Plácida victoria del Baskonia

10 noviembre, 2013

Laboral Kutxa supo imponerse en Valladolid en un partido que rompió antes del descanso y controló a placer en la segunda mitad. El partido se presentaba incómodo. Poco que ganar y sí mucho que perder y los primeros instantes así lo constataron con un pobre 6-6 en seis minutos de juego, jugando más a lo […]

Laboral Kutxa supo imponerse en Valladolid en un partido que rompió antes del descanso y controló a placer en la segunda mitad.

El partido se presentaba incómodo. Poco que ganar y sí mucho que perder y los primeros instantes así lo constataron con un pobre 6-6 en seis minutos de juego, jugando más a lo que le interesaba al conjunto pucelano. El tiro exterior daba las primeras ventajas al Laboral Kutxa que con un triple de Mainoldi en los segundos finales ponía la máxima en el marcador (13-20) tras una acertada recta final. Sorprendía la poca presencia de Hodge, el día del regreso de Heurtel.

Todo el buen trabajo del final del primero periodo se tiró a la basura en el arranque del segundo. Parcial de 7-0 en dos minutos con Scariolo moviendo fichas. Nuevamente, Mainoldi desde fuera devolvió la iniciativa al conjunto vitoriano, mientras Diop (muy buenos minutos los suyos) y Van Oostrum compartían minutos en cancha. Nuevamente el lanzamiento exterior salvaba los muebles para mantenerse por encima. Un brillante 7 de 8 firmaba el equipo mediado el segundo periodo con 21 de los 29 puntos sumados desde la línea 6,75, que chocaba con el escaso acierto del conjunto pucelano que firmaba un pobre porcentaje en tiros de campo. En los últimos tres minutos, como si de un plagio del cuarto anterior se tratase, el Laboral Kutxa volvió a romper el marcador al final del segundo periodo hasta marcharse a los 16 de ventaja (24-40) en un visto y no visto.

Del vestuario se salió con la premisa de romper el partido y el equipo cumplió. Con Hodge en cancha y Diop destacando, Nocioni ejecutaba para superar la veintena (28-49). La ventaja se estabilizó en cifras superiores a los quince puntos con el partido controlado hasta terminar el tercer periodo (42-65) con San Emeterio, el Chapu y Diop como jugadores más destacados. El resto del partido no tuvo mucha historia. Scariolo fue repartiendo minutos y el equipo siguió manteniendo ventajas importantes con suficiencia para terminar imponiéndose por un contundente 58-87.

Victoria plácida que viene bien para no descolgarse de los ocho primeros en la competición doméstica y coger algo de confianza para las exigentes citas europeas que están por llegar.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad