Jump the Line: color y vida para las canchas de basket de Vitoria

18 febrero, 2021

El proyecto vitoriano renovará la pista de baloncesto entre la Calle Bolivia y la Avenida Gasteiz

Jump the Line quiere dar vida a las pistas de baloncesto de todos los barrios de Vitoria-Gasteiz. En 2019, varios artistas pintaron la cancha de basket y la mesa de ping-pong de la calle Caracas en el barrio de El Pilar. Ahora, el proyecto gasteiztarra apuesta por renovar la pista de baloncesto que está entre la calle Bolivia y la Avenida Gasteiz.

“Este parque es una zona insegura. Le queremos dar el uso que se debería, el de ir a jugar con los amigos y la familia” explica Ane Cabello, fundadora del proyecto. Jump the Line apuesta por la colaboración de las personas del barrio, a la hora de renovar las canchas de baloncesto. Por ello, el proyecto vitoriano hace encuestas a la comunidad para coger ideas y plasmarlas sobre las pistas.

Jump the Line es uno de los proyectos finalistas en el concurso ‘Historias Basket Lover’, con el que quieren conseguir la financiación para renovar esta pista de baloncesto callejero. Milena Martín, presentadora y embajadora del proyecto, estuvo en Vitoria-Gasteiz para conocer de primera mano este proyecto.

La idea vitoriana se basa en las canchas callejeras de Venice Beach, en Los Ángeles. “Nos gustaría pintar pistas por todo el mundo y crear ligas callejeras en las que todos puedan disfrutar del baloncesto” confirma Ane Cabello.

Leer más...

2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Itxaso dice:

    ¡Qué gran proyecto! Ojalá gane Jump the Line y si no lo hace, a mí como contribuyente me encantaría que parte de nuestros impuestos se dedique a financiar iniciativas tan interesantes como ésta

  2. jm dice:

    Una cancha de baloncesto dentro de una manzana de vivienda produce sonidos por encima de 75 dB a las viviendas que están a unos 30 m de distancia, muy por encima de lo permitido por la ley y por las ordenanzas. Numerosas sentencias han puesto límite o han prohibido este tipo de canchas. En todo caso, lo lógico es poner primero un suelo de goma.
    Es una zona de tránsito por donde pasan al día cientos de personas en varias direcciones, con los conflictos que puedan sugir por los balonazos. Hay sitios más idóneos para hacer torneos de baloncesto, alguno no muy lejano, como la cancha cubierta de un colegio cercano.
    A los vecinos más directamente afectados, esta empresa privada ni ningún otro organismo nos ha pedido cuál es nuestra opinión. Sería lo lógico.
    El lugar parece más adecuado para que los empleen niños de 6 a 12 años en sus juegos o con su bicicleta, como lo hacen últimamente con frecuencia. Es una franja de edad bastanta olvidada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad