Las placas fotovoltaicas superan ya a las térmicas en los tejados de viviendas de Vitoria

15 agosto, 2021

La aerotermia o la fotovoltaica están desbancando a las placas de energía solar térmica que tuvieron su ‘boom’ hace unos años en los edificios de nueva construcción

Barrios como Zabalgana o Salburua cuentan con placas térmicas en sus azoteas. Obligatorias desde 2007, esta tecnología era la favorita para fomentar la sostenibilidad de los edificios de nueva construcción. La legislación evolucionó en 2013, para permitir la instalación de otras alternativas renovables como la aerotermia o las placas fotovoltaicas.

Actualmente el EVE (Ente Vasco de la Energía) cuantifica en alrededor de doscientas las instalaciones de energía solar térmica instaladas en los edificios de la ciudad. Lo que representa potencias de cerca de 5MWt térmicos.

El cambio de legislación ha impulsado la instalación de placas fotovoltaicas. De hecho en los últimos años han superado a las instalaciones solares térmicas. Las placas fotovoltaicas cuentan en Vitoria con cerca de trescientas instalaciones, con una potencia aproximada de 6MW eléctricos.

Salburua junto con Zabalgana son los barrios con más instalaciones solares.

Un auge que se explica, según dan cuenta desde el EVE, por la normativas favorables tras la derogación del denominado “impuesto al sol” en 2018. Ahora con un abanico de tecnologías más asequibles, estas ‘nuevas’ tecnologías parecen desbancar a la tecnología solar térmica, cuya implantación no ha estado exenta de polémicas en Vitoria. El gran problema: el mantenimiento.

Revisiones para asegurar que funcionan

Pascual Polo, director de ASIT, la patronal del sector de energía térmica, explica que uno de los principales problemas de la energía térmica ha sido la falta de mantenimiento. Consecuencia de la obligatoriedad de la implantación de esta tecnología años atrás. “El promotor no estaba especialmente interesado en que eso funcionara bien. Estaba interesado en cumplir la normativa”. Lo que ha causado que en muchas de las instalaciones realizadas a partir de 2007 “todos los elementos no hayan sido de calidad”.

“No se comprueba que haya mantenimiento”

ASIT piden a las instituciones más control sobre el mantenimiento de estas instalaciones: “Es obligatorio que haya mantenimiento, pero no se comprueba. Las instalaciones deben estar monitorizadas”. Explica que uno de los principales ‘inconvenientes’ de esta tecnología es que siempre tiene energía auxiliar: gas principalmente.

“Al haber energía auxiliar el usuario nunca detecta si falla, porque la auxiliar le está engañando”. Y muchos usuarios no ven necesario reactivarla, porque tan siquiera son conscientes de los problemas en el rendimiento de las placas.

La energía auxiliar enmascara el bajo rendimiento de las placas

Desde Giroa, dedicada al mantenimiento de estas placas, coinciden en señalar que el mantenimiento es el punto clave para un buen rendimiento. “Son equipos que si no se les mantiene dan guerra. Recomendamos revisiones trimestrales, aunque depende un poco de lo que quiera gastarse el cliente”.

Coincide con ASIT al señalar que el principal problema es que es una energía auxiliar: “Cuando se rompe una caldera, o un depósito de agua caliente o una bomba ellos notan que no les llega el servicio. En el caso de la térmica como es auxiliar les cuesta más entender que tienen que hacer una inversión”. Señalan que es importante hacer pedagogía al cliente para “tratar de justificarles que les reporta un ahorro”.

“Aun no habiéndola mantenido es muy fácil ponerla en marcha. Por un diez por ciento de lo que cuesta la instalación pueden volver a funcionar” explica Pascual Polo, que pide a las instituciones implicación para “hacer una campaña de rehabilitación” y revisar a nivel nacional todas las instalaciones que no están funcionando al cien por cien.

“Una instalación se amortiza en cinco o siete años, una rehabilitación entre seis meses y dos años, dependiendo de la reparación”. Pide desde el sector una línea de ayudas que contemple la rehabilitación y mejora de las instalaciones.

Disparidad de rendimientos

El EVE desconoce el número exacto de instalaciones térmicas que no están en funcionamiento actualmente “ya que el EVE no es un agente que realice inspecciones al respecto” explican. Situación que ha sido polémica durante años en Vitoria por la falta de funcionamiento de algunas de estas placas. Según los datos de certificaciones energéticas desde el EVE dan cuenta de que actualmente “un alto porcentaje de las instalaciones -la práctica mayoría- están en funcionamiento”.

Según el EVE, “la práctica mayoría de las instalaciones están en funcionamiento”

La gran mayoría de averías a las que se enfrenta Giroa son provocadas por la meteorología. “Muchas son provocadas por el viento. Ni siquiera le supone a la comunidad un gasto porque lo suele cubrir el seguro”. Otra de las averías también muy comunes son las heladas:” Depende del grado de protección que tenga contra la congelación. Esas averías suelen ser sencillas, cambias una unión o sueldas la tubería y ya está”.

La mayoría de las averías según explica esta empresa de mantenimiento suelen ser muy normales, “fallos de bombas” por ejemplo, averías no demasiado costosas. “Pero luego hay siniestros importantes. Hemos tenido comunidades en las que por el viento se han movido muchas placas“.

Numerosos edificios municipales cuentan con placas solares en sus azoteas.

“Funcionar funcionan casi todas. Otra cosa es la disparidad de rendimientos que hay de unas instalaciones a otras en función del diseño.” Y es que según explican desde esta empresa hay instalaciones que rinden mejor y otras peor. Otro de los grandes problemas que ha arrastrado esta tecnología.

“Influye la calidad de placas y bombas. También el diseño. Inicialmente las instalaciones se ponían mal dimensionadas, demasiadas placas, ahora las instalaciones rinden mejor porque están mejor pensadas”. Problemas de sobredimensionamiento en las instalaciones, que tenían lugar hace unos años y que parecen haber quedado atrás con la mejora de las instalaciones existentes y la inclusión de nuevas tecnologías.

La aerotermia y la fotovoltaica desbancan a la térmica

“La solar térmica sigue instalándose pero la bomba de calor está creciendo notablemente” Y es que las ventajas de la bomba de calor (aerotermia) son mayores que la energía solar térmica. “La bomba de calor te da más cosas. Estamos trabajando por la hibridación de las dos tecnologías: bomba de calor y térmica”, explican desde la patronal de la energía térmica en España.

“La fotovoltaica antes era mucho más cara que la térmica y ahora está igual”

Desde el Colegio de Arquitectos, la arquitecta Jimena Ruiz de Landa coincide en que cada vez más la energía térmica se está viendo sustituida por otras tecnologías: “La tendencia es a colocar la fotovoltaica. Porque te da mas prestaciones, no solo lo utilizas para el agua caliente, esos megavatios puedes usarlos para los electrodomésticos. Tiene más aplicaciones”.

A esta ventajas de uso hay que sumar las bajadas de precio que las placas fotovoltaicas han experimentado en los últimos años: “Antes era mucho mas cara que la térmica y ahora esta igual: la tendencia es la fotovoltaica”. Aunque es una tecnología mucho más práctica en vivienda unifamiliares que en edificios residenciales.

“Si domotizas todo, entonces funciona bien. En un edificio residencial es más complicado”.  El principal problema de estas placas son las baterías: “En el momento punta en el que las placas están funcionando a pleno rendimiento y generando energía estás trabajando. Cuando llegas a la noche es cuando vas a hacer uso de esa energía”. Y a la tecnología de almacenamiento, a las baterías, les queda aún mucho por avanzar para que sean rentables y eficientes.

Actualmente son más las instalaciones de placas fotovoltaicas que de placas térmicas.

En este mismo sentido el arquitecto Patxi Cortazar explica que la energía fotovoltaica es una tecnología que “funciona muy bien cuando el consumo se hace al mismo tiempo que la produces. En cuanto lo acumulas funciona mucho peor”. Es en esos casos es cuando la amortización pasa “de siete u ocho años a veinte”.

“Hay un interés creciente por la aerotermia”

En Giroa coinciden en señalar el interés creciente por la aerotermia y la fotovoltaica. “Ahora la aerotermia ha dado un salto, resuelve a nivel de espacio muchos problemas.” De hecho, hay comunidades del centro de Vitoria que se están planteando la inclusión de aerotermia: “Sobre todo cuando cambian una caldera de gasoil antigua y ponen una instalación de gas o biomasa se plantean meterla. Porque las cubiertas de los barrios del centro son menos practicables para placas solares”.

Leer más...

6 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Sostenible dice:

    Antes de llenar todas esas terrazas de placas, igual hay que pensarse si existen alternativas que contaminen menos en cuanto a fabricación y su posterior reciclaje. No sea que nos pase como con las baterías de los vehículos eléctricos.

    • Xavi dice:

      ya hay informes de eso para cero emisiones finales por el CO2 que absorbe la vegetación aunque las placas en fabricación emitan algo, y son compatibles la eólica y fotovoltaica con los materiales actuales, es de lo mejor que tenemos por ahora aunque hay otras. En vehículos si que es más necesario dos cosas para que haya cero emisiones, lo más importante es reducir gran parte del parque de vehículos privados y el uso, por otros medios, también el sistema de propulsión descarbonizarlo por uno eléctrico, el almacenamiento de energía da igual porque es muy fácil de cambiar, algunos son 100% sostenibles, reciclables y funcionan aunque le faltan algunos años para que los gobiernos presionen a fabricantes, ya están funcionando baterías de sodio y pronto con hidrógeno, calcio,… que sustituirán al litio y dejarán de confundir a la población

      • Gerardo dice:

        La producción de la batería de un coche eléctrico emite más CO2 del que produce un coche de gasóleo en toda su vida útil.
        Y el reciclado, a día de hoy, de los extremadamente peligrosos componentes de las baterías no llega al 1% en Europa.
        Las reciclamos enviándolas al tercer mundo como “ayuda al desarrollo”.
        Dejemos de ser verdes para la foto

  2. pse dice:

    Obligatorias en Zabalgana y Salburua pero la pregunta es, ¿cuantas funcionan?

  3. Jeremías dice:

    Por ecologia y por economia, deberiamos llenar las azoteas de placas. Pensemos en la extension que tiene Vitoria, y el numero de fabricas, centros civicos, polideportivos, colegios… Son muchos metros cuadrados desaprovechados. No se a que esperamos para aprovecharlos. Deberiamos hacerlo de forma sistematica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad