otro lado, se pasan la pelota unos a otros”, ha denunciado.

Leer más...

2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Maria dice:

    En la ermita de Arriaga se amontonan los colchones, bolsas y mierda, allí hay chavales jóvenes que parecen de Marruecos, no es agradable cruzar el parque por esa zona. Cuando hay algún acontecimiento en le ermita, los echan y al día siguiente vuelven, a la policía no se les ve mucho por allí, saben de que viven?

  2. Ondo dice:

    Pienso que habría que regalarles una casa. Una para cada uno. Que no pasen por lo que hemos pasado los demás, de tener que trabajar y estudiar muy duro para conseguir una.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad