La Ertzaintza identifica a tres personas tras nuevos intentos de ocupación en Abetxuko

5 febrero, 2017

Un joven cercano a 'Los Pichis' amenaza con "una reyerta a tiros" a vecinos de Abetxuko

“Vosotros lo que queréis es una reyerta a tiros y la vais a tener”. Ésta fue, según la denuncia puesta ante la Ertzaintza, la amenaza que profirió sobre las 21,30 horas de ayer un joven cercano a ‘Los Pichis’ contra más de 20 vecinos de Abetxuko en un bar del barrio.

Estos hechos se produjeron el mismo día en el que la Ertzaintza identificó a tres personas por un nuevo intento de ocupación de una casa de la calle Los Tilos, donde anteriormente se habían establecido de forma ilegal una mujer de 'Los Bartolos' y su pareja. "En esa vivienda tenían hasta ahora varios perros, incluso después de abandonarla", señalaron fuentes vecinales. Hoy por la mañana han acudido de nuevo al lugar varias patrullas de la Ertzaintza y han cortado la calle.

Además de la amenaza de muerte, el joven denunciado dedicó frases obscenas y vejatorias de alto contenido sexual a dos mujeres que residen en Abetxuko y en ese momento estaban presentes en el establecimiento hostelero, según explicaron las afectadas. En concreto, a Pilar Castillo, la abogada que ejerció la acusación particular en el reciente juicio contra ‘Los Pichis’ por la ocupación de la casa de Arantxa. Y a la exdependienta que ha demandado a tres miembros del clan gitano por el altercado que protagonizaron en la panadería donde trabajaba.

Los vecinos pusieron una denuncia colectiva en la Ertzaintza por amenazas, coacciones y trato vejatorio

Por último, este individuo afín a ‘Los Pichis’ intentó amedrentar a otro vecino al asegurarle: “Tú no tienes pistola, pero yo sí”, mientras abandonaba el bar para montarse en el tranvía.

Así lo recoge la denuncia colectiva por "amenazas, coacciones y trato vejatorio" interpuesta a partir de las 22 horas de ayer en la comisaría de la Ertzaintza por Pilar Castillo. El joven también aseguró que “estoy loco y, como tengo una minusvalía, me da igual a lo que me condenen porque no voy a ir a la cárcel”.

La denunciante acudió a las instalaciones policiales de Portal de Foronda acompañada por un nutrido grupo de vecinos. En un principio, las más de veinte personas que fueron objeto de estas amenazas de muerte en el bar comunicaron a los agentes autonómicos su intención de poner una denuncia a título de individual.

Sin embargo, como se trata de una acusación colectiva, finalmente bastó con que una persona ofreciera su testimonio y tres testigos lo ratificaran. Sus declaraciones en las dependencias policiales sobre lo ocurrido se prolongaron durante casi dos horas y media.

Tú no tienes pistola, pero yo sí, intentó amedrentar a otro vecino mientras abandonaba el establecimiento

El joven que amenazó de muerte a los vecinos de Abetxuko suele acompañar a ‘Los Pichis’ y, a menudo, entra en la casa donde ahora reside la familia gitana en régimen de alquiler. Fuentes de toda solvencia aseguran que "es el ‘manitas’ del clan gitano. Realiza las conexiones ilegales a la red eléctrica para que puedan tener luz y les cambia las cerraduras”. Algunos vecinos añaden que "últimamente se le ha vuelto a ver mucho por el barrio. Cuando no está con 'Los Pichis', suele ir a los bares, donde pasa mucho tiempo jugando a las tragaperras".

Se trata de la misma persona que, hace unos dos meses, amenazó a Oskar González de Abetxuko, presidente de la asociación de vecinos Uribe Nogales. Le dijo que "si no paráis", en referencia a las movilizaciones vecinales, "vamos a tener que traer a todos 'Los Pichis' de Bilbao", explicó Pilar Castillo. Y también quién "hizo el gesto de rajar el cuello" al paso de varios vecinos que se dirigían a protestar contra la familia gitana frente a la casa de Arantxa.

La abogada ya interpuso una primera denuncia en la Ertzaintza contra este individuo el viernes. Ese día, "coincidimos en el mismo bar. Le vi, él me miró y me reconoció. Y, a la noche, me envío una invitación en Facebook como avisándome de que sabe quién soy. Pero yo también le conozco a él" por las amenazas que había dirigido previamente contra algunos vecinos de Abetxuko.

  • Nuevos intentos de ocupación

En cuanto a los nuevos intentos de ocupación, sobre las 13 horas de ayer "una mujer de 'Los Bartolos' y dos 'pichis' fueron identificados por la Ertzaintza" por acceder a una casa vacía situada en el 62 de la calle Los Tilos. Este inmueble, que pertenece a un banco, estuvo ocupado durante un tiempo por esta misma chica de 'Los Bartolos' y su pareja, que tras la llegada de 'Los Pichis' a Abetxuko "empezaron a dar cobertura" a otros miembros del clan recién llegados de Bizkaia.

Una mujer de 'Los Bartolos' y dos 'pichis' fueron identificados por la Ertzaintza por acceder a una casa vacía en la calle Los Tilos

"Como estaban enganchados de forma ilegal al tendido eléctrico, hace unos tres meses se les cortó la luz y abandonaron la vivienda". Sin embargo,"siguen entrando, de noche y de día, no sabemos a qué. Y, ayer al mediodía, vimos que la puerta estaba abierta y aprovechamos a llamar a la policía". La mujer de 'Los Bartolos' que fue identificada "es una de los dos personas que antes ocupaban esa casa".

Más tarde, alrededor de las 16.30 horas, algunos vecinos alertaron a la Ertzaintza de que "dos nuevos 'pichis' estaban intentando entrar en la casa de Arantxa", que permaneció ocupada por miembros del clan gitano durante casi cuatro meses. "Mientras uno manipulaba la cerradura, otro vigilaba por si se acercaba alguien". Sin embargo, a la llegada de la policía "habían huido, por lo que no pudieron  identificarlos. Aun así, entramos a la casa para comprobar que todo estaba bien. Y no vimos nada raro".

Algunos vecinos alertaron a la Ertzaintza de que dos nuevos 'pichis' estaban intentando entrar en la casa de Arantxa

Luego, "nos enteramos de que habían cambiado la cerradura de la vivienda en el 62 de la calle Los Tilos". Tras el altercado en el bar protagonizado por "el 'manitas' de 'Los Pichis', varios vecinos se acercaron a esta casa para comprobar que, efectivamente, habían cambiado el bombín de la cerradura. Y allí estaban de nuevo" algunos miembros del clan.

Al lugar acudieron "un centenar de vecinos" y varias patrullas de la Ertzaintza. Los agentes también mantuvieron una conversación con los miembros de 'Los Pichis' que ahora residen en una casa alquilada de la cercana calle El Cristo.

Asimismo, desde el jueves existen indicios visibles de que alguien intentó forzar el enrejado que protege la ventana de una casa en la calle Cuatro Caminos. La vivienda permanece vacía, como evidencia su puerta tapiada, una medida que su dueño tomó tras la ocupación de la casa de Arantxa. Aunque muchos vecinos atribuyen a 'Los Pichis' esta acción para intentar acceder al inmueble deshabitado, en este caso no hay pruebas de que los responsables sean miembros del clan.